Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL LUNES, 6 DE JUNIO DE 2016 abc. es internacional ABC En el Congreso Keiko Fujimori tiene mayoría absoluta, lo que le permitirá aplicar muchas de sus propuestas las elecciones coincidían los encuestadores. Dicho en palabras de Alfredo Torres, titular de la consultora Ipsos, la batalla final se da en Lima donde se concentra el 30 del electorado. Modelo de desarrollo En ese contexto de incertidumbre, temprano, el todavía presidente, Ollanta Humala, con bajísimos niveles de popularidad, animó a su futuro sucesor a que siguiera sus pasos con un gobierno por y para el pueblo y continúe con las grandes obras Tras recordar que por primera vez su país va tener cuatro gobiernos consecutivoselegidos democráticamente observó que Perú es un modelo de desarrollo, crecimiento y fortalecimiento democrático Con una gestión más de sombras que de luces, Humala no debería estar preocupado por la Administración que le seguirá. Las diferencia de modelo económico entre Fujimori y Kuczynski resultan simbólicas. Otra cosa es en materia de seguridad y libertades. Ambos defienden el libre mercado, ofrecen seguridad jurídica para las inversiones y prometen desarrollar economías ortodoxas que permitan a Perú mantener el crecimiento sostenido del que puede presumir. Para este año las previsiones indican que el país crecerá un 4 un punto porcentual más que el anterior. Dicho esto, no son pocas las asignaturas pendientes. La más dramática, en materia laboral, es un 70 de empleo informal, apunta Elmer Cuba Bustinza, portavoz económico de Fujimori. Con mayoría absoluta en el Congreso el partido de Keiko, en rigor, estará en condiciones de aplicar muchas de sus propuestas económicas. Y, en ese ámbito, difícilmente encuentre resistencia. PPK puede no ser un político hábil aunque sí afortunado pero lo que nadie le puede discutir son sus virtudes como economista. La prueba de ello, en buena medida, es Perú. Keiko Fujimori saluda a sus seguidores tras votar ayer en Lima EFE La ortodoxia económica regirá la nueva etapa política en Perú Kuczynski, con leve ventaja en los sondeos, y Fujimori comparten el credo liberal CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL A LIMA La batalla de las urnas por la Presidencia del Perú entre Pedro Pablo Kuczynski (Peruanos por el Kambio) y Keiko Fujimori (Fuerza popular) se anunciaba anoche cerrada, sin un claro vendedor. Dos sondeos a pie de urna daban mínimas ventajas a Kuczynski entre el 51,2 y el 50,4 frente a la hija del expresidente Fujimori entre el 48,8 y el 49,6 mientras que un tercer sondeo concedía a Keiko un 51,1 por un 48,9 para su rival. Unidos más por el espanto al apellido Fujimori que por el entusiasmo a PPK, como Perú y medio mundo conocen a Kuczynski, los peruanos se interpusieron ayer con su voto para desmentir la que parecía fácil victoria para Keiko. Los sondeos a pie de urna y las encuestas previas anticipaban, sin mojarse, un posible triunfo, por la mínima, de PPK. Las diferencias entre ambos eran de menos de un punto, como preveía la firma Ipsos, o de algo más de dos, según GFK, a favor del candidato de 77 años que, todavía, no podía echar las campanas al vuelo. Mientras, Keiko Sofía Fujimori, de 41, aguardaba paciente resultados del recuento oficial y confiaba en mantener la superioridad que logró en primera vuelta en Perú, enclave donde se libra la madre de todas las batallas electorales. El que gana Lima, gana PPK y Keiko dicen cómo votar C. D. C Quemaron, a su manera, el último cartucho antes de votar. Kuczynsky desayunó en La Victoria, un barrio humilde donde bailó y pidió el voto con honestidad y transparencia ya que es lo único que nos salva de la corrupción, el narco y la zozobra Dicho de otro modo, del fujimorismo. Keiko, también desayunó en un merendero con su toda su familia y pidió algo similar: Votar pensando en nuestro país