Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 6.6.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.684 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. Homo hispánicus El papá y la mamá guasaperos Los grupos de WhatsApp nos cercan. El invento ha lanzado una nueva especie, el guasapero obsesivo, que puede convertir en un infierno cada vez que suena la campanita y hace añorar a Robinson Crusoe ÁLVARO MARTÍNEZ y madres del cole, que más allá de la información que pueda ofrecer descubre una variada tipología de personas, de desigual tolerancia. Encontramos al papá- tostón al que todo le parece mal; la mamá armadanzas que organiza la vida a todos; el experto en ofrecer soluciones a problemas que no existían hasta que él mismo se ocupó afanosamente de generarlos; el papá- miserias al que todo le parece un robo, no pongo un duro la mamá cazaofertas que siempre conoce un chollo para el viaCuanto más grande sea la lista, más posibilidades tendrá de fracasar la convocatoria, estableciéndose un calendario alternativo para la efeméride que convierte el laberinto del Minotauro en una partida de parchís. las que es mucho más difícil justificar la huida si la cosa se pone fea, pues todos los de la lista se conocen. La fuga, por tanto, es siempre una alternativa cuando aquello se vuelve ingobernable y comienzan los malos humores y el lenguaje grueso. Cómo definir la sensación de descubrir por la mañana que el grupo al que a uno le han unido la noche anterior tiene 235 mensajes: decenas de vídeos con el comentario yo es que me troncho o una legion de emoticonos a los que omo lugar puntero en el uso de los servicios de mensajería a través del teléfono móvil, ha terminado por retoñar en estas tierras ibéricas una especie casi autóctona, una aldea global millonaria que se entretiene, informa o comunica a través de una pantalla de cinco pulgadas. Hablamos del guasapero el A. La verdad es que el autobús en el que usuario compulsivo de van a llevar a los críos me parece una WhatsApp, la aplicación muy mala elección multiplataforma que utilizan unos treinta milloB. ¿Qué pasa, que ahora vamos a nes de personas por entender todos hasta de autobuses? aquí, lo que confiere al invento y su manejo las A. Yo solo quiero lo mejor para mi hijo dimensiones de una pandemia y coloca a EspaB. Pues le alquilas una limusina, porque ña como líder hegemóes que vamos con los señoritos nico europeo en dejarse las yemas dándole al C. Por favor, un poco de cordura. Es un enviar viaje de 30 minutos. Que no los van Más de mil millones a llevar en un motocarro de personas en todo el mundo usan esta plataB. Es que todo le parece mal al de siempre forma de proporciones mareantes: todos los días A ha abandonado el grupo hace circular 42.000 millones de mensajes de texto, 1.600 millones de fotos y 250 millones de vídeos, y gestiona 1.000 millones de grupos. Y ese banquete no se lo iba a perder el Homo hispánicus, al que je de fin de curso; el sabihondo que de cuando le da por una cosa no hay quien todo entiende formato hacedme caso... lo pare. Los grupos de WhatsApp se y hasta el que previene sobre la mala han convertido en la tierra prometida fama del profe del año que viene. Hay de todo guasapero obsesivo. La pro- padres que definen los grupos como el fusión con la que han crecido han ter- infierno en la Tierra, un averno cuyas minado por convertir esos grupos en llamas calcinan cualquier ventaja que plaga, más dañina a veces que el me- en principio se le suponga al invento. jillón cebra en el Ebro o los topillos en Ni con sherpas y oxígeno se hace transitable ese Himalaya. Tierra de Campos. Más efímeros, pero no por ello meEL AVERNO EN LA TIERRA nos dañinos, pueden ser los grupos Dentro del ámbito de los grupos de ca- formados para eventos, del tipo borácter personal (familia, amigos, com- das de plata de la promoción del 91 de pañeros) se alza como uno de los más los Salesianos los de la mili cena conflictivos el que agavilla a los padres de Navidad o running los jueves C SALIR CORRIENDO Tal es su crecimiento que ya hay páginas en internet que se encargan de ordenar taxonómicamente el aluvión de grupos creados para un derminado fin, gusto o actividad colaborativa. Más D. La piscina se abre el próximo día 15 E. Ya era hora. Hay urbanizaciones donde llevan dos semanas bañándose F. La fecha se decidió en la última junta de vecinos, si fueras a las juntas a lo mejor te enterabas E. Ya, pero es que en las juntas no se habla más que de g... y yo no estoy para eso D. No, al parecer algunos solo están para poner pegas E. En realidad paso, para ver barrigas cerveceras y lorzas a troche y moche me quedo en casa F. Me parece que eres muy maleducado E. Y a mí me parece que tú eres una nutria E ha sido expulsado del grupo variado que un bazar chino, allí encontramos de todo, los Andaluces en Valencia los Locos por el manga y el anime los fanáticos de Juegos de rol los cuentachistes de Sonría por favor Somos del Recre y Huelva tiene una ría Separados y separadas Ornitólogos a vista de pájaro Petanqueros de primera Me gustan los toros Psicólogos a pie de obra Procuras en apuros Hay una gran diferencia entre estas agrupaciones buscadas y las del círculo personal, en de les saltan las lágrimas; enlaces a páginas frikis y un sinfín de naderías imposibles de chequear. Aquello sienta como el napalm de Robert Duvall en Apocalypse Now O parecido. Dejar un grupo de WhatsApp puede estigmatizar al fugado entre el núcleo más activo de la lista, que no perdona esas deserciones y tacha de sieso o muermo a quien ose irse al fondo de la pantalla y pulsa salir del grupo Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Atender, v. intr. No parpadear.