Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL VIERNES, 24 DE JUNIO DE 2016 abc. es internacional ABC ¿UNA PEQUEÑA INGLATERRA O UNA Gana la permanencia en la UE, según los últimos sondeos Encuestas realizadas tras las votaciones dan el triunfo a Remain por entre 4 y 8 puntos LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES E l referéndum más agrio de la historia del Reino Unido se zanjó finalmente a favor de la apertura al mundo y la cooperación, según todos los indicios al cierre de los colegios. La encuesta de Sky televisión y el instituto YouGov tras la clausura de las urnas otorgó un triunfo de cuatro puntos a Remain 52 -48 Más amplia fue la victoria concedida por una encuesta de la consultora Ipsos- Mori, que da la victoria al In por 54- 46. Un triunfo para David Cameron, que evitaría así que su país se meta en un gravísimo laberinto económico. Ambos estudios concuerdan con las cinco últimas encuestas publicadas el propio día de la votación; fueron cinco y tres dieron victoria al In una de ellas, la Populus, por diez puntos. La permanencia también se respiró con el cierre alcista de la Bolsa y la apreciación de la libra esterlina durante toda la jornada. En las casas de juego, a la misma hora en la que cerraban los colegios electorales las posibilidades para Remain eran del 86 Pero el indicio más rotundo fue que el incansable eurófobo Nigel Farage, el líder populista de UKIP, emitió un comunicado asumiendo que parece que Referéndum sobre la pertenencia a la UE Vote solamente una vez poniendo una X en la casilla de su elección. ¿Debería Reino Unido seguir siendo miembro de la UE o abandonar la UE? Seguir siendo miembro (casilla superior) o abandonar la UE (casilla inferior) la victoria está del lado de Remain Europa respira tras días de mucha congoja. La jornada constituyó un bonito día de democracia acrisolada a la británica. Chaparrones constantes saludaron el solsticio del verano y obligaron a cerrar un par de colegios electorales por inundaciones. En la noche aguardaba una velada en blanco sostenida por la cafeína, a la espera del goteo de resultados, que no concluyeron hasta el Autoridad dañada Cameron comparecerá hoy para refrendar su autoridad, dañada por la agresividad de la campaña alba. Un clásico como el incombustible David Dimbley, mandó con sus 77 años en la noche electoral televisiva desde la BBC, engalanado con una de sus corbatas coloristas a lo Carrascal, porque el más guapo y lozano no tiene por qué ser el mejor periodista. Comenzó a hablar a las diez y no calló hasta las seis de la mañana. A diferencia de la controvertida norma española, el sistema británico permite publicar encuestas hasta durante la votación. Una de las últimas fue la del Evening Standard el gratuito de la capital, con tiradas millonarias por su distribución masiva en el tube La firma Ipsos Mori encuestó a 1.592 personas de todo el país hasta la noche del miércoles y Remain aparecía vencedor por cuatro puntos. Popu- lus otorgó la mayor holgura al In 55- 45, diez puntos. Como si quisiera adelantar la victoria del In el índice FTSE 100 de la bolsa de Londres cerró con su nivel más alto desde el 21 de abril. La libra llegó a alcanzar su récord de seis meses contra el dólar (1.48) y se apreció levemente frente al euro, aunque su- INSULTOS Y OFENSAS Los tories entre cerrar heridas y una nueva guerra L. VENTOSO LONDRES El referéndum sobre la UE, con el que Cameron quería zanjar la disputa sobre Europa que divide al Partido Conservador desde comienzos de los 90, ha logrado el efecto antagónico. Los tories se han dejado muchos pelos en la gatera, en una campaña que en la práctica ha durado casi cuatro meses y que ha sido la más bronca que recuerda el país. Compañeros de filas han llegado a cruzar insultos personales. Gove y Boris Johnson han acusado a su premier de engañar al pueblo. Cameron ha reprochado a Gove, amigo personal y padrino de su malogrado hijo Iván, que llamase nazis a los economistas que respaldaban a Remain El referéndum ha sido la primera escena de la batalla para relevar a Cameron, quien en la campaña de las generales de hace un año co- metió el error de principiante de revelar que no se presentará en 2020. Aquel anuncio precipitado, que puede convertirlo en un pato cojo, ha azuzado la ambición natural de Boris, quien se puso al frente de Leave para vencer a George Osborne, el ministro de economía, en la pugna por la sucesión tory. Cameron asegura que continuará pase lo que pase. Boris y Gove reconocerán formalmente que tiene ese derecho. Pero nadie duda que una derrota le costaría el puesto, incluso se especula que con una dimisión casi inmediata si hubiese un Brexit por goleada. En ese caso, la batalla para sucederlo se libraría en otoño y podría haber nuevas elecciones antes de fin de año. Si sucede lo contrario, si Cameron gana en esta segunda ocasión en que ha embarcado al país en un referéndum agónico, será magnánimo en la victoria. Incluso podría promover a Boris, hoy abúlico ministro sin cartera, a Defensa. Osborne, muy tocado por haber amenazado en campaña con un presupuesto de emergencia de recortes y subidas de impuestos, podría perder el timón de la Economía. Pero su amigo el primer ministro lo protegería dándole el Foreign Office, la cartera de Exteriores. En caso de derrota, Cameron se vería forzado a activar, más pronto o más tarde, el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que contempla la posibilidad de que un socio renuncie a formar parte de la Unión.