Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ECONOMÍA Evolución del PIB Exportaciones Importaciones 174,1 159,9 163,2 157,7 161,5 144,3 122,3 133,9 138,4 137,3 134,4 1,1 Variación anual en %4,1 3,3 SÁBADO, 28 DE MAYO DE 2016 abc. es economia ABC Crecimiento y comercio exterior en Alemania Balanza comercial En miles de euros Primer trimestre 2016 3,7 3,7 +0,7 %1,7 157,4 148,1 147,9 148,0 143,5 1,6 0,4 0,3 129,7 124,3 121,4 106,3 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2006 2007 2008 2009 -5,6 2010 2011 2012 2013 2014 2015 ABC FUENTE: Eurostat El consumo releva a la exportación como motor del crecimiento alemán El aumento de la demanda interna ha provocado una subida de las importaciones más alta que la registrada por las ventas al exterior ROSALÍA SÁNCHEZ BERLÍN ¿Una burbuja de empleo? El número de desempleados alemanes se redujo inesperadamente en abril en 16.000 personas, hasta los 2,706 millones, según la Oficina Federal de Empleo, con lo que la tasa de paro queda en el 6,2 además, buena parte del territorio germano presenta datos de pleno empleo técnico. Pero eso no es todo, ya que una de cada cuatro empresas prevé crear nuevos empleos a lo largo de este año y los sectores más boyantes en este sentido son sin duda el manufacturero y la construcción. Detrás de esta máquina de puestos de trabajo hay una palabra clave: confianza. El Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) publicó ayer su último índice de confianza empresarial, que subió en mayo hasta 107,7 puntos. Mientras muchos países europeos quisieran semejante panorama, hay analistas que advierten que el nivel histórico de empleo en Alemania ocasionará, a medio plazo, problemas de competitividad, por una pura cuestión de oferta y demanda. Durante los peores años de la crisis, Alemania mantuvo a flote su competitividad gracias a la flexibilidad laboral y a la moderación salarial, pero la percepción de la crisis parece haber pasado página y los líderes sindicales ya no pueden justificar ante los suyos una prolongación de los sacrificios. E l PIB de Alemania ha experimentado una expansión del 0,7 en los tres primeros meses del año, lo que supone más del doble que en el último trimestre de 2015 y su mayor ritmo de expansión en dos años. En términos interanuales, creció un 1,3 y, entrando a destripar los datos, nos encontramos con que el crecimiento se explica en gran medida por la contribución de la demanda doméstica, con un incremento del consumo de los hogares y del gasto público que consolida un cambio de modelo económico. Mientras las ventas al exterior eran el punto más vigoroso del PIB, ahora la balanza comercial tiene un ligero efecto bajista sobre el crecimiento, ya que las importaciones aumentaron significativamente más que las exportaciones. Debido al clima templado, la formación de capital fijo en la construcción, así como en la maquinaria y el equipamiento, aumentó de forma marcada indican los expertos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis) dando lugar a un crecimiento del sector de la construcción del 2,3 Además, son el mayor gasto de los hogares y las inversiones los que empujan el PIB. El gasto privado creció un 0,4 en el primer trimestre y el gasto público subió incluso un 0,5 debido a los desembolsos relacionados con la acogida de los refugiados. Estos datos suponen un cambio sig- nificativo en la cultura económica alemana, anclada tradicionalmente en el ahorro y las exportaciones. Los consumidores germanos, alérgicos al gasto durante décadas, parecen haber descubierto el gusto por las compras, permitiendo el despegue del sector servicios y, además, se han lanzado a la compra de casas propias en un mercado en el que hasta ahora predominaba tozudamente el alquiler. En la evolución pueden leerse las huellas de la política monetaria extremadamente expansiva y relajada del BCE. El hecho de que los tipos de interés pisen territorio negativo desincentiva el ahorro en sus modalidades tradicionales y está impulsando a los alemanes a la compra de inmuebles. Según el Bundesbank, el volumen total de hipotecas subió un 3,5 en 2015, la mayor tasa anual en más de una década, hasta alcanzar un récord de 1,23 billones de euros. El Banco Central alemán descarta que, de momento, se hayan formado burbujas de precios en el mercado inmobiliario, aunque reconoce que en algunas ciudades los precios de los pisos en propiedad y de las casas unifa- miliares están notablemente sobrevalorados. Una encuesta realizada por las cajas alemanas ha desvelado que el 50 de sus clientes considera que el ladrillo es la mejor forma de ahorrar. En 2013, el número de clientes que se lanzaron a la compra de su propia vivienda aumentó un 5 respecto al año anterior. Quizá sean unos por- Adquisición de inmuebles El hecho de que los tipos de interés pisen territorio negativo desincentiva el ahorro y está impulsando a los alemanes a la compra de inmuebles Descubren el gusto por las compras Los consumidores germanos, alérgicos al gasto durante décadas, han descubierto el gusto por las compras centajes que no impresionen vistos desde España, pero en Alemania suponen una auténtica revolución. Conviene recordar que durante dos décadas, desde la reunificación alemana hasta 2010, los precios de la vivienda en este país permanecieron prácticamente invariables, mientras que durante los últimos cinco años se ha visto una evolución marcadamente al alza y que ronda el 50 en ciudades como Berlín y Múnich. Entre las causas, además de los tipos de interés, está el empeoramiento de la calidad de la jubilación tras las reformas que comenzaron en 2000 y que empiezan a afectar ahora a las primeras remesas de jubilados. El 37 de los encuestados admite que comprar una vivienda es invertir en jubilación una afirmación que hace solo unos años habría sido con-