Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 ABCdelOCIO VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es ABC C ine Alfredo Castro es Armando, gay reprimido en Caracas Lorenzo Vigas En Venezuela, las madres prefieren que sus hijos sean asesinos a homosexuales te de la tarde, porque se secaron las presas. No hubo buena planificación y mantenimiento. Y no hay electricidad... y no hay cine. En Venezuela es más importante conseguirse la comida que ir al cine. El estreno es en septiembre penJAVIER VILLUENDAS sando que ya se habrá recuperado la a Caracas actual, la que pre- normalidad explica. tende mostrar Desde allá En la película hay dos protagonisno es un lugar fácil para (so- tas que mantienen una relación prohibre) vivir, como sabemos bida en una ciudad insoportable: Argracias a la amplia cober- mando, un ortodoncista maduro, frío, tura mediática recibida por reprimido y paralizado por el pasado, la capital del país latinoamericano. La que es donde se ha quedado a vivir; y cinta, recién estrenada en España y ga- un joven delincuente, en estado de annadora del León de Oro de Vesiedad constante, y que fue inEn necia en 2015, habla de la interpretado con brillantez por comunicación entre dos un actor no profesional. Elsu país no mundos, el rico y el pobre, se ha podido der es la situación de tancuando ya no hay mundos ver en los cines tos jóvenes en Venezuela intermedios y sí mucha viohoy en día. Desde por la crisis mamos han matado que fillencia. Y homofobia. ¿En a varios eléctrica qué necesitaría dialogar su amigos y primos suyos. Él país? Las obras importantes está ahorita en Chicago porque deben ser el primer paso porque exquiere ser actor. Probablemente esponen de manera honesta temas álgi- taría muerto si se hubiera quedado en dos. El tema de la violencia es muy ac- Venezuela. Es la situación de estos chatual, donde las madres prefieren que vales y de una buena parte de la posus hijos sean asesinos a homosexua- blación apunta Vigas. les. La película va a tener reacciones El cineasta afirma que hay una criopuestas explica Lorenzo Vigas, su sis de valores y de moral que refuerza director. Va a tener... porque todavía no el diálogo de sordos imperante en la acse ha visto por allí. No se ha estrena- tualidad. Pero no está resignado: A lardo por una crisis eléctrica, decidimos go plazo creo que esa esencia de la veestrenarla en abril pero no hay electri- nezolanidad (la pureza, ser comunicacidad en Venezuela después de las sie- tivos, afectuosos) va a rescatar el país Desde allá se estrena acá tras ganar el año pasado el León de Oro de la Mostra de Venecia Fluidos sórdidos en Caracas DESDE ALL Á L Dirección: Lorenzo Vigas. Con: Alfredo Castro, Luis Silva OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE E s el primer largometraje del venezolano Lorenzo Vigas y se llevó el León de Oro en el pasado Festival de Venecia, premio que ganó sin duda por lo inquietante y subversivo de su crónica sobre un hombre solo, solitario, siniestro y que no produce ni el menor sentimiento afectuoso o de atracción. Inquietante y subversivo porque Vigas nos contará de él menos aún de lo que nos dejará sin contar: dueño de un laboratorio de prótesis dentales, que busca jovencitos para llevárselos a casa y montar una pringosa coreografía sexual, que tiene un profundo problema familiar, al parecer con su padre, y que vigila a un hombre ya de edad pero muy activo y que tal vez sea, o se parezca a su padre. Son agujeros conscientes de un guión que ha trabajado Vigas junto a Guillermo Arriaga, el rey del guión con retruque y meandros. La cámara de Vigas es obsesiva y silenciosa, como su protagonista, al que sigue mientras el actúa de un modo muy ambiguo a la caza y captura del joven Elder, un chulito que refleja todo el ambiente sórdido de la actual Caracas, ciudad dramática y sin matices. No hay lógica que relacione la mirada del espectador, la intención del director y las conductas (sexuales, éticas, sentimentales... de los personajes, y al no haber unión ni comunión, gran parte de la historia que se cuenta ha de irse armando con una mezcla de no emoción e intuición, todo ello impregnado por un notable malestar que producen los ambientes de la ciudad y la frialdad de sus personajes. El actor Alfredo Castro, habitual del cine del chileno Pablo Larraín, es a la vez inexpresivo como un palote mientras que transmite astucia y algo parecido a la perversidad, y trasciende la estampilla de cine gay para ser algo más confuso y que tiene que ver con lo paterno, lo social, lo político. Sorpresa ante la sorpresa THE PROGRAM Dirección: Stephen Frears. Con: Ben Foster, Chris O Dowd JOSÉ MANUEL CUÉLLAR E l relato de una de las mayores, y más viles, trampas del deporte moderno, protagonizado por Lance Armstrong, es lo que retrata, o lo intenta, Stephen Frears. Armstrong ganó siete Tours y lo hizo, no solo a base de drogas, sino con un estilo despótico y tirano que le creó enormes odios en el pelotón. Lo curioso del filme es que un tipo tan curtido como Frears se quede corto y fotografíe casi a foto fija lo sucedido. Salvando la excelente interpretación de Ben Foster, el filme aporta muy pocas novedades. Todo lo que hace Frears es sabido, es un relato de los hechos sin más, sin profundidad, sin entrar de lleno en lo que pasó por la cabeza del tramposo, así que todo queda en una cronología sin apenas un ápice de alma. Puestos a esto, uno no tiene más remedio que recordar la excelsa La bicicleta de Ghislain Lambert que trataba el mismo tema y lo hacía con muchísimo más cine y una larga cuerda que cortar. Por otro lado, lo que nunca se ha comprendido, y que se reflejaba perfectamente en la película belga, es que el mundo se sorprenda de lo sucedido cuando era algo que estaba claro cristalino. No se puede hacer ese esfuerzo sobrehumano de tirar 300 kilómetros diarios montaña arriba, montaña abajo, sin más. Y ya se lo decían a Lambert: Todos se drogan, y si tú no lo haces quedarás para llevar el agua Así que, nunca mejor dicho, todo estaba (y está) más claro que el agua. Tramposos sin sorpresa.