Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 22.5.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.669 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL BATALLÓN DE LOS PERPLEJOS Por Álvaro Martínez Del Pardo a la estelada El Barça siempre ha tenido en alta estima la libertad de expresión; lo mismo se expresaba antaño condecorando a Franco que ahora apoya la bandera separatista. Blauuugrana al veeent... del que manda J. L. RODRÍGUEZ ZAPATERO EXPRESIDENTE DEL GOBIERNO Mediador por cuenta propia bote pronto, y teniendo en cuenta tanto como presume de ser el impulsor de la Sala de los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra y del carísimo gotelé policromado de Barceló que la decora uno esperaría una entrega rendida de José Luis Rodríguez Zapatero (Valladolid, 1960) con la causa de los presos políticos que mantiene encarcelado el chavismo en Venezuela. No fue ni muchos menos así, y su viaje a Venezuela para arreglar la situación política, con la capa de Mediatormán, el superhéroe del talante se saldó con los mismo frutos que una cepa de garnacha en enero tras reunirse con el régimen y la oposición, que ganó claramente las elecciones legislativas y a la que el caudillo bolivariano mantiene a raya a golpe de decretazo y estado de excepción. Acababa de despegar el avión que traía a Zapatero de regreso a España y Nicolás Maduro sacaba a la calle 500.000 combatiente, entre civiles y militares, para intimidar a la disidencia política y a la social, la que reclama pan. Los tics del típico espadón. En esta rentable actividad viajera con la que el estadista leonés entretiene su cesantía, presenta Zapatero una irrefrenable manía de ir por libre en asuntos de política internacional. Representándose a sí mismo y sin encomienda alguna del Gobierno español, marcha de acá para allá, ya sea en Rabat para consagrar la ocupación del Sahara por Marruecos, ya sea en La Habana para no se sabe bien qué, o incluso en Caracas, donde acude presto a formar parte de la Comisión de la Verdad, un tinglado ideado por Maduro para arrinconar a la oposición. Q UE el Barça es más que un club, como reza el lema que alumbró Narciso de Carreras, es una evidencia que este sufrido y perplejo batallón tiene contrastada a lo largo de la más que centenaria historia culé, así que el sainete de las esteladas que ha servido de entrante a la final del Campeonato de España, Copa de Su Majestad el Rey, no hace sino cumplir con una acrisolada tradición blaugrana tan arraigada como la cruz y el balón de reglamento que forman parte de su escudo. Así que lo de la politización del club viene tan de lejos que es de párvulo extrañarse que ahora sea santo y seña del nacionalismo catalán y le haga el caldo gordo al independentismo después de que sus últimos dirigentes hayan donado la entidad, con un lazo y toda clase de socorros, a la cruzada Cuando el Barça se entrega a los afectos lo hace generoso y rendido a la causa. La historia es de sobra conocida, pero estos días merece la pena recordarla. Porque no con menos entusiasmo, veintitantos directivos del Barça, encabezados por su presidente (Agustín Montal) acudieron en 1974 al Palacio del Pardo para entregarle a Franco la medalla del club, que por entonces cumplía 75 años. No encontraron mejor manera de celebrar tan feliz aniversario que irse a condecorar con tan alta distinción al jefe del Estado español después de aquel histórico 0- 5 que AFP le endosaron en las vísperas de tan emocionante ce- Arriba, portada de La Vanguardia con la remonia al Real Madrid en el Bernabéu (dos de Asen- recepción a la directiva del Barça en El Pardo. si, uno de Cruyff, otro de Juan Carlos y un quinto de Sobre estas líneas, esteladas en una final de Copa Sotil) La Vanguardia Española (por entonces así se llamaba el diario barcelonés) llevaba a su portada cibido de la Delegación Nacional de Educación Fíel asunto: Franco, al que apenas le quedaba año y sica y Deportes Todas. La adhesión parecía en aquellos años muy sincemedia de vida, aparecía rodeado de dirigentes vestidos de chaqué y que ese 27 de febrero echaron el ra y venía de lejos. El 14 de febrero de 1971, tres años día en Madrid, pues, ya puestos, también hicieron antes, La Vanguardia Española ya hacía constar en su número 32.564: Audiencia del caudillo a un hueco para visitar la Secretaría Genela directiva del Club de Fútbol Barcelona ral del Movimiento (el único partido que Dos (sic) Y otra medalla a la pechera de Franco, admitía el régimen) para entregarle medallas le claro, en este caso para agradecer la subotra medalla al ministro, José Utrera concedió el Barça a Franco vención a fondo perdido que la Delegación Molina. Así lo contaba el mencionapor lo bien que se Nacional había concedido al club. Nada do periódico: Esta mañana, el miportó con el menos que 43 millones de pesetas, para lenistro secretario general del Moviclub vantar el Palau Blaugrana (21 millones) y el miento recibió a la junta directiva del Palacio de Hielo (22 millones) un dineral, si Fútbol Club Barcelona. Motivo de la vitenemos en cuenta que La Vanguardia Españosita era el 75 aniversario del Club azulgrana y el ofrecimiento de la medalla conmemorativa de la costaba por entonces cinco pesetas. El equipo de la inauguración del Palau Blaugrana y de su pista baloncesto sigue jugando en ese histórico pabellón de hielo. En el curso de la audiencia, el presidente y como caigan en la cuenta los de la memoria hisdel Barcelona agradeció todas las ayudas que ha re- tórica piden su inmediata demolición. A Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Peatón, m. Conductor a fin de mes. EFE