Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 4 DE MAYO DE 2016 abc. es familia FAMILIA 51 Solo unidos podemos dar al enfermo los cuidados que necesita Mantener a un enfermo de alzhéimer en casa es un sobreesfuerzo físico, mental y económico... pero nosotros nunca nos planteamos otra cosa explica Saturnino Cubero, presidente de la Asociación Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Torrejón de Ardoz (Torrafal) y uno de los cuatro hijos de Isabel Segovia, una mujer que convive con la enfermedad desde hace cinco años. Estamos todos muy unidos. Es imprescindible sentirse acompañado pero es que, además, quien paga el pato de las familias rotas es siempre el enfermo, que no sabe ni siquiera dónde está Por fortuna, en su caso Isabel ha pasado ya por la Fase II, donde las personas afectadas muestran su rabia a quienes les rodean, y ha entrado en otro estadio más apacible, donde tienen algunos momentos incluso de alegría asegura Cubero, que están aprovechando antes de que llegue el momento inevitable de llevar a su madre a una residencia. Cubero concluye no sin antes solicitar que la gente tome conciencia de la X solidaria de la Declaración de la Renta: Los asuntos sociales no son incompatibles con la Iglesia recuerda. Manuela (hija política) Sinforiana (cuidadora) Rita y Saturnino, con su madre, Isabel DE SAN BERNARDO y como indica el informe, el 33 de las personas que cuidan a sus familiares enfermos de alzhéimer tienen que ajustar su situación de trabajo para adaptarla a la nueva coyuntura a la que se enfrentan, otra tercera parte no cambia su situación laboral, mientras que el 20 están jubilados, el 9 está desempleado y un 8 se ve obligado en última instancia a abandonar su puesto de trabajo. El análisis de estos datos sobre la situación laboral de los cuidadores está, prosigue la presidenta de Ceafa, íntimamente relacionado con los grupos de edad que desempeñan esta función, de los que el 23 tiene más de 70 años (jubilados) y el 22 entre 50 y 55 años. El porcentaje de edades comprendidas entre los 35 y 40 años, de 40 a 45 y de 45 a 50 se sitúan en el 10 y el resto de edades no superan el 7 Además, según remarca este trabajo, el 67 de las cuidadoras son mujeres. Ante este hecho la presidenta de Ceafa avisa: el hecho de que el cuidado de los enfermos de alzhéimer sean realizados mayoritariamente por mujeres puede suponer un peligro de alineación y de exclusión de la mujer en el mundo laboral Bien sean hombres o mujeres, antes o después los cuidadores van a requerir de ayuda de un tipo u otro. Esta es una enfermedad de 24 horas al día, no hay recreos. Esto hace que físicamente no se llegue. Por tanto el cuidador siempre va a necesitar que le sustituyan temporalmente tal y como recuerda Saturnino Cubero, presidente de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Torrejón de Ardoz (Torrafal) Ayuda a los cuidadores El cuidador siempre va a requerir algún tipo de apoyo. Principalmente buscan ayuda dentro de su propio entorno, pero inmediatamente después recurren a las AFAS (asociaciones de afectados) aunque entre sus preferencias se encuentre la ayuda económica. No se quieren desentender de su familiar, pero necesitan a persona que pueda ayudarles a domicilio, o bien el acceso a unidades de respiro, además de información y apoyo psicológico, durante y después del fallecimiento del enfermo