Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es espana madrid MADRID 95 Amenazado de muerte El abogado estaba hasta arriba de deudas, debía dinero a Hacienda y había sido intimidado según allegados de las víctimas cima de ellos papeles y libros para avivar la pira. Allegados a una de las fallecidas explicaron ayer que Salas Coveñas no acudía mucho por el despacho y que solía dar esquinazo a los clientes; en ocasiones incluso les plantaba en sus citas. Cuando eso ocurría, eran sus empleadas las que le telefoneaban y le decían que le buscaban con insistencia. El mismo miércoles se repitió ese guión cuando a las cinco de la tarde le llamaron y le dijeron que un tipo extraño preguntaba por él. Media hora después ya no contestaban. La Policía está revisando las cámaras de seguridad de la zona para ver si captó la imagen del sujeto y si contó con alguna cobertura. Tres vidas rotas MARITZA OSORIO RIVERÓN SECRETARIA Era la que daba la cara en el bufete Cubana, de 46 años, llegó a España hace dos décadas. Hace diez, se trajo a su hija a nuestro país. Siempre ha vivido con ella y con un primo hermano. Maritza, que ejercía como secretaria de Víctor Joel Salas Coveñas desde hacía unos cuatro años, era muy trabajadora y muy simpática, según sus allegados. Había trabajado en el sector de la hostelería, concretamente en un local de la cadena el Museo del Jamón, en un restaurante y en una inmobiliaria. Después, recaló en otro bufete, del que se marchó para acabar con Salas Coveñas. Era la que daba la cara en el despacho cuando su jefe no iba o daba plantones a sus clientes. Por ello, había recibido amenazas verbales, al igual que su compañera aseguraba un familiar. Este se mostró indignado con el que fue jefe de la asesinada: No ha llamado para dar el pésame. Es increíble El marido de Maritza, de su misma nacionalidad, fue deportado a su país por tráfico de drogas en el aeropuerto de Barajas. ELISA CONSUEGRA GALVÉZ ABOGADA Se casó con su jefe por los papeles Elisa Consuegra Gálvez, de 33 años y natural de Cuba, se acababa de casar con su jefe. Fue un matrimonio de conveniencia que se produjo justo cuando ella acabó de homologar sus estudios de Derecho para poder ejercer su carrera en España. Trabajaba en el despacho de Euroasia desde octubre de 2012, al igual que Maritza, según relató un amigo. Anteriormente, ejercía como secretaria. Había llevado ya tres casos desde que se convalidara su licenciatura en nuestro país. Como juez profesional en Cuba, primero de la ciudad Oscura trama en Perú Estaba hasta arriba de deudas, incluso con Hacienda; no lo entiendo porque tiene otro despacho. Creo que debía el alquiler del bufete y Maritza le hacía contratos temporales y la tenía rachas sin contrato. Le pagaba poco y mal y Elisa era autónoma decía un familiar de la primera mujer en el Anatómico Forense en alusión a Salas. Este se vio envuelto hace una década en una oscura trama en Perú, por la que recibió amenazas de muerte y que le trajeron a España en 2008. Denunció que su jefa, la magistrada Ana Espinoza Sánchez, favoreció al narcotraficante israelí Zeev Chen. La empresaria Myriam Fefén, que practicaba brujería contra él, fue asesinada. de Holguín y luego de la provincia, estuvo al frente de un tribunal municipal de 2008 a 2011. Presidió la Sección Especial del Tribunal Municipal Popular de La Habana, fue juez de la sección de delitos económicos, presidenta de la Sección Sumario Penal del Tribunal Municipal Popular y juez de la Sección Civil de dicho tribunal y de la Sección Laboral. Sus amigos confirmaron ayer su matrimonio de conveniencia y se negaron a hablar con la prensa. JHON PEPE CASTILLO VEGA CLIENTE Estaba en el lugar equivocado Jhon Pepe Castillo Vega, ecuatoriano de 43 años y nacionalizado español, había ido a recoger una documentación de su mujer. Pensaba que iba a ser cuestión de minutos; de hecho, dejó su coche mal aparcado con las luces de emergencia junto al portal del bufete Euroasia. Estaba en paro, era transportista y había colaborado en RTVE. Deja huérfano a un niño de 29 meses y vivía en el distrito de Carabanchel Amante del Real Madrid y del equi- po boliviano Oriente Petrolero, le encantaban los coches y todo tipo de música, sobre todos la pop, las rancheras y la salsa. Sus familiares ayer reconocieron su cadáver en el Instituto Anatómico Forense, como hicieron con los otros asesinados. Su viuda, visiblemente afligida, le encargó a una allegada que se encargara de cuidar a su hijo.