Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MADRID VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es espana madrid ABC Allegados y familiares de la abogada y pareja de conveniencia del dueño del bufete, saliendo del Anatómico Forense, ayer RAFA ALBARRÁN Triple crimen de Usera La Policía busca a un cliente del bufete e indaga en casos recientes del abogado Un tipo extraño esperaba al jefe del despacho, al que le han puesto protección, la tarde de los asesinatos. El autor usó un cuchillo y una palanqueta M. J. ÁLVAREZ CARLOS HIDALGO MADRID U na vendetta contra Víctor Joel Salas Coveñas, el responsable peruano del bufete donde se cometió el triple crimen, es la principal hipótesis de la salvajada ocurrida el pasado miércoles en el número 40 de la calle de Marcelo Usera. La Policía le puso ayer protección policial tras declarar por segunda vez, dada las amenazas de muerte que, según relató, había recibido en España por los asuntos de extranjería, embargos y delincuencia común que lleva; o de los que se encargó en Perú cuando ejercía como secretario judicial. Aunque todas las hipótesis están abiertas, las investigaciones ponen el foco en un episodio ocurrido en nues- tro país. Un cliente insatisfecho, alguna de las deudas económicas que tenía contraídas, según allegados de las víctimas... Los investigadores tienen claro que él era el objetivo; pero como no estaba en su despacho, Euroasia, este se convirtió en el escenario de una carnicería en la que fueron asesinadas dos empleadas suyas y un cliente. Se trata de su secretaria y mano derecha, Maritza Osorio Riverón, de 46 años, natural de Cuba; Elisa Consuegra Gálvez, de 33 y la misma nacionalidad, que fue juez de paz en la provincia de Holguín y que acababa de homologar su licenciatura en España; y Jhon Pepe Castillo Vega, de 43 que colaboró en RTVE, quien acudió a recoger unos documentos y se encontró con la muerte por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Se da la circunstancia de que Salas Coveñas, de 37 años, se había casado Víctor Joel Salas Peruano, de 37 años, trabajó en su país como secretario judicial y no como fiscal. Aterrizó en España a mediados de 2008 tras un turbio caso. Ejerce como letrado en Euroasia abogados, que también tiene despacho en Ciudad Lineal hacía unos diez meses con Elisa; era un matrimonio de conveniencia, para que ella legalizara su situación en nuestro país, indicó un amigo de ella. De hecho, no vivían juntos. El Grupo V de Homicidios está analizando con lupa el listado de representados del abogado peruano y tam- bién su agenda y el círculo íntimo de las dos empleadas, por si pudieran ser ellas por algún asunto sentimental el detonante de la espiral de sangre primero y fuego después que se desató en el piso de Usera. El asesino quemó los cuerpos con gasolina y papel para ganar tiempo y borrar pruebas. Hacía 15 años que Madrid no sufría un triple homicidio. Los investigadores buscan a un solo hombre como autor de los crímenes, perpetrados con inusitada violencia; por el modo en el que se llevó a cabo la matanza, un tanto burda, consideran que no la hizo un sicario. El presunto autor utilizó un cuchillo (hallado en la casa) y no un hacha, como se dijo en un primer momento, y la palanqueta de hierro que estaba en el despacho del letrado, con la que, supuestamente, habrían tratado de defenderse las dos mujeres, refugiadas en un cuarto al fondo de la vivienda. Con esa arma el presunto homicida habría golpeado de forma brutal a Jhon Pepe Castillo y a Elisa Consuegra, además de clavarle un cuchillo en la cabeza al varón. A Maritza Osorio le rebanó el cuello. Después prendió fuego a los cuerpos con gasolina y echó en-