Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es internacional ABC Contundente informe Sus maniobras no impidieron que el Consejo escuchara el demoledor informe sobre Venezuela nas, con veinte países en contra y dos abstenciones añadidas. La canciller venezolana había acusado previamente al secretario general de la OEA de fomentar un golpe de Estado contra Venezuela Era su grandilocuente manera de denunciar la que considera la forma de actuar como juez y parte de Almagro. La ministra advirtió de que con la puesta en marcha del proceso se abre un grave precedente de intromisión en un país miembro Delcy Rodríguez también arremetió contra él por recibir a un miembro de la oposición como si tuviera el mismo rango que el Gobierno legítimo de Venezuela Se refería al presidente de la Asamblea de Venezuela, Henry Ramos Allup, quien fue recibido por el secretario general minutos antes de iniciarse la reunión del Consejo Permanente. A las duras críticas de Rodríguez a Almagro se sumaron los embajadores de Nicaragua, Bolivia y Ecuador, quienes en sus intervenciones cuestionaron incluso que el secretario general pudiera continuar ocupando su cargo. En el caso de que alguno de los países planteara formalmente su salida, haría falta el apoyo de 24 de los 34 embajadores. La mujer de Leopoldo López, Lilian Tintori, en el centro de la imagen, en una sentada ayer en Caracas REUTERS El régimen de Maduro sufre su primera gran derrota en la OEA La aplicación de la Carta Democrática queda como amenaza si el chavismo no cambia MANUEL ERICE CORRESPONSAL EN WASHINGTON La carta de Leopoldo López El preso político ha dirigido una carta a los demócratas del mundo escrita desde la cárcel militar de Ramo Verde, en la víspera del debate en la OEA sobre la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela. Estos son algunos extractos de la misiva a la que tuvo acceso ABC Carta democrática Desde que Almagro diera los primeros pasos para llevar al seno de la OEA la grave situación de Venezuela, el choque ha sido frontal entre su llamada a aplicar la Carta Democrática al país y la apelación del régimen de Maduro a la no injerencia en los asuntos internos de los países. Avalado el secretario general por la mayoría del Consejo, procedió a la lectura del informe sobre la situación de Venezuela, que constituyó una terrorífica radiografía de un país que, debiendo ser rico por su riqueza petrolífera, cuenta con las carencias y necesidades de un país pobre Y añadió que en términos de corrupción se encuentra en el número 156 de los 168 países examinados en el mundo. La OEA no abordó directamente la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela, pero esta posibilidad queda como amenaza futura en el caso de que el chavismo siga en sus trece. Sobre el Consejo Permanente sobrevoló la iniciativa de paz impulsada por el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, junto con los expresidentes de República Dominicana y Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos. Al igual que el martes, el apoyo a la causa fue generalizado. El embajador de Estados Unidos apuntó que ambas vías, la que abordó hoy el Consejo y la del diálogo, son complementarias. Es la estrategia estadounidense del palo y la zanahoria con el régimen de Maduro. A Venezuela y a los venezolanos se nos agota el tiempo. La crisis que actualmente vive el país es de carácter sistémico Toda esta crisis tiene un responsable muy claro: un régimen dictatorial que se aferra obstinada e irresponsablemente al poder, y que ha decidido, por todas las vías posibles, negarle el derecho al pueblo venezolano de manifestarse y materializar, a través del voto universal, directo y secreto, el cambio tan deseado por todos Es necesaria la unión de todas las fuerzas democráticas, tanto dentro como fuera de Venezuela, en torno a un objetivo común: la fundación, el mantenimiento y la defensa de regímenes que sostengan la libertad ciudadana y el respeto del ser humano por encima de todas las cosas Hermanos del mundo y del continente americano, necesitamos de su solidaridad. Solidaridad con Venezuela y con la democracia Podemos dialogar y lograr acuerdos en torno a temas tan fundamentales como la convivencia democrática, la reconstrucción económica y la seguridad en nuestro país, pero todo el mundo puede entender que los derechos humanos y el cumplimiento de la Constitución no están sujetos a una negociación El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) propinó ayer al régimen de Nicolás Maduro el primer gran revés, después de su intento de frenar el proceso impulsado por el secretario general de la institución, Luis Almagro, de que se aborde la grave situación que sufre Venezuela. Las maniobras pilotadas por su ministra de Exteriores, Delcy Rodríguez, hasta el momento mismo de la reunión, chocaron finalmente con la primera gran derrota del chavismo en la Organización, que se formalizó cuando veinte de los 34 embajadores votaron a favor de que el pleno escuchara el informe sobre derechos humanos y las crecientes carencias que padece el pueblo venezolano. El pleno no llegó a pronunciarse sobre la aplicación de la Carta Democrática al país, como también preveía la iniciativa planteada por el secretario general, pero la votación evidenció que la situación de debilidad del régimen de Maduro en el seno de la OEA es mayor cada día que pasa. Es una evolución política lenta pero visible. El tradicional apoyo mayori- tario a Venezuela en el conjunto de los países que conviven en la institución se va resquebrajando. El desgaste es indudable. La ministra de Exteriores del país, Delcy Rodríguez, que convirtió desde un principio la sesión en un pulso al secretario general de la orga- nización, salió ampliamente derrotada. Sólo 12 de los países apoyaron su demanda de que el pleno no escuchara el informe de Almagro, cuando Venezuela tradicionalmente ha disfrutado del apoyo de un bloque de unos 18 países. Esta vez cambiaron las tor-