Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 12.6.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.690 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL BATALLÓN DE LOS PERPLEJOS Por Álvaro Martínez No sabe, no contesta o miente más que habla Rabia el socialismo contra el CIS por sacarle tan mal en la foto preelectoral. La vieja costumbre de echar la culpa al mensajero o al empedrao ÍKER CASILLAS FUTBOLISTA Entre palos L P Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Karaoke, m. Paralimpiadas de la canción. AFP atxi López está que trina porque, según el sondeo preelectoral del CIS, el próximo 26 de junio pasará de ser presidente de las Cortes, tercera autoridad del Estado, a no tener dónde sentarse porque perdería su escaño por Vizcaya. Impresentable eso no se lo cree nadie es irreal ni de lejos va a ser así Así, uno tras otro, López fue enhebrando denuestos y menosprecios de tono grueso contra el órgano encuestador, una catarata de agravios y ofensas jamás escuchados en la magistratura que aún ocupa, un cargo institucional que normalmente tiende más al equilibrio y la moderación que a liarse a bofetadas en la pista de baile porque a uno le hayan ocupado la silla. Ya embalado, terminó López la acalorada arenga con un y los socialistas vamos a ganar a las encuestas y vamos a ganar las elecciones y la Eurocopa y el festival de la OTI y lo que haga falta, le faltó decir. En realidad, la encuesta del CIS es bastante parecida a todas las últimas aparecidas, por lo tanto, y para desconsuelo de López, la culpa no estaría tanto en el que hace las preguntas sino en los que las responden. Ese último sondeo, por ejemplo, ofrece en su pregunta 20 la constatación de que el español miente más que habla cuando el encuestador aparece con el cuestionario y el boli. Dice el CIS, ¿Me podría decir a qué partido o coalición votó en las elecciones generales del 20- N, en las que Mariano Rajoy sucedió a José Luis Rodríguez Zapatero en la Presidencia del Gobierno? Resulta que solo el 30 por ciento de los encuestados el pasado mes de mayo respondió haber votado al PP (que en aquellos comicios de 2011 arrasó y rozó el 45 por ciento de los votos) mientras que el 32 por ciento afirmaba haber metido en la urna la papeleta PSOE (cuando no pasó del 28,7 por ciento) Descartado en principio un ataque colectivo de amnesia entre los 17.488 entrevistados por el CIS, y entendiendo que es imposible tener tan mala puntería como para que todos los encuestados Arriba, Patxi López. A la derecha, el humorista Felisuco sean acérrimos socialistas, habremos de concluir que por hache o por be el español no se atiene la verdad o a la sinceridad en las encuestas, o dicho menos finamente, que sale a trola por respuesta. En general, las tripas de un sondeo en España, paraíso de perplejidades, suelen estar llenas de contradicciones que hacen difícil saber a qué atenerse y que enturbian no pocas veces la imagen que se persigue retratar. Otro ejemplo: el mencionado barómetro primaveral del CIS asegura que al 60 por ciento de los españoles les interesa poco o nada la política, idéntico porcentaje de los que confiesan hablar habitualmente o de vez en cuando de política. ¿En qué quedamos? Vistos los mimbres, se equivoca Patxi López al ofender gravemente a quien pregunta, porque en realidad está difamando al que contesta. A la tercera autoridad del Estado parece que le sienta peor que mal quedarse sin escaño en Vizcaya, mientras en la vecina Cantabria lo consigue un señor que cuenta chistes en la tele y se llama Felisuco. a irrupción del caso De Gea a tres días del debut de España en la Eurocopa de Francia puede evitar un relevo histórico en la portería de la selección que Íker Casillas (Madrid, 1981) viene ocupando en todas las fases finales de los campeonatos desde el año 2002, cuando accedió al arco después de que el por entonces titular, Cañizares, se lesionase en el cuarto de baño, que no es un lugar donde suelan averiarse los futbolistas. Casillas, que es el jugador que más veces ha vestido la camiseta de España, ha protagonizado la edad de oro del fútbol español, siendo para la FIFA el mejor portero del mundo y el encargado de levantar la fantástica secuencia del triplete (Eurocopa- MundialEurocopa) con una actuación entre muy destacada y extraordinaria, que sus panegiristas aprovecharon para colocarle el pretencioso mote de el Santo Pero en el último Mundial, en Brasil, la moneda salió cruz tanto para el equipo como para su capitán, que tuvo una actuación muy mala, que se resume así: en dos partidos encajó siete goles, alguno de los cuales no lo hubieran sido sin su decisiva intervención. Fue entonces cuando sus detractores se le lanzaron al cuello con una virulencia directamente proporcional a la efusión de aquellos partidarios de los días de gloria. Del santo pasó a ser el topo para el grupo de críticos surgido en las brasas del mourinhismo que le acusaba de filtrar secretos del vestuario para vengar su relegación al banquillo. Desde entonces, nada ha sido igual en la fama y honra futbolística de Casillas, cuya vida personal al matrimoniar con una periodista devenida en it- girl manchega alcanza tanta o más relevancia que la deportiva, como se acredita en decenas de portadas de la prensa del corazón. Fútbol de infarto entre palos.