Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 4.5.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.651 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Cuba se viste de Chanel La casa francesa presentó ayer su colección crucero en La Habana, inspirada en los colores del Caribe. La industria de la moda se suma al deshielo político IGNACIO RUIZ- QUINTANO ESTRELLA El problema de las elecciones de junio es que nos llevan a la Gran Coalición P El director creativo de Chanel, Karl Lagerfeld, recorriendo su muestra fotográfica en La Habana está inspirando a las grandes marcas, y las marcas de moda están inspirando a Cuba. El desfile de la colección crucero de Chanel 2017 tuvo lugar al aire libre, en una pasarela situada en el Paseo del Prado de la capital y presentó una estética muy caribeña. Lagerfeld se ha inmiscuido en todos los detalles organizativos y ha aprovechado la ocasión de esta Semana Francesa de La Habana para darse cierto autobombo, inaugurando una exposición propia con su obra fotográfica. Raúl Castillo, famoso diseñador cubano, y el escritor Arturo Arango han declarado su alegría por la iniciativa, mientras que la cantante y activista anticastrista cubana Gloria Estefan ha manifestado que el desfile de Chanel ayudará a que los cubanos conozcan el mundo libre. Aunque no puedan comprar la ropa nada más que los más poderosos, todos disfrutarán de la belleza y soñarán con la moda Pero ninguna cuestión de estilo le es ajena a Cuba. Antes de la Revolución, la pequeña París era un enjambre de estrellas de Hollywood y socialites La moda y el estilo cubano triunfaban en EFE MARÍA LUISA FUNES MADRID E l modisto alemán Karl Lagerfeld organizó ayer el primer desfile de Chanel en Cuba. Semejante iniciativa supone una enorme apertura para la isla, una increíble oportunidad para hacer soñar al pueblo cubano con el mundo occidental, ayudándoles así a salir del ostracismo hacia la libertad. Si quieres hacer algo aburrido, sé políticamente correcto ha dicho a menudo Lagerfeld, en una muestra de su rebeldía y sus ganas de comerse el mundo. Este aperturismo en la moda se añade a la visita de Barack Obama, el concierto de los Rolling Stones, la parada del primer crucero estadounidense en la Gran Antilla y el rodaje de la última entrega de Fast Furious en las calles de La Habana. La moda ha sido pues el siguiente eslabón cultural que abre diplomáticamente la isla comunista al mundo. Cuba el mundo. De hecho, los almacenes El Encanto, precursores de el muy español El Corte Inglés al ser el lugar donde comenzó a trabajar Ramón Areces, alojaron en 1952 el primer corner de Christian Dior en América cuando aún vivía el gran diseñador de Granville, todo una proeza para el gran almacén de la isla. En El Encanto se innovó el mundo comercial de la moda, creándose nuevas estrategias de compra, técnicas comerciales, un escaparatismo profesional y novedades como la escaleras mecánicas o los corners de lujo. Sus sucursales en las principales ciudades y la afluencia de personajes como María Félix, Ava Gardner, Lana Turner, Errol Flynn o Tyrone Power hicieron de El Encanto un ejemplo a seguir, aunque con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 fue todo confiscado, utilizándose el espacio como almacén de suministros. Un incendio en 1961 redujo a cenizas el edificio que representaba la moda y el lujo en Cuba. Es ahora Lagerfeld el que alumbra la mecha de la moda y del sueño occidental en la isla, para recuperar la elegancia y el estilo que murió con El Encanto hace ya 55 años. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Albedrío, m. Pavor ante el lienzo en blanco. ara la socialdemocracia el mérito no está en la inteligencia, sino en la fama. Estrella Morente es famosa, y aprovechó la zarzuela política del Dos de Mayo para interpretar la Constitución que, por lo que dice, no se ha leído: España no merece que no haya gobierno, no merece un país sin diálogo. Si España presume de haber votado lo que tiene, lo que tiene será merecido. Pero Estrella Morente no es Lola Flores, cuya capacidad de síntesis queda acreditada en esta confidencia a José- Miguel Ullán: A mí Franco no me dio nada; solamente una pitillera, que luego resultó de plata falsa Siendo flamenca, Estrella no entiende la verbena partidocrática. Sólo hasta tres personas, como máximo, pueden conjuntar una cosa gitana dijo Pastora Imperio a Ruano Más ya es una verbena. En el sistema español, sólo hasta dos partidos, como máximo, podían conjuntar un gobierno. Más ya fue una verbena ¡a la de San Juan que nos vamos! Y, como todos los españoles de esta época cuando no entienden, Estrella se cabrea, no con las causas, sino con los efectos del problema. El problema de las elecciones de junio es que nos llevan a la Gran Coalición, en cuya grande polvareda suele colarse algún don Beltrane, o extremista de turno: en Weimar fue el cabo austríaco, y aquí, salvando las distancias, un penene de la Complu que va de Robespierre, con quien sólo comparte cursilería, que Robespierre sacaba de Julia o la nueva Eloísa de Rousseau, mientras que Pablemos parece sacarla de las Charlas con Troylo de Gala. Es un problema de sistema, el Estado de partidos de García Pelayo, por su asfixiante falta de representación, pero decirlo le puede costar a uno que lo tachen de fascista igual que los judíos y los cristianos fueron tachados de ateos porque no adoraban a los dioses reconocidos por el Estado. De momento, los únicos dioses garantizados por el Estado son Mariano, Albert, Pedro y Pablemos. Y el picoteado por todo el harén, nueva sultana.