Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Celebraciones del Madrid DOMINGO, 29 DE MAYO DE 2016 abc. es deportes ABC El madridismo pone el dorsal once a la Cibeles Más de treinta mil seguidores conquistaron anoche la plaza del rey de Europa TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID Miles y miles de madridistas cortejaron a la diosa Cibeles en una noche inolvidable. Los cánticos elogiosos a Zidane y Cristiano compitieron con un lema de la noche interminable: ¡Cibeles, saluda, la Undécima madruga! Los aficionados invadieron el centro neurálgico de la capital de España nada más marcar Ronaldo el penalti que sentenció la Copa de Europa del club. Nosotros estábamos antes, porque sabíamos que en los penaltis no fallaríamos decía un grupo de jóvenes de Alcobendas. Hemos sido los primeros en llegar aquí Media hora más tarde era imposible acercarse al monumento. La calle Alcalá estaba ocupada desde la Plaza de la Independencia hasta la calle Sevilla. Y La Castellana era un invasión desde la Plaza de Colón hasta el Museo del Prado. Algunos incondicionales corearon otro canto: ¡Mírala, mírala, mírala, la Undécima en Alcalá, Alcalá, Alcalá! La Policía estaba preparada desde muchas horas antes para poner orden y control en una noche de alegría que se hizo más intensa tras la tensión de la prórroga y los penaltis. El madridismo disfrutaba después de una temporada que nació borrascosa y acabó con la mejor copa para brindar. los aficionados con el objetivo final de ver a los campeones en carne mortal. El retraso del final del partido, las celebraciones, la entrega del trofeo, el ofrecimiento de la Champions a la afición en San Siro, el festejo con espumante en el vestuario, las declaraciones a la prensa y el traslado hacia Malpensa para coger el vuelo IB 2800 significaron tres horas de fiesta en Milán y en el avión, mientras esos miles de madridistas no dejaban dormir a Cibeles hasta que sus ídolos se subieran a su trono y la colocaran la bufanda blanca, no sea que pase frío. Los madridistas siempre tan atentos con su diosa, decían los leones con envidia, llamando con rugidos a los leones del Congreso de los Diputados, primos hermanos suyos, que viven un kilómetro más al sur, pasando por el vacío Neptuno a la derecha. El retraso de la llegada del Real Madrid a Barajas permitió toda clase de bromas. ¡Que vienen ya, que van por Colón! decían algunos graciosos, a El madridismo celebró el triunfo en Cibeles desde las once de la noche Visitas oficiales Celebración de los campeones en la ciudad de Madrid A las ocho de la tarde El campeón acudirá, hacia las ocho de la tarde, al Ayuntamiento (1) para ofrecer la Champions, y a las nueve visitará la Comunidad (2) 3 Estadio Santiago Bernabéu Azca Al Bernabéu, a las diez Plaza de la República Argentina Canal de Isabel II Museo Nacional de Ciencias Naturales El estadio (3) se llenó ayer para presenciar la final y hoy rendirá homenaje a Zidane y sus futbolistas a las diez de la noche, como broche final. Sesenta años de reinado ¡El rey de Europa vuelve a mandar! escuchaba la diosa. El Real Madrid había ganado la undécima Champions League de su historia y todos sus soldados, vestidos de blanco, celebraban esta nueva conquista de un imperio que nació en 1956. Hace sesenta años que decenas de miles de personas, vestidas de blanco, ya coparon el trayecto desde Barajas hasta Cibeles y el Bernabéu. Ese viaje se repitió en 1957, 1958, 1959, 1960, 1966, 1998, 2000, 2002 y 2014, como bien recuerdan ella y sus viejos leones, guardianes de los grandes festejos. Ya lo advirtió Napoleón: la historia siempre se repite. Los miles y miles de seguidores, con banderas blancas y una copa de cartón con grandes orejas, comentaban con ansiedad incontrolable la incógnita de la madrugada: la hora de llegada del avión del Real Madrid. La espera se hizo interminable en Cibeles. Horas y horas de cánticos de Plaza de Olavide Plaza de toros de Las Ventas Plaza de Colón Templo de Debod ANOCHE Cibeles M- 30 eso de las dos de la mañana, cuando el Real Madrid viajaba aún hacia el aeropuerto de Malpensa. Los inocentes que se creyeron la mentira piadosa se pusieron mirar hacia la Plaza de Colón y solo veían gente. Y más gente. El avión del campeón arrancaba en esos instantes desde Italia. 1 Ayuntamiento Sede de la 2 Comunidad de Madrid de Madrid Parque de El Retiro Hospital Gregorio Marañón La fiesta del estadio Antes de disputarse la final, la intendencia ejecutiva de los dos clubes ya habían pergeñado las posibles celebraciones de la victoria. Hay que ser previsor, no puede dejarse todo para la noche de la final. El Real Madrid tenía planificadas las visitas al Ayuntamiento a las ocho de la tarde y a la Comunidad de Madrid a las nueve, con el fin de fiesta nocturno en el Bernabéu. El coliseo blanco se llenó ayer para presen ciar la final y hoy habrá otros ochenta mil espectadores en sus gra- Atocha Renfe FUENTE: Elaboración propia ABC