Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES Las aficiones, en Madrid Santiago Bernabéu DOMINGO, 29 DE MAYO DE 2016 abc. es deportes ABC El templo madridista también luchó por la Undécima LORENA LÓPEZ MADRID El Bernabéu en cifras 50 euros En las inmediaciones del Santiago Bernabéu aún podían conseguirse alguna entrada para la final, aunque encontrarlas no era tarea fácil. La lluvia no asustó a los madridistas. Sabían que ayer era un día importante y querían formar parte de él. Y dónde mejor que en el Santiago Bernabéu. Los primeros en conseguir su sitio fueron los socios: gratis, una recompensa por su apoyo incondicional. Algo más complicado lo tuvo el resto de aficionados. Todo el mundo quería estar presente, pero las posibilidades se reducían a medida que se acercaba la final. La última esperanza estaba en la puerta del Bernabéu unas horas antes en la reventa, pero la entrada ya no valía cinco, había subido a los 50 euros. Con billete en mano, se veía de otra forma. En las inmediaciones del campo todo era alegría. Antes de que comenzara el partido, la sensación de victoria ya estaba en el aire. Somos el Madrid, esa Copa va a ser nuestra aseguraba un aficionado. Aunque no todo el mundo estaba igual de tranquilo: Va a ser complicado. El Atlético es uno de esos equipos que te lo pone difícil confesó un veterano socio que había visto ya tres Champions. Las puertas del Santiago Bernabéu se abrieron una hora y media antes del encuentro pero tardó en llenarse. Los bares de alrededor estaban a rebosar. El frío atacaba y había que resguardarse. Media hora antes del pitido inicial, ya estaban todos en sus asientos, preparados para que empezara el partido. Va a ver la noche del bicho y de Casemiro vaticinaba un joven aficionado de tan solo 8 años que analizaba hasta el más mínimo detalle del partido en la grada. 80.000 personas Casi aforo completo en el estadio Santiago Bernabéu para ver al equipo blanco luchar por la Undécima ante el Atlético de Madrid en San Siro. 4 pantallas El partido lo protagonizaron las cuatro pantallas que se situaron en el centro del campo para asegurar a todos el disfrute del partido desde cualquier punto. 200 vigilantes Un cordón de unos cien vigilantes bordeaba el campo para asegurar el correcto desarrollo de la noche. A estos se le sumaban cien más repartidos por las distintas puertas del campo. Afición incondicional Para caldear los diez grados estuvo Miki Nadal con número 11, un número que es muy especial para esta noche Los minutos para que empezara el partido bajaban de los diez mientras la afición revivía los goles de Copas anteriores como si fueran en ese instante. La afición estaba preparada para los 90 minutos de infarto y qué mejor para empezarlos con el himno de la Décima. Más de 80.000 voces al unísono no es algo que deje indiferente. La intención era que se oyera en Milán, pero lo que seguro que se escucharon fue la celebración del gol de Ramos. A grito de Ale, Real Madrid o Vamos Real, hasta el final apoyaron a su equipo y con pitidos denunciaron las acciones dudosas del Atlético. También ovacionaron a Carvajal por su salida del campo tras su lesión. Hicieron temblar al Santiago Bernabéu. Les animaron tras el gol rojiblanco que hizo peligrar la Undécima a diez minutos del final con el sí se puede Una afición incondicional y protectora con los suyos y que terminó celebrando la Copa: así es la del Real Madrid.