Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE SÁBADO, 21 DE MAYO DE 2016 abc. es ABC REUTERS Hallan restos del avión siniestrado Egipto, en la encrucijada JOSÉ LUIS RESTÁN Egipto es una pieza mayor en el atormentado tablero de Oriente Próximo, y no es extraño que el yihadismo busque su desestabilización. Allí comenzó a germinar en los años setenta el embrión de un islam político que daría lugar a los Hermanos Musulmanes, y precisamente allí la denominada primavera árabe experimentó un giro dramático que ha conducido a un régimen tutelado nuevamente por los militares, aunque con matices que hicieron albergar algunas esperanzas. A falta de una confirmación definitiva de que el avión de EgyptAir haya sido víctima de un atentado terrorista, nadie duda de que el país vive bajo acoso, cuando aún no ha logrado levantarse de la postración económica provocada por la larga crisis política que desembocó en la toma del poder por el general Al Sisi. Un Egipto sumido en el caos sería una tragedia para sus ciudadanos, pero además un volcán amenazante para una región que camina al borde del abismo. Y sin embargo, Egipto tiene sus oportunidades. Goza de una clase media ilustrada, minoritaria pero activa y comprometida. La presencia de una nutrida comunidad cristiana enriquece y dinamiza la sociedad egipcia. La movilización popular en la calle ha mostrado una masa crítica importante para hacer frente al fundamentalismo. El nuevo gobierno no debería caer en EFE antiguos errores: la alternativa no es entre los Hermanos Musulmanes y la dictadura militar, sino un desarrollo político que pasa por un protagonismo creciente de los sectores más vivos de la sociedad civil. Al Sisi ha dado una de cal y otra de arena. Ha pedido una reforma de la enseñanza islámica y ha mejorado las condiciones de los cristianos, pero también ha reprimido cualquier disidencia, como en los viejos tiempos. Mientras tanto, Occidente necesita entender lo que está en juego: un Egipto abierto y dialogante es clave para la seguridad y la paz. INTERNACIONAL Familiares de las víctimas del vuelo MS 804 EgyptAir rezaban, ayer, en la mezquita próxima al aeropuerto de El Cairo. Sobre estas líneas, un barco de la Marina de Egipto durante las operaciones de búsqueda de restos del avión siniestrado al norte de Alejandría