Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURA DOMINGO, 12 DE JUNIO DE 2016 abc. es cultura ABC 1898. Los últimos de Filipinas Una mirada desmitificadora sobre el sitio de Baler Luis Tosar protagoniza este película sobre la verdadera historia de una gesta absurda ISRAEL VIANA GRAN CANARIA Karra Elejalde camina sorprendido de un lado a otro en el rodaje de 1898. Los últimos de Filipinas Aún viste el hábito de Fray Carmelo, su personaje, un franciscano que, tras una temporada evangelizando en China, acaba en Baler con la única tarea posible de dar la extremaución a sus compañeros malnutridos, enfermos y asediados por los rebeldes tagalos. Gesticula encantado, como si fuera la primera vez que pasea por los escenarios de esta película sobre la olvidada gesta de aquel pequeño grupo de soldados resistiendo en el último reducto del imperio colonial español, Baler, que estos días se rueda en el municipio canario de Santa Lucía de Tirajana. Es increíble el trabajo que ha hecho el director de arte, Carlos Bodelón declara el actor a ABC, mientras acaricia las paredes de las chozas construidas para simular el poblado indígena y se detiene para mostrarnos al fondo la iglesia en la que Luis Tosar, Javier Gutiérrez y la debutante Alexandra Masangkay ruedan una escena bajo la atenta mirada del director, Salvador Calvo. El exterior es una copia fidedigna de la original explica Bodelón sobre la reproducción del bastión en el que, a 11.000 kilómetros de distancia y 118 años antes, el capitán Enrique de las Morenas, el teniente Saturnino Martín Cerezo y otros 50 hombres más resistieron, durante 337 días, la ofensiva filipina que ansiaba su independencia de España. Algunos presentes discuten si las paredes de la iglesia pertenecen a un edificio antiguo de la localidad. Nada de eso, tanto la iglesia como el poblado se construyeron desde cero en dos meses. Esto era un patatar con terrazas en el que tuvimos que hacer un nivelado de tierras espectacular. Esta escenografía tiene una magia impresionante, los actores están encantados. Ha sido un milagro. Karra incluso me dijo: Tú no sabes lo que me ayuda a mí esto a creerme el personaje aclara el director de arte, responsable también de Julieta el último filme de Almodóvar, y de superproducciones como Gladiator y El reino de los cielos de Ridley Scott. Dos turistas alemanes perdidos aparecen entre las especies tropicales plantadas para simular la selva filipina: es- trelitzias, plataneras, ficus benjamina y hasta palmeras. Están a punto de interrumpir una escena en la que Tosar, como Martín Cerezo, recita una frase del guion que resume el orgullo que tuvieron hasta el final muchos de aquellos héroes olvidados: No vamos a rendirnos por un huerto de naranjas En un pequeño descanso, con el trasiego de soldados mugrientos, rebeldes armados con machetes y figurantes filipinas asfixiadas por el calor una de ellas a punto está de desmayarse el director se empeña en aclarar que esta película es completamente distinta a la de 1945 Calvo se refiere al filme casi del mismo título dirigido por Antonio Román, en 1945, para ensalzar las glorias del imperio y criticar la condena internacional que sufrió el régimen franquista por parte de los aliados, como metáfora de una España que resistiría cualquier ataque externo cual soldado Masangkay rueda una escena con Tosar y Gutiérrez en Santa Lucía de Tirajana de Baler. Tal es así que la cinta en la que debutaba Tony Leblanc y en la que también participaba un jovencísimo Fernando Rey comenzaba con este solemne discurso: Año de 1898. Tierra de Baler, costa oriental de Luzón, donde un puñado de hombres, lejos de la patria, mantiene en pie, sin petulancia, su bandera. Aislamiento, sol, fatiga, lucha, soledad y nostalgia La gloria de España Cuando Enrique Cerezo nos propuso hacer esta película continúa Salvador Calvo el guionista y yo tuvimos claro que no podía ser un remake porque nos tirarían piedras. El discurso de Román no se sostiene hoy en día. Por eso no hacemos un filme bélico sobre las glorias de España, sino uno que habla del sinsentido de las guerras, de unos soldados luchando durante un año por un país y un imperio que ni siquiera les había avisado de que la guerra había acabado, de que habían vendido Filipinas por 20 millones de dólares a Estados Unidos y de que habían regresado a España dejándolos abandonados a su suerte Los otros miembros del reparto, que pasean por los alrededores de la iglesia con sus uniformes militares de finales del siglo XIX, coinciden al calificar el filme de antibelicista que narra la historia tal y como ocurrió realmente Todos citan el libro de Manuel Leguineche: Yo te diré... (la verdadera historia de los últimos de Filipinas) Se nota que lo escribió un periodista que llevó a cabo un proceso de investigación sobre el terreno. Es el más real y el que FOTOS DE JAU FORNÉS Eduard Fernández es Enrique de las Morenas El capitán que llegó al mando de los soldados que resistieron en la iglesia de Baler a lo largo de un año Luis Tosar es Martín Cerezo El teniente que mandó en la iglesia cuando el capitán falleció a causa del beriberi. Fue el gran héroe de Baler y murió a los 79 años Carlos Hipólito es Rogelio Vigil El médico y teniente de la expedición, que sobrevivió al asedio filipino en Baler y falleció en Cádiz a los 68 años, en 1934