Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 29 DE MAYO DE 2016 abc. es espana madrid MADRID 115 Cava Baja En el viejo restaurante El Schotis, ahora La Tagliatella, se derribó hace más de un año un mural sobre una corrala de Lavapiés Esencia de la capital La obra de Eduardo Vicente se caracteriza por su visión costumbrista de un Madrid castizo y original do un chotis en la pradera de San Isidro aún permanece en una de las paredes del comedor. Los responsables de La Tagliatella explican a ABC que la obra no dependió de ellos y que cuando llegaron ya estaba con la apariencia actual. Lo cierto es que el contraste en la decoración del local resulta llamativo, con una extraña combinación de estas pinturas costumbristas de la posguerra con referencias a Italia, como un mapa del país y utensilios para cocinar pizza. Albayal de Arte y Restauración, determinaron que los murales se correspondían a una etapa tardía de Eduardo Vicente y, de muy baja calidad. Nunca habían estado protegidas afirman. El problema es que se situaban sobre el revoco de la medianera del edificio, por lo que era imposible desmontarlos. Su restauración, con toda seguridad, sería más costosa que el valor económico de la obra declaran a ABC. Por tanto, se decidió ocultar las pinturas con el objeto de impedir su progresivo deterioro sin descartar que en un futuro puedan ponerse de nuevo en valor, algo posible con la simple retirada del muro de yeso. No obstante, el legado de Eduardo Vicente permanece intacto no solo en la capital, sino en la región y en el archivo de ABC, diario con el que colaboró en los últimos años de su vida en el suplemento Blanco y Negro. En los números 134, 170 y 172 del paseo de la Castellana se muestran en buen estado tres murales. Además, hay pinturas en la iglesia de la Encarnación de San Blas y en la Natividad de Navacerrada, entre otros templos, y en el Hotel Las Sirenas de Segovia. Supervivientes En La Tagliatella aún se conservan algunos de estos murales, como el que escenifica a varias parejas en un chotis Escondidos en yeso El segundo caso es más complejo. El Hotel Emperatriz se reformó a finales de 2014. En esta rehabilitación, se ocultaron tras una pared de yeso tres murales de 1954 sobre distintos episodios, entre ellos una vista exterior de Madrid en fiestas. El hotel asegura que durante las obras no se han destruido, sino que se encuentran protegidos detrás de un trasdosado Según apuntan, meses antes del inicio de las obras indagaron para conocer el valor de los frescos, de cara a una hipotética restauración y conservación. Esta no se produjo porque, tras el análisis de la empresa Sin restaurar La situación de las pinturas del Hotel Emperatriz, en un muro de carga, hizo imposible su restauración, según el hotel