Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID DOMINGO, 14 DE AGOSTO DE 2016 abc. es espana madrid ABC La lucha contra el olvido de los hotelitos del Madrid Moderno del XIX Okupas, casas de acogida y vecinos de alto nivel adquisitivo residen en estas viviendas en el barrio de La Guindalera, que fueron levantadas como símbolo del progreso europeo de la capital que fue deportista profesional de remo En el portal, dos timbres dividen las viviendas de ambos: olo un breve paseo por las uno se quedó con el mirador; el otro calles de Castelar y Roma con la planta baja y el sótano. Este basta para percibir que el vecino cuenta que se han rodado barrio de la Guindalera tie- anuncios o escenas de series de tene algo especial. Una hile- levisión frente a su casa. Incluso grara de casas adosadas, con baron dentro en el recibidor. miradores de madera y grandes venEn esa misma calle, otras casitas no tanales que sobresalen de las facha- han tenido tanta suerte como la de Judas, contrasta con los edificios del res- len. Tras una valla metálica, estropeato de calles. Estas casitas fueron da y llena de grafitis, se esconden los construidas entre 1890 y 1906, en tres restos del número 30 del Madrid Mofases y por varios empresarios, maes- derno; una casa rodeada de lo que se tros de obra y arquitectos Julián Ma- intuye que en día fue un jardín. Quierín, Mauricio M. Calonge o Valentín nes okuparon Villa Sara transforRoca, entre otros con el objetivo de maron su nombre, inscrito en azulecrear una colonia de hotelitos en jos sobre la maltratada puerta, en Piuna zona por entonces alejada del cen- lla Farla tro de la ciudad. Se la llamó el Madrid También el número 14 fue tomado Moderno, el barrio más europeo de por usurpadores, y su historia apena todos los barrios madrileños escri- a los vecinos que recuerdan a su probía el ABC en 1906. pietaria. La mujer tenía el piso vacío, De estilo inicialmente lo guardaba para reforneomudéjar, la obra termiAltos precios marlo cuando dispusiera nó su tercera fase con vide dinero y poder dejársellas más modernas: dibu- En Castelar, una lo a su hijo. Pero hace villa, de 360 jos en ladrillo y azulejos de tiempo lo okuparon, y esmetros colores se combinaron con tuvieron por lo menos cuadrados, se ocho años viviendo allí. Se chapiteles y balcones de madera. Aunque fueron 62 lo dejaron destrozado, y alquila por las construidas, actualmenya apenas se pasa por 3.300 euros te solo se conserva una doaquí cuenta Ana F. la incena. Con el tiempo, alguquilina de la casa contigua. nas han desaparecido sin más; otras A lo largo de toda la calle de Roma, fueron okupadas, reformadas o, inclu- uno de estos hotelitos del Madrid Moso, han albergado un prostíbulo. derno no es hoy en día una vivienda, En los últimos números de la calle sino un showroom en el que se expoRoma, Julen se acaba de instalar jun- nen desde muebles o artículos de deto a su familia en una de ellas. La suya, coración hasta ropa y complementos. de un color verde oscuro, se encuen- Tras su fachada de finales del siglo XIX, tra entre otras dos viviendas adosa- se encuentra una casa restaurada de das del mismo estilo y con los detalles forma delicada, donde la madera está de la fachada bien conservados. Sin presente tanto dentro como fuera. embargo, a unos metros de ella, una Muy cerca, el verde de la madera de de las construcciones perdió su mira- una fachada se entremezcla con el de dor: Casi todos hemos reformado el la piel de dos jóvenes que hablan freninterior y mantenido la fachada, ex- te a ella. De piel oscura, uno cuenta cepto la de la casa de al lado, que se le cómo llegó en patera, desde Camerún, cayó y el dueño no la ha reformado hace 17 meses: Dos días de viaje en el Hace tres meses que se trasladó a la mar. Sin agua. Sin comida El otro, primera planta de esta casa, antes re- con timidez, admite que llegó nadansidía en la altura superior. Ahora vive do desde Ceuta. Una media hora dice un inglés que se acaba de mudar, creo que estuvo dando brazadas en la noADE PALOMAR MADRID Museo Taurino Calle Calle C ar ampan Ca C lio Ju lle Plaza de Toros de Las Ventas San cisco Fran tos ba am S oma Calle R lar e Caste Calle d l ena ard C C lluga Be Ventas lló Pere Ruiz Calle C lá lca eA ed all che, para que la Policía no consiguiera verles. Aseguran que tuvieron suerte Muchos de los inmigrantes que trataron de llegar a España no lo consiguieron y murieron en el camino. Ahora, los dos supervivientes se alojan en uno de los hotelitos del Madrid Moderno, en la casa de acogida que dirigen los frailes de la Orden Religiosa de la Merced. Esta fue, hace más de 30 años, la primera residencia para menores no acompañados por entonces, iraquíes que existió en España. Actualmente, por las habitaciones de la segunda planta pasan solicitantes de asilo que permanecen unos meses mientras consiguen sus papeles. Allí conviven, en este momento, 14 personas junto con algunos de los mercedarios. Vienen, sobre todo, de Guinea, Mali, Ceuta y Melilla; y suelen tener entre 18 y 22 años matiza Carlos Álvarez, uno de los dos educadores sociales del centro: Hace poco pasó por delante una persona muy mayor. Se quedó mirando la casa y dijo entre lágrimas que allí había vivido ella Vecinos cuentan que, tras esa fachada, se escondía hace muchos años un prostíbulo.