Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DEPORTES Giro de Italia DOMINGO, 29 DE MAYO DE 2016 abc. es deportes ABC Nibali culmina su remontada Sostenido por su fuerza mental, destrona al final a Chaves; Valverde sube al podio J. GÓMEZ PEÑA SANTA ANA DE VINADIO Clasificaciones Etapa 1. R. Taaramae (Est. 4 h 22: 43 2. D. Atapuma (Col. a 52 seg. 3. J. Dombrowski (EE. UU. a 1: 17. 4. M. Nieve (Esp. a 4: 12. 5. A. Foliforov (Rus. a 4: 36. 6. V. Nibali (Ita. a 6: 44. General 1. V. Nibali (Ita. 82 h. 44: 31 2. E. Chaves (Col. a 52 seg. 3. A. Valverde (Esp. a 1: 17. 4. S. Kruijswijk (Hol. a 1: 50. Santa Ana de Vinadio, el santuario más alto de Europa, espera abarrotado. Un barranco lleno de público que se muerde las uñas. Tiembla por el aire frío y los nervios. ¡Vincenzo! ¡Viene Vincenzo! Nibali, solo, sube ya el kilómetro final, la última cuesta del Giro que hasta el viernes parecía de Kruijswijk, que ayer empezó en manos de Chaves y que ahí, en esta montaña pelada de Vinadio, se decantaba por el mejor de todos, por Nibali, que ha pasado casi tres semanas perdiendo la carrera que hoy celebrará en el podio de Turín. Pero aún no lo sabía en ese kilómetro de clausura. Lo escuchó en la voz de la megafonía que atronaba algo más arriba. El speaker del podio iba cantando los segundos que yo le llevaba a Chaves contó luego Nibali. Le hacían falta 44. La cuenta atrás del speaker silenció la cima. 43, 44, ¡45! Ya Ya. Reventó a gritos Santa Ana de Vinadio, donde está la Roca de las Apariciones. Cosas de la fe, que mueve montañas; como Nibali, resucitado a tiempo para ganar su segundo Giro después de muerto. Le sacó más de minuto y medio al colombiano, que siempre anda feliz, pero que esta vez entró llorando Para cuando Chaves, desnucado sobre el manillar, llegó, ya estaba allí Valverde, que no dejaba de trazar círculos sobre su bicicleta. No sabía el tiempo que le había sacado a Kruijswijk en la pelea por el tercer puesto. De eso, claro, no se ocupaba la megafonía italiana. Como nadie le decía nada, Val- verde seguía con sus vueltas. Podio, Alejandro, eres tercero se oyó. Eso le despertó. Y como en Alpe d Huez en el pasado Tour cerró el puño y estalló: ¡Podio, podio! ¡Los tres! ¡Ya tengo los tres podios de las grandes vueltas Corrió a abrazarse a Nibali. Durante este Giro que ayer ganó, Nibali tampoco ha tenido piernas. Sin ellas, cojo, apoyado en la muleta de su fuerza mental, se ha sostenido. Criticado en Italia y en su propio equipo, que ya tiene en Fabio Aru el relevo. El viernes, tras recibir la visita de su acupumtora personal, se despertó de pie. Habían vuelto las piernas. ¿A tiempo? Con ellas volteó el Giro, ayudado por la caída del torpe Kruijswijk en la pared de nieve Agnello. Esa etapa dejó el perfume de dinamita que creó un ambiente épico en la gran etapa final. La que ayer salía por el col de Vars, subía hasta los más de 2.700 metros de la Bonette- Restefond lunar y trepaba los 21 kilómetros de la Lombarda antes de acabar en la cuesta del Santuario. Todo eso concentrado en 134 kilómetros. Una bomba. Estaba claro que era un día para reventar. A cuatro kilómetros de la cima, Nibali ordenó a Scarponi un último apretón y, sentado, salió a por el Giro. Se marchó ya solo. Al fondo, el speaker lo cantaba en la meta. Italia tronó. Nibali celebra su victoria en el Giro 2016, en el podio de Santa Ana de Vinadio EFE Fórmula 1 Gran Premio de Mónaco Primera pole de Ricciardo y decepción de Alonso JOSÉ CARLOS CARABIAS MÓNACO Se había propagado tanta espuma sobre el rendimiento del McLaren en el circuito urbano de Mónaco, era tanta la expectación generada respecto al impulso que viviría el coche inglés en un trazado que premia al conductor y no al motor, que la desilusión por el resultado (Alonso, 10 en la parrilla, Button, 13) se resumió en una contestación del piloto español: ¿Si nos vendría bien la lluvia en la carrera? Necesitamos lluvia o nieve o lo que sea para que haya acción Le toca vivir esta realidad a Alonso. Un cambio de equipo, de Ferrari a McLaren, que no le reporta de momento ni dividendos en la pista ni alegría para el alma. En Mónaco, calles cortas, rectas escasas, mucha curva para beneficio de la aerodinámica de los coches y de las manos de los pilotos, tampoco empuja el McLaren ni su motor Honda. Alonso ingresó, como en Barcelona, entre los diez mejores (saldrá noveno por la sanción a Raikkonen) pero se le empieza a notar incómodo con la propaganda de tiempos mejores que anuncian los ejecutivos del equipo antes de cada gran premio. Las previsiones respecto al fin de semana eran demasiado optimistas dijo. Hubo otra noticia en el puerto de Mónaco. Un Red Bull y no un Mercedes obtuvo su primera pole en la Fórmula 1. La pequeña hazaña fue obra del australiano Daniel Ricciardo, autor de una vuelta magnífica y un fin de semana que promete para él. Doble satisfacción para el oceánico, ya que su compañero, el amenazante y promocionado Max Verstappen, se estrelló en la Q 1. Nadie está feliz en la F 1 cuando no gana. Vettel dedicó estas palabras a sus adláteres en Ferrari: Pienso que deberíamos y podríamos haber hecho un mejor trabajo con el coche Carlos Sainz sigue sumando créditos a su ritmo diésel. Logró la séptima plaza y saldrá sexto por el castigo a Kimi. Parrilla de salida 1. Ricciardo (Red Bull) 1: 13.622 2. Rosberg (Mercedes) 1: 13.791 3. Hamilton (Mercedes) 1: 13.942 4. Vettel (Ferrari) 1: 14.552 5. Hulkenberg (F. India) 1: 14.726 6. Sainz (T. Rosso) 1: 14.749 7. Pérez (F. India) 1: 14.902 8. Kvyat (T. Rosso) 1: 15.273 9. Alonso (McLaren) 1: 15.363 10. Bottas (Williams) 1: 15.273 11. Raikkonen (Ferrari) 1: 14.732 12. Gutiérrez (Haas) 1: 15.293 13. Button (McLaren) 1: 15.352 14. Massa (Williams) 1: 15.385 15. Grosjean (Haas) 1: 15.571 16. Magnussen (Renault) 1: 16.058 17. Ericsson (Sauber) 1: 16.299 18. Palmer (Renault) 1: 16.586 Hora: 14: 00. TV: Movistar