Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 4 DE MAYO DE 2016 abc. es internacional INTERNACIONAL 35 La victoria en Indiana pone a Trump rumbo a la nominación El magnate y Hillary Clinton preparan ya una de las campañas presidenciales más duras MANUEL ERICE CORRESPONSAL EN WASHINGTON Nueva York, el nexo de dos viejos conocidos Donald Trump y Hillary Clinton se conocen demasiado bien. Asentados en Nueva York, el primero desde su nacimiento y en todo su desarrollo vital y profesional en Manhattan; y la segunda, desde hace dos décadas, hasta llegar a ser senadora por el estado, han compartido relaciones sociales y profesionales. Una de las imágenes más recordadas estos días es la del matrimonio Clinton en la tercera boda del magnate, con su actual mujer, Melania, en 2005. A ello se suman las conocidas aportaciones económicas del millonario a las campañas que el matrimonio Clinton, también el expresidente Bill, han protagonizado en su dilatada carrera política. Un compromiso personal que los rivales republicanos han recriminado a Trump, con poco éxito. El proceso de primarias aún no ha terminado, pero los dos grandes favoritos, Hillary Clinton y Donald Trump, cada vez más cerca de la victoria, se preparan para la elección presidencial de noviembre, con la convicción de afrontar una de las campañas más duras y sucias que se recuerdan. La clara victoria de ayer del millonario en Indiana le acerca aún más a la nominación directa, los 1.237 delegados. Aunque al cierre de esta edición Clinton y Sanders se disputaban la victoria en el estado del Medio Oeste, incluso aunque la exsecretaria de Estado perdiera ayer, la confirmación de su candidatura a la presidencia es cuestión de semanas. Habrá choque de trenes entre Clinton y Trump. El equipo del showman ya tiene decidido, sencillamente porque lo tiene decidido su jefe, que Trump va a seguir siendo Trump; no habrá cambio de estilo asegura el responsable de la campaña, Corey Lewandowski. Tampoco en el entorno de Clinton se prevén sorpresas. Muy conocedores de la forma de actuar del millonario, saben a quién se van a encontrar. A alguien imprevisible en el momento y la oportunidad para zaherir a su rival, pero muy previsible en sus formas: No esperamos cambios, sino más insultos y acoso, pero eso no va a hacer descarrilar a Hillary Ambos parten de una realidad demoledora. Serán los candidatos a pre- Partidarios de Clinton y Trump muestran pancartas en Virginia sus predecesores demócratas desde los años 80. La procedencia política de los finalistas es la gran diferencia. Trump ha fortalecido su campaña como antipolítico, en un año en el que ser antiestablishment otorga un plus. Tanto que está a punto de derrotar a la docena de aspirantes republicanos identificados con la política clásica. La misma que representa Hillary Clinton. Pese a ello, el equipo de la que aspira a ser la primera presidenta de Estados Unidos sigue viendo muchas debilidades en la candidatura del magnate, enfrentado a las minorías, en especial a los hispanos, y a una gran mayoría de las mujeres. Una baza que ya está jugando Clinton y que ya ha generado la primera gran andanada del millonario. Tras sus últimas victorias en los estados del este, Trump despreció a la ex secretaria de Estado asegurando que si no fuera mujer, no tendría ni el 5 de los votos El ataque ha provocado REUTERS todo un movimiento de repulsa en las redes sociales en apoyo de la candidata demócrata como woman card (la baza de ser mujer) Campaña en positivo Frente al terreno de la negatividad que tanto abona el magnate, con una especial habilidad para enfangarse en el cuerpo a cuerpo, que ya dejó en la cuneta a candidatos aparentemente con opciones como Marco Rubio, Clinton va a actuar en positivo. Ya lo ha hecho en la polémica de la inmigración y el desafío del showman a México: Unos quieren levantar muros; otras queremos construir puentes El llamamiento a la unidad del país va a ser una constante en Clinton, quien se va a presentar en la campaña como una líder para ayudar a las familias a salir adelante en su día a día, ante las dificultades económicas según avanza Robby Mook, mánager de la campaña de la candidata demócrata. sidente con menor popularidad de la historia reciente, según las encuestas. Trump recibe el rechazo de dos tercios de los norteamericanos. Sólo en las propias filas republicanas, casi la mitad se manifiestan contrarios al que será probablemente su candidato. A Clinton no la aceptan el 55 de los votantes del país. Aunque menor, su impopularidad también supera a todos