Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Nuevas elecciones Análisis DOMINGO, 29 DE MAYO DE 2016 abc. es espana ABC El fantasma del congreso abierto reaviva la guerra entre Aznar y Rajoy El presidente teme que tras el 26- J su antecesor volverá a exigir que voten los militantes MAYTE ALCARAZ MADRID Ya se lo habían advertido hace unos días a Mariano Rajoy dentro de su equipo: Aznar volverá a la carga después del 26 de junio para que el PP convoque un Congreso abierto (sigue aplazado el que correspondía a este año) que es tanto como poner en cuestión el liderazgo del presidente en funciones. Esa es la respuesta de dos altos cargos populares cuando ABC les pregunta por las razones que han llevado al último enfrentamiento público entre el primer y el segundo presidente popular de la democracia, a cuenta esta vez del incumplimiento del déficit. Ocurrió que el 21 de diciembre, un día después de las elecciones en las que el PP de Rajoy conservó el pódium pero perdió 3,8 millones de votos y 64 escaños, Aznar previa llamada a su sucesor se presentó en el Comité Ejecutivo postelectoral con un recado que convulsionó al partido: exigir un congreso abierto, para que los militantes puedan definir el futuro de nuestro proyecto y elegir la dirección del partido Ese día, Aznar no ocupa el lugar prevalente que le otorgaría su puesto de presidente de honor del PP sino que se le acomoda al lado de Pío García- Escudero y Jesús Posada, a distancia de su sucesor. El presidente en funciones muestra indignación a su equipo; Aznar le había anunciado su asistencia, pero la bomba que iba a depositar en Génova se la reservó. Y además, reprocha que la demanda la haga quien precisamente le eligió a él como sucesor a la vieja usanza Desde entonces ambos dirigentes no han ocultado su antipatía mutua. Y qué decir del entorno de Rajoy respecto al expresidente. Uno de sus colaboradores en el partido asegura que lo que colmó el vaso hace unas semanas, antes de la polémica del déficit, fue saber que Aznar prepara una andanada en los cursos de Verano de FAES, que se abrirán el próximo 27 de junio, un día después de los comicios generales presa familiar de Aznar y su esposa, Ana Botella, sobre el resultado de las declaraciones fiscales presentadas en los ejercicios de 2009 y 2010. Entonces, se efectuó una comprobación y se demandó documentación a la pareja. Aznar sostuvo que la facilitó y que la inspección se cerró en 2014, de conformidad por las dos partes Lo que generó un rifirrafe inusitado fue la publicitación de una reunión hace dos años y medio entre Aznar y el que fue su ministro, Cristóbal Montoro. Algunos medios aseguraron que en esa cita Aznar le espetó lo que iba sosteniendo en foros y cursos de la FAES: que no le gustaba nada la reforma fiscal que Hacienda había puesto en marcha. Contra Montoro Y al expresidente le molestó especialmente que se hicieran públicos datos de su IRPF, protegidos por la ley. No obstante, Montoro dio la réplica en una entrevista: Yo estoy en política por él, pero no puedo admirar a alguien que ahora se dedica al business y da lecciones desde fuera. Esto es como el quirófano. No moleste, estamos operando Otra de las controversias que Rajoy no ha perdonado es la que se desató en enero de 2015, cuando en la Convención Nacional del PP, Aznar aprovechó su esperada intervención para lanzar un mensaje a toda la militancia: ¿Dónde está el PP? ¿Aspira a ganar las elecciones? Una de las personas cercanas a Rajoy que más se molestó fue María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP. Desde entonces, amigos de ambos presidentes han intentado suturar las heridas sin conseguirlo. Sobre todo, después de que Aznar aprovechara las elecciones catalanas de 2015 para emitir un comunicado, con una formidable carga de profundidad: echaba en cara a su partido que era el quinto aviso del electorado y el PP no lo puede desoír Rifirrafe Aznar cuestionó el martes las políticas económicas del Gobierno en la Tercera de ABC. Rajoy lo recibió como un ataque injusto joy, presente incluso en momentos de gran tensión con el que fue su jefe. La explicación oficial es que el enfoque de las conferencias ha cambiado y se ha optado por excluir a los políticos, solo representados este año por Antonio López- Istúriz, presidente del PP europeo y eurodiputado. Con ese caldo de cultivo, las últimas andanadas del presidente de FAES cuestionando las políticas de contención del déficit de su heredero político han sentado como un tiro, porque anticipan la guerra que se desencadenará el 27 de junio, salvo que el resultado del PP sea especialmente bueno dice un ministro. Aznar sostuvo hace unos días que durante su primer mandato (19962000) se redujo el déficit público del 7 recibido del PSOE hasta el 1 Lo si- guiente que hizo fue ponerse de ejemplo y señalar que ahora en el equipo popular algunos ministros del área económica son los mismos que entonces. Rajoy lo recibió como un ataque que Aznar intensificó en la Tercera que publicó en ABC el pasado martes. No queda un solo puente entre ellos, no se soportan apunta un dirigente popular que añade que Rajoy tampoco lo oculta en determinados círculos de confianza, a pesar de que hasta ahora lo enmascaraba para no cebar la polémica En el entorno del presidente se cree además que se ha pecado de prudencia y respeto sobre todo desde que el Ministerio de Hacienda abriera una inspección a Famaztella, la em- Vendetta de Aznar Desde entonces, la comunicación ha sido nula. Algunos dirigentes del partido interpretaron como una vendetta de Aznar contra Rajoy que, a finales del pasado año, fichara a Alberto Ruiz- Gallardón, Cayetana Álvarez de Toledo y María San Gil, además de al vicesecretario popular Pablo Casado, para integrar el patronato de la fundación de ideas que preside. En La Moncloa corría la especie de que a los defenestrados de Rajoy siempre les quedará FAES. Excluido de FAES En el equipo de La Moncloa se malician que Aznar podría volver a plantear el congreso abierto, al que Rajoy hace oídos sordos, a poco que los resultados de su partido no sean los esperados De hecho, será la primera vez que ese campus de verano se celebre sin la concurrencia de altos cargos del PP, encabezados por el propio Ra- A la vuelta de las elecciones En el entorno de Rajoy se cree que la polémica por el déficit es solo el aperitivo de la andanada que prepara el exdirigente después de las elecciones No se soportan Los que fueran presidente y vicepresidente del mismo gobierno no tienen ninguna relación y su enemistad se intensificó con la inspección tributaria a Aznar