Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE DOMINGO, 12 DE JUNIO DE 2016 abc. es ABC Un expositor de productos refrigerados, vacío de alimentos, en un supermercado de Caracas REUTERS Hambre en Venezuela La cocina del chavismo JESÚS LILLO De haber tiendas de Ikea en Venezuela, sus publicistas tendrían que evitar en los catálogos las páginas correspondientes a comedores, cocinas y menaje, por exóticas, y también prescindir de la foto del final de las albóndigas. Para comer en Venezuela ya no es suficiente con hacer cola a las puertas de unos establecimientos cuyo desabastecimiento, ya absoluto, los ha transformado en escaparates de la miseria chavista. Para comer en Venezuela hay que ser de Maduro y tener el expediente político como el jaspe bolivariano. Desde que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción se encargan de repartir alimentos entre la población, firmar un revocatorio, calarse una gorra del color equivocado o salir de manifestación es la mejor manera de ponerse, un lunes cualquiera, a régimen. Inspirada en el último catálogo de la compañía sueca, la revista electoral de Podemos no ahorra en jugos gástricos. La primera página doble la ocupa la foto de un desayuno. A continuación, el general Julio Rodríguez lava los platos mientras, al fondo, en la encimera y la vitrocerámica, reposan dos ollas, tapadas y prometedoras. Le siguen Alberto Jarabo, poniendo el lavavajillas; José García Molina, con el mandil y echándole el ojo a una cazuela de las de hacer migas para veinte; Rafael Mayoral, poniéndose un café; Meri Pita Cárdenas, con la mirada perdida en una cocina en la que no faltan víveres; Carmen Santos, haciendo una ensalada; repite Molina, con la puerta de la nevera ya abierta de par en par, y Juan Pedro Yllanes, que corta queso a cuchillo. Quienes piden a Podemos un gesto de distancia con el chavismo no tienen más que hojear su revista, sección de cocinas. Más no se puede pedir. INTERNACIONAL EFE Un grupo de personas protestan ante la dificultad de conseguir comida en el distrito de Catia