Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 12 DE JUNIO DE 2016 abc. es cultura CULTURA 75 ISRAEL VIANA El último bastión español en Filipinas Para Carlos Bodelón esta reproducción de la iglesia de Baler en Santa Lucía es de sus mejores trabajos. Comenzó a investigar en noviembre y no visitó la original. El interior es una creación propia, tiré de inspiración cuenta más me ha ayudado comenta el director. Eduard Fernández, que se mete en la piel del capitán Enrique de la Morenas un buen militar que toma buenas decisiones para tener las menos bajas posibles describe la gesta como absurda y ridícula Tosar habla de su personaje como un hombre que trata de defender su honor militar conduciendo a sus soldados a luchar por algo que no sabe muy bien qué es El ganador de un Goya por La isla mínima Javier Gutiérrez da vida al sargento Jimeno y va más allá al asegurar que el abandono, la desidia y la falta de interés de los que gobiernan hacia sus ciudadanos tiene mucho que ver con lo que les pasó a estos hombres A ellos se unen Ricardo Gómez, que ha pasado directamente de la serie Cuéntame a este proyecto; Álvaro Cervantes, conocido por su papel en Carlos, Rey Emperador es una historia tan alucinante que Estados Unidos habría ya hecho una saga con ella y el actor Carlos Hipólito, el médico Rogelio Vigil en la ficción, que JAVIER SUÁREZ vive continuamente con el dolor enorme de no tener posibilidad de ayudar a los pacientes los cuales fueron falleciendo sin remedio por los estragos de la disentería y por el beriberi, una enfermedad causada por la falta de vitamina C. Baste un dato para confirmarlo: en Baler solo murieron por disparos de los tagalos dos soldados españoles; el resto, cerca de una veintena, lo hizo por las epidemias que se extendieron en el interior de la iglesia. ¿Y los filipinos? A diferencia de 1945, donde me imagino que eran figurantes españoles que intentaban achinarse, aquí sí que se ve su punto de vista cuenta Masangkay, la joven protagonista tagala del filme. De hecho, creo que mi personaje es la que lo transmite a través de su rabia e impotencia, porque lo que realmente quiere es que se acabe la maldita guerra y que lo españoles se vayan ya a su país para retomar su vida Unos metros más allá, aburridos por la espera y pasando inadvertidos, un grupo de figurantes también filipinos charlan, tranquilamente, machete en mano: En la escuela nos enseñaban que los españoles eran los malos, porque nos colonizaron comenta Chritian, de Manila y desde hace nueve años en España. En este filme los filipinos son los malos porque la película es de ustedes y para ustedes añade Marcelo, de 62 años y procedente de Ilocos. Al fondo dos trabajadores cavan una trinchera... la guerra no ha acabado.