Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2016 abc. es deportes DEPORTES 61 Fútbol Caso Neymar El Barça reconoce que delinquió y acepta una multa de 5 millones El club evita que Bartomeu y Rosell sean juzgados por el fichaje del brasileño LUIS P. ARECHEDERRA MADRID El Barcelona ha reconocido que delinquió al fichar al jugador brasileño Neymar, que llegó al club azulgrana en el verano de 2013, y ha aceptado pagar una multa de 5 millones de euros para librar a sus dirigentes de ser juzgados. El club azulgrana ha alcanzado un pacto con la Fiscalía de Barcelona y la Abogacía del Estado, según informaron ayer fuentes jurídicas. Aun así, la junta directiva del Barça debatirá el lunes si ratifica el pacto, que fue sellado por los servicios jurídicos del club. Una de las claves del acuerdo, que está pendiente de ser elaborado de forma conjunta por la Fiscalía y los abogados de los acusados, es que deja sin responsabilidad al presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, y su antecesor en el cargo, Sandro Rosell. El Ministerio Público había solicitado dos años y tres meses de prisión para Bartomeu y siete años y seis meses para Rosell, una petición que partió de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, tribunal en el que se inició la investigación hasta que se envió a los juzgados de Barcelona por los recursos de los acusados. La Fiscalía sostiene que el Barça enmascaró la contratación del delantero brasileño en una compleja tela de araña de contratos con el objetivo de ocultar su coste real a la opinión pública y defraudar al Fisco una gran cantidad de dinero. Al pactar con la Fiscalía, el club admite que cometió dos delitos fiscales: uno en 2011, cuando pagó 10 millones de euros a la empresa del padre de Neymar (el representante del jugador) por adquirir los derechos del jugador; y otro en 2013, al abonar a la misma empresa 40 millones de euros por adelantar un año la contratación del astro brasileño, que estaba prevista para 2014. En ambos casos, el Barça debía haber declarado los pagos como parte del salario del jugador y no como una prestación de una empresa, una categoría que le permitió pagar menos impuestos. Con ambos contratos, el club azulgrana defraudó 9,3 millones de euros, según Efe, un dinero que el club se compromete a devolver. A esa cantidad hay que añadir la multa de 5 millones, un dinero que saldrá de las arcas del club. El Barça pagó a Hacienda 13,5 millones para poner al día sus deudas nada más estallar el caso Neymar, que provocó la salida de Rosell. El pacto reduce así las cantidades que la Fiscalía exigía al club. El Ministerio Público había solicitado una multa de 22,2 millones para el Barça, quien Rosell y Bartomeu presentaron a Neymar en el verano de 2013 EFE Las cifras 14,5 millones 9,3 millones La suma de la multa de 5 millones más la cuota defraudada (9,3) equivale a un pago de 14,5 millones, de los que el Barça ya habría pagado 13,5. Pendiente de ratificar La junta directiva del Barça estudiará el lunes si ratifica el acuerdo sellado por sus servicios jurídicos Rebaja sustancial El fiscal pedía cárcel para Bartomeu y Rosell y exigía 62 millones al club por multas e indemnizaciones Con el pacto, el Barça reconoce que defraudó 9,3 millones por los impuestos de dos de los numerosos contratos con los que se fichó al jugador. 83,3 millones La Fiscalía cifra el coste real del fichaje, sin contar los impuestos debidos y las multas, en 83,3 millones. El club solo reconoció 57,1. estaba imputado por tres delitos fiscales, dos cometidos durante el mandato de Rosell y uno bajo la presidencia de Bartomeu. Según el fiscal, Bartomeu dio continuidad a un fraude que fue ideado y comenzado por Rosell. Además, la acusación pública también pedía que el club abonara a Hacienda un total de 11,4 millones de euros en concepto de responsabilidad civil por los perjuicios causados al Fisco. Todos estos pagos sumaban más de 62 millones de euros, unas cantidades que habrían elevado el coste del fichaje hasta casi 160 millones. El club sostuvo en un primer momento que había pagado 57,1 millones, una cifra que Rosell defendió incluso ante los socios en una asamblea. La Fiscalía cifró el coste en 83,3 millones de euros, sin contar los impuestos debidos. La Audiencia Nacional todavía investiga si el Barça y el propio jugador estafaron al fondo de inversión brasileño Dis, que disponía del 40 de los derechos del futbolista y que alega que se quedó sin cobrar el dinero que le correspondía, al ocultar su cifra real.