Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2016 abc. es deportes DEPORTES 63 Entierro de Alí Boxeo REUTERS A la izquierda, llegada del féretro. El excampeón mundial de los pesos pesados Mike Tyson y el actor Will Smith fueron dos de las numerosas personalidades que asistieron REUTERS REUTERS Funeral de héroe para Mohamed Alí Louisville, la ciudad natal del boxeador, reúne a celebridades y leyendas del deporte JAVIER ANSORENA NUEVA YORK El coche fúnebre de Mohamed Alí recorría ayer las calles cargado de los ramos de rosas que le tiraba la gente de Louisville, su ciudad natal. Se escuchaban gritos de Alí, Alí o The champ con algunos chiquillos corriendo junto a la comitiva. Era imposible no pensar en las calles de arcilla de Kinshasha, en sus entrenamientos al amanecer, con cientos de críos trotando a su lado, gritando Alí Bomaye! Alí, mátalo Era 1974, antes de la histórica pelea The Rumble in the Jungle contra George Foreman, una de las muchas escenas para el recuerdo del documental Cuando éramos reyes Alí fue dominante con los puños y con la lengua. Su verborrea prodigiosa tenía siempre lista una gracia, una amenaza, una acusación, un poema. Ayer, los niños de Louisville recitaban algunas de sus frases célebres: DEP, Mohamed Alí, flota como una mariposa, pica como una abeja En su funeral multitudinario, con 15.000 personas en el Yum Center, la palabra no la tuvo Alí. Como tampoco la tuvo en las últimas décadas de su vida, silenciada por el párkinson. Otros hablaron para él. El primero, un cantor islámico, que recitó unos versos del Corán con la sobriedad de un martinete. Prosiguió un desfile de líderes religiosos: reverendos, rabinos, imanes, mon- jes budistas, jefes indígenas americanos... Así lo quiso Alí, que exigió unos funerales gratis y abiertos a todo el mundo y en una ceremonia interreligiosa conducida por un imán del islam. Las primeras filas estaban pobladas de familiares y rostros conocidos: desde Bill Clinton a Will Smith, pasando por Mike Tyson, Evander Holyfield o Kareem Abdul- Jabbar. Una decena de ellos comparecieron en el escenario, en una ceremonia que concluyó dos horas después del cierre previsto Cuando esto comenzó, iba afeitado bromeó el cómico Billy Crystal, íntimo de Alí, que lucía una barba canosa) Quien más sorprendió fue Lonnie, la viuda de Alí, con un impecable discurso en el que recordó los tiempos en los que Martin Luther King y Malcolm X fueron asesinados; Nelson Mandela, encarcelado; y su marido, desprovisto de títulos y expulsado del boxeo. Su vida es la prueba de que las adversidades te pueden hacer más fuerte aseguró. Hablaron también dos hijas del boxeador, el periodista Bryan Gumbel, el senador Orrin Hatch, la hija de Malcolm X y Bill Clinton, que cerró las intervenciones calificando a Alí como un hombre libre y de fe La gran ausencia fue la de Barack Obama, que se quedó en Washington para asistir a la graduación de su hija mayor, Malia. Valerie Jarrett, su principal asesora, leyó un mensaje en el que el presidente de EE. UU. alabó al descendiente de esclavos que se convirtió en el rey del mundo y, al mismo tiempo, nos llenó de dignidad a los demás Antes de la ceremonia, el cuerpo de Alí fue a descansar al cementerio de Cave Hill, donde se le enterró en la intimidad. La comitiva había pasado por los lugares que le marcaron: el hospital en el que nació; su casa natal en la calle Grand, sitiada por flores, fotos y recuerdos; Central High School, el instituto donde estudió, en cuyos pasillos ya proclamaba que era el campeón del mundo; Columbia Gym, donde dio los primeros golpes a la bolsa y empezó a forjar sus pies de bailarín; el recinto de su primer combate profesional; y el Muhammad Ali Center, el centro cultural que fundó para preservar su legado. Su figura y su mensaje forman ya parte de la esencia de EE. UU. Más información en páginas de Gentestilo Galería de imágenes del funeral de Mohamed Alí