Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES DOMINGO, 12 DE JUNIO DE 2016 abc. es deportes ABC Javier Gómez Noya, durante un entrenamiento en la piscina SPECIALIZED Retrato de Javier Gómez Noya, el triatleta metódico, educado, políglota y fanático del entrenamiento diario Las leyes de Hércules JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID U no de los requisitos intlón negociables para Javier Dieta antes de un tria Gómez Noya cuando le o y light (tostadas, té y- -Un desayuno copios reclaman para un evenarroz blanco) to con clientes, un acto con pa (tortilla francesa) -Un almuerzo ligero (arroz, pollo a la trocinadores o un imprevisto viaje laboral es que le busquen una- -Una cena sin riesgos piscina. Nada de lujos o estridenplancha y yogur) cias de sibarita para quien se obliga a entrenarse todos los días como quien profesa algún tipo de Una semana tipo religión. Una pileta municipal es do. suficiente para el campeón del- -20- 25 kilómetros a na bicicleta. 0 kilómetros de mundo de triatlón, un deportista- -350- 40 rrera continua. que rompe el estereotipo español- -100 kilómetros de ca de las soluciones a última hora o las reacciones geniales y repentinas. Es metódico, paciente, meticuloso, cuidadoso con los detalles, bilingüe con el inglés, políglota (se de- grasas o exceso de proteínas. Un defiende en francés y conoce el italiano) sayuno copioso y light (tostadas, té y y fanático del entrenamiento. Por esa arroz blanco) un almuerzo ligero (torconstancia y por su perseverancia ante tilla francesa) y una cena sin riesgos la adversidad ha recibido esta sema- (arroz, pollo a la plancha y yogur) na el Premio Princesa de Asturias de Ese festín gastronómico suele ser los Deportes. el epílogo a meses estajanovistas en Gómez Noya ejerce el triatlón (na- los que devora kilómetros y calorías. tación, ciclismo y atletismo en uno) Una semana tipo en la vida de Gócon disciplina prusiana. Igual que so- mez Noya se compone de 20- 25 kilólicita una piscina si abandona su cuar- metros a nado, 350- 400 kilómetros de tel general en Lugo, asume hábitos ta- bicicleta y 100 de carrera continua. El jantes. Antes de disputar un triatlón ciclo varía según el tramo de la temse somete a una dieta sin fisuras de porada. Cada principio de año arran- Javier Gómez Noya ha ganado cinco títulos mundiales de triatlón ca con un intenso trabajo en el agua, incrementa después el volumen de carga en la bicicleta y como último paso aumenta el ejercicio en el atletismo al tiempo que reduce el peso de la natación. Lo diferencia que hace fácil lo difícil y de una forma espontánea. Es capaz de soportar cargas de trabajo con un nivel de fatiga importante a diario cuenta su entrenador personal desde los Juegos de Londres, el también triatleta gallego Carlos David Prieto. Prieto, licenciado en Educación Física, convive más de 300 días al año con Gómez Noya. Pertenece a su cubículo privado, al íntimo reducto de profesionales que adiestran al campeón español. Javier Theilacker es su representante, el filtro que mueve la agenda, administra contratos y gestiona inversiones. Lo conoció a través de la multinacional IMG y lo convirtió en su manager personal. A Nicolás Bayón le debe Gómez Noya media vida. Fue este médico quien le asesoró cuando en diciembre de 1999 le informaron desde el Consejo Superior de Deportes que padecía una valvulopatía aórtica congénita y que se quedaba sin licencia para competir. Bayón y Noya se negaron a aceptar ese diagnóstico y emprendieron un litigio. El tiempo y los títulos les han dado la razón. El corazón de Gómez Noya late a 47 pulsaciones en reposo y a 185 en pleno esfuerzo, sin contraindicaciones a la vista de sus éxitos. El triatleta ganador del Premio Princesa de Asturias es un desconocido para el público, que lo ve como un Hércules pero no lo tiene fichado como ciudadano. Es educado, íntegro y respetuoso con los rivales y con casi todo. Nunca le he visto perder los nervios y no dice una palabra más alta que otra Así lo describe Kiko García, exciclista de la ONCE en los noventa y hoy agente de las gafas Oakley que patrocinan al triatleta. Kiko García se define amigo de Gómez Noya. Y como tal lo retrata. Es un tipo abierto, de trato fácil. Se puede conversar con él de cualquier cosa, porque le interesa la economía, la política, el mundo o cualquier problemática social. Conoce bien el deporte y a los deportistas españoles. Parece un tópico, pero es el yerno perfecto que querría cualquier madre para su hija Gómez Noya tiene cubierto el apartado del corazón. La triatleta neozelandesa Anneke Jenkins es su pareja. El campeón del mundo se entrena todos los días del año, sin falta u omisión. Y lo hace con pulsómetro, por el rango de las pulsaciones. De enero a marzo se instala en el gimnasio dos o tres días por semana para fortalecer su musculatura. Le gusta mucho el ciclismo. Antes de ser quien es, compitió en un trofeo Balenciaga de ciclismo aficionado y acabó entre los diez primeros. Le gustan los desarrollos típicos, plato de 53 59 y piñón de 11 23. Y es el ídolo del piloto de Fórmula 1 Jenson Button, un apasionado practicante del triatlón.