Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es economia ABC CAMBIO GENERACIONAL EN Presidentes de las grandes compañías empiezan a dar el relevo a sus sucesores El nombramiento de Villar- Mir de Fuentes, el último de una serie que arrancó en Inditex MONCHO VELOSO LUIS M. ONTOSO MADRID L a sucesión en las empresas se antoja difícil, primero en su asunción y, después, en su ejecución. Cerca del 70 de las compañías familiares no sobrevive a su primera generación, y solo el 15 a la segunda. Y en el caso de los grandes grupos del Ibex la prueba más evidente es que 20 de sus 35 presidentes aún tienen más de 65 años de edad. Sin embargo, las grandes empresas españolas han iniciado en los últimos años esa renovación generacional. El último caso es el de Juan- Miguel Villar Mir, que el martes cedió la presidencia de OHL a su hijo Juan Villar- Mir de Fuentes. La decisión del patriarca de la familia dueña del grupo constructor o el patrón como le suele denominar su sucesor en público fue fruto de una larga gestación. De hecho, Villar- Mir de Fuentes ya se perfilaba como claro relevo tras asumir la vicepresidencia hace 10 años. La fuerte caída del valor de OHL en Bolsa de hecho, fue expulsada recientemente del Ibex 35 los escándalos en México y la implicación del grupo en diversos procesos judiciales en España (Son Espases, Púnica, tarjetas black entre otros) y el horizonte de regeneración en la política española esto último, como él mismo reconoció le llevaron a dar el paso. Ese rejuvenecimiento arrancó, con diferentes motivaciones, cuando en 2011 Amancio Ortega, con 75 años, traspasó el puesto de presidente de Inditex a Pablo Isla (52 años) Y se intensificó en septiembre de 2014 con la muerte de Emilio Botín (Banco Santander) e Isidoro Álvarez (El Corte Inglés) Ambos diseñaron al milímetro la hoja de ruta profesional de sus sucesores, elegidos entre sus descendientes. Aunque quizá ese relevo aún no tuviese fecha concreta: el banquero, por ejemplo, aseguraba días antes de su fallecimiento encontrarse con fuerzas para seguir dirigiendo el banco. Dimas Gimeno (40 años) sobrino de Álvarez, compatibilizó sus estudios con el trabajo en El Corte Inglés y pasó por todos los niveles de la empresa El mismo esquema por el que Isidoro heredó el cargo de su tío Ramón Areces. Tomás García Madrid, a la izquierda, y Silvia Villar- Mir, junto a su padre, Juan- Miguel, a la derecha EFE Últimos cambios Silvia Villar- Mir, vicepresidenta de OHL, y García Madrid, CEO L. M. O. MADRID El consejo de administración extraordinario celebrado ayer por OHL certificó el cese de Josep Piqué como consejero delegado y el nombramiento de Tomas García Madrid en su lugar. El nuevo número dos de la compañía es consejero de OHL desde 1996 en representación de la familia Villar Mir y además ocupa el puesto de consejero delegado del grupo Villar Mir desde el año 2002. En un comunicado, el grupo de construcción y concesiones no entró en los detalles de la destitución de Piqué. Se limitó a indicar que el exministro de Exteriores y Ciencia presentó su dimisión e inicia una nueva etapa tras haber profesionalizado la gestión de OHL con vistas al proceso de sucesión de la compañía, proceso que ha culminado con la llegada a la presidencia de Juan Villar- Mir de Fuentes De hecho, la designación de García Madrid que abandonará sus responsabilidades en grupo Villar Mir para dedicarse íntegramente a OHL vino acompañada, además, de la oficialización del relevo en la presidencia del grupo, con el ascenso del hijo mayor del empresario y exministro de Hacienda, Juan Villar- Mir de Fuentes. Las plazas vacantes en el consejo las ocuparán también su hija, Silvia Villar- Mir, que se convertirá en vicepresidenta primera, y Manuel Garrido Ruano, director de planificación de grupo Villar Mir, y Juan Antonio Santamera, presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, nuevos consejeros dominicales. Sucesiones controladas El presidente suele preparar a su sucesor para garantizar continuidad en su gestión o una transición ordenada Ana Botín (55) se curtió primero como presidenta de Banesto y después al dirigir la filial británica del banco. Esa preparación, junto con algunas medidas rupturistas con el legado de su padre, le han servido para aplacar las reticencias de fondos extranjeros a la sucesión familiar en empresas cotizadas, más aún cuando la familia no es el accionista mayoritario, y prefie- ren que se abra el melón sucesorio a la competencia de varios candidatos. De hecho, Ortega siguió otro modelo: pese a que su hija Marta Ortega ha estado vinculada laboralmente a Inditex desde bien joven, no estaba aún preparada para ser presidenta, por lo que el empresario eligió personalmente un ejecutivo externo (Isla) que asegurase la gestión, a la espera de saber si ella queda solo como heredera de la fortuna o aspira a algo más. En aquellos casos distintos de la herencia dinástica, el relevo ha comenzado habitualmente con el nombramiento de un consejero delegado que conoce bien la compañía y en el que, poco a poco, el presidente va delegando pode- res. La salida de César Alierta de Telefónica responde a la perfección a ese esquema, al ceder el testigo a quien era su delfín, José María Álvarez- Pallete. Pese a los diferentes modelos, si algo ha caracterizado a los presidentes de las grandes compañías españolas es que suelen retrasar todo lo posible su retiro, se encargan personalmente de elegir y preparar a sus sucesores y, un tiempo después de su jubilación, siguen vigilando de cerca a sus pupilos. Videoanálisis sobre el relevo generacional en la gran empresa