Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es ABCdelOCIO 73 Proyas contra el mundo DIOSES DE EGIPTO Dirección: Alex Proyas. Con: Gerard Butler, Nikolaj CosterWaldau, Brenton Thwaites J. M. CUÉLLAR Mujeres al borde 7 DIOSAS V un laboratorio. La ecuación es transparente: una se queja de su marido, otra tiene un novio controlador que viene a espiarla, otra es lesbiana, y otra es una profesional absorbida por su trabajo que no depende de varón... Sería un ejemplo detestable de cine de tesis (no malo por la tesis, sino por la forma de plantearla) pero estamos en la India, en donde la violencia de género no es ninguna broma (violaciones colectivas como las que leemos en prensa con desgraciada regularidad) y en donde el discurso singular de cada una de estas mujeres sobrepasa lo exótico de su piel y sus costumbres para convertirse en universal. Todo lo seguimos con interés y asombro, hasta que Pan Nalin empieza a cargar las tintas: el presunto científico se transmuta en telepredicador y el espectador empieza a perderse en el laboratorio. Dirección: Pan Nalin. Con: Rajshri Deshpande, Tannishtha Chatterjee ANTONIO WEINRICHTER C omienza con una secuencia al más puro estilo Bollywood, pero no es una de esas: es una película que quiere analizar el rol de la mujer en el cine y, sobre todo, en la sociedad de la India. Para ello el director Pan Nalin procede como un científico eliminando de la ecuación las variables que le molestan, básicamente, el varón, y se encierra en una envidiable residencia en Goa con las siete mujeres del fordiano título, incluyendo generosamente a la fámula de la casa. La excusa es celebrar la próxima boda de una de ellas con una reunión de solo chicas, pero está claro que estamos en aya por delante que los norteamericanos se han cebado con esta película, y lo han hecho de una manera tan encarnizada que cuesta comprenderlo cuando bodrios muchos más grandes que este lo dejan pasar mirando para otro lado. Bien es cierto que Proyas mantiene una relación de odio- odio con la prensa y puede que por ahí vayan los tiros. Una vez dicho esto, la película es una de tantas de este estilo. Muchos efectos especiales (muy buenos en algunas ocasiones) rapidez, agilidad y todo al servicio de una trama vulgar, sin un ápice de originalidad y con un guión que en muchas ocasiones da grima oírlo. El hecho de haber metido en el fastuoso proyecto a dos estrellas como Gerard Butler y Nikolaj Coster- Waldau apenas lograr parar el golpe. Sobre todo el Matarreyes de Juego de Tronos sale peor parado que Leónidas porque su papel es aún más plano que el de su rival (y eso ya es mucho decir) En suma, que como la mayoría de esta clase de películas, el asunto da para dos horas más o menos distraídas y un buen puñado de palomitas. Si buscan más se van a amargar, y no merece la pena. Una vez dicho esto, aclarar que Proyas ha cargado contra la prensa, llamándola de todo. Su problema es que el público tampoco ha acogido con alborozo el filme. Y es que si vas de grande, haz algo grande.