Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE JUNIO DE 2016 abc. es conocer SOCIEDAD 41 La mejor Madrid es la comunidad autónoma que tiene menos demora. Las pacientes solo esperan dos meses de la extirpación del pecho, una vez que se les ha detectado el cáncer. La reconstrucción inmediata tiene muy buenos efectos psicológicos y resulta más económico Imágenes de la exposición El cáncer nos marca con supervivientes tatuados Con tejido del abdomen La técnica más apropiada en la actualidad se centra en la extracción de tejido sobrante en el abdomen para recolocarlo en el seno afectado. Una práctica que únicamente los cirujanos reparadores conocen en profundidad. Lo que también está sucediendo es que, ante la escasez de cirujanos plásticos en la red pública, realizan las intervenciones otros profesionales (cirujanos generales, ginecólogos, traumatólogos, etc. no familiarizados con estas nuevas técnicas, lo que incrementa el riesgo de complicaciones posteriores agrega este acreditado profesional que presta sus servicios en el Hospital La Paz de Madrid. Unos 9.000 médicos españoles practican intervenciones de índole estética sin estar cualificados para ello, debido a las elevadas cotas de intrusismo que padece el sector. El cáncer de mama, cuyas estadísticas en nuestro país arrojan 25.000 nuevos casos al año, es el que más afecta a las mujeres españolas (también se produce en hombres, naturalmente, aunque con índices mucho más reducidos) Algo más del 64 desembocan en mastectomía (unos 16.000, aproximadamente) De esta cantidad, únicamente el 30 %o 40 (entre 4.800 y 6.400) son dirigidas hacia la reconstrucción mamaria. Si tenemos en cuenta el grado de iniciativas de este tipo que se aplican de forma inmediata, el porcentaje no pasa del 40 La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética realiza en la actualidad un completo sondeo por hospitales en toda España con el fin de subsanar el déficit de datos exhaustivos oficiales. Y es que los desajustes no solo se registran entre comunidades, sino también entre centros. Un millón y medio de españoles ya han sobrevivido al cáncer Proponen un plan de cuidados para superar las secuelas físicas y emocionales ABC MADRID Un total de 32,6 millones de personas en el mundo han sobrevivido al cáncer, de las cuales un millón y medio se encuentran en España, y se prevé que exista un incremento de un 50 para el año 2020. Esta estadística recoge a pacientes que han vivido sin enfermedad más de cinco años tras un diagnóstico de cáncer y que, sin embargo, tienen necesidades que el sistema de salud no sabe o no puede atender. A pesar del logro que supone que la supervivencia al cáncer, relativa a los cinco años, sea en torno al 50 en hombres y 59 en mujeres, muchos de estos pacientes se sienten perdidos en la transición entre ser paciente en tratamiento y ser superviviente ha explicado la profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Na- varra Cristina García- Vivar, con motivo de la celebración del Día Mundial del Superviviente del Cáncer. Las personas que han superado esta enfermedad presentan con frecuencia secuelas físicas, como déficit cognitivo, fatiga, dolor, infertilidad o linfedema en el caso del cáncer de mama; o efectos tardíos como alteraciones en la inmunidad, osteoporosis, problemas renales o cardiológicos. Además son también las que más tasas de desempleo o problemas de discriminación laboral sufren. Cristina García- Vivar propone la creación de un plan de cuidados para supervivientes, simi- lar al que ya existe en otros países para mejorar la atención sanitaria de estas personas Sería necesario crear puentes entre la oncología y la atención primaria, poner en marcha y testar modelos de cuidado en supervivencia, desarrollar guías nacionales para la formación de profesionales o mejorar el uso de recursos, propone. Marcados de por vida El Grupo español de Pacientes de Cáncer (Gepac) también cree que los enfermos oncológicos quedan marcados de por vida El cáncer no termina cuando remite. Te cambia tus necesidades vitales, tu manera de apreciar la vida, la relación con los demás... El cáncer es un antes y un después relata Begoña Barragán, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer y afectada de linfoma. Para llamar la atención sobre la situación de los supervivientes, Gepac ha organizado una exposición fotográfica en la que aparecen exenfermos con sus cuerpos tatuados donde se reflejan sus miedos y pasiones. La exposición se titula El cáncer nos marca de por vida