Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 FAMILIA MIÉRCOLES, 4 DE MAYO DE 2016 abc. es familia ABC Los padres deben enseñar a sus hijos cómo actuar si se pierden Los progenitores fijarán siempre entre ellos quién se hace cargo de los niños L. PERAITA MADRID Lo que tiene que hacer un menor extraviado -La Guardia Civil ya no se atreve a recomendar a un menor que acuda a un adulto para informarle de que está perdido, ¿y si ese adulto es un secuestrador? advierten. Lo mejor es hacerles conscientes cuanto antes de que existen personas que van de uniforme (policías, personal de seguridad, fuerzas del orden... para que sepan identificarlas y acudir a ellas. -Tanto si se pierde en el campo o en un sitio muy concurrido, debe colocarse en un lugar alto y visible, nunca esconderse, aunque tenga miedo, o tumbarse en el suelo. -Es aconsejable que no se aleje del sitio para que los padres puedan recorrer su camino hacia atrás y encontrarle lo antes posible. -Otra opción es que acuda al lugar de referencia que se le haya indicado previamente en caso de perderse, como puede ser una iglesia, una fuente... Carlos, de seis años, se perdió este fin de semana en la sierra de Madrid mientras paseaba junto a su familia. Afortunadamente, todo quedó en un gran susto, pero en ocasiones un pequeño despiste puede salir muy caro. Por eso es importante que los padres hablen con sus hijos de que existe esta posibilidad y les expliquen qué deben hacer en caso de que se pierdan. Fuentes de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid apuntan que los progenitores deben tener ante todo sentido común Cada niño y cada caso es distinto pero, en general, los menores deben memorizar cuanto antes su nombre, pero sobre todo sus apellidos, el de sus padres y, si es posible, su lugar de residencia (ciudad) y número de teléfono porque si alguien Para alejarse deben pedir permiso ABC se encuentra al niño es más fácil acotar la búsqueda de sus familiares En el caso de que no se pueda memorizar el nombre, una solución es es- cribírselo en el brazo o apuntarlo en un papel o etiqueta y ponérselo en su ropa. También existen en el mercado pulseras identificadoras, muy útiles para salidas al campo o la playa. Para la psicóloga, madre viajera y coautora de Viajar con niños Cristina Silvente, los padres deben pactar entre ellos quién se hace responsable de los niños. Basta con que los dos asuman que es el otro para que en un momento, al preguntar por una indicación a alguien, desaparezcan de la vista. Hay que evitar el ¿pero no estaba contigo? Recomienda, además, decirles que si se quieren alejar, deben pedir permiso. A algunos padres les da seguridad darles un silbato para que lo utilicen en caso de verse solos, método útil si no hay grandes aglomeraciones y no se ha alejado mucho apunta Silvente. Y, si llegado el caso, el niño se ha perdido, lo mejor es que los padres desanden el camino y recuerden los últimos comentarios del pequeño para tener pistas de qué le ha llamado su atención y poder acudir. También se deben recorrer primero los sitios más peligrosos para evitar riesgos.