Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE DOMINGO, 12 DE JUNIO DE 2016 abc. es ABC Uno de los lugares del barrio de Sayeda Zeinab de Damasco en los que los terroristas de Daesh hicieron ayer estallar sus cargas explosivas EFE Atentado de Daesh en Damasco La misma mezquita, el odio de siempre Se la tienen jurada en suní a la mezquita de Sayeda Zeinab de Damasco, lugar sagrado para esa parte del islam con la que no comulgan, los chiíes, y que pretenden eliminar del mapa de Oriente Próximo. Los terroristas del califato mataron ayer a doce personas en los alrededores de un templo con cuya destrucción se han obsesionado. El pasado enero fueron sesenta las víctimas que perdieron la vida en la zona de la mezquita, golpeada de forma sistemática y desde hace años por los criminales de Daesh. En abril cayeron quince. Ayer volvieron a organizarse para matar. Un coche- bomba y dos suicidas con cargas explosivas fueron el arsenal utilizado por los asesinos de un Estado Islámico que, a la desesperada, golpea donde más duele a los chiíes, en el templo donde veneran los restos de la nieta del profeta Mahoma. Todos tirios y troyanos, cristianos o chiíes son infieles y objetivos a batir para los terroristas de Daesh. Incluso los propios sunís les temen. Aislados por su locura, un día soñaron con instaurar un califato y han terminado por montar una banda de criminales. INTERNACIONAL