Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 19 DE ABRIL DE 2016 abc. es conocer SOCIEDAD 45 EVOLUTIVA PARA SOBREVIVIR El opuesto del distraído La actividad cerebral de los participantes en el estudio se midió mientras memorizaban palabras Para el estudio se analizaron los electroencefalogramas de 20 personas sanas, y las señales procedentes de los electrodos implantados en el núcleo subtalámico de siete personas con párkinson. Esta enfermedad causa temblores en reposo, movimiento ralentizado y rigidez. Los pacientes de párkinson pueden presentarse como el opuesto del distraído con una corriente de pensamiento tan estable que puede parecer difícil de interrumpir. El mismo sistema del cerebro que está implicado en las anomalías de la actividad motora en estos pacientes, el núcleo subtalámico, podría ser también el que los mantiene centrados en sus pensamientos. El núcleo subtalámico es el blanco para implantar los electrodos en la estimulación cerebral profunda en esta enfermedad, con el fin de corregir los síntomas mencionados. afloran otras parecidas: que empiezan igual o suenan parecido. Las personas bilingües son más propensas a estas malas pasadas de la memoria. Para encontrar la palabra adecuada no hay que empeñarse en buscarla, porque afloran otras similares y compiten con la buena ¿De qué le conozco? Se encuentra con alguien que le habla con gran familiaridad, sabe que le conoce, pero no consigue ubicarle. ¿Un compañero de trabajo? ¿Del gimnasio? Esta incapacidad para ubicar a una persona que conocemos pero que vemos fuera del lugar habitual es una paramnesia en la que el reconocimiento se desvincula del recuerdo. En el núcleo subtalámico se implantan electrodos para corregir el párkinson y el trastorno obsesivo compulsivo do, es una cuestión vital. Y frenar todo pensamiento que nos distraiga también lo es. Aquellos que siguieran abstraídos en sus pensamientos, pese a los indicios de un potencial peligro, seguro que tuvieron menos posibilidades de transmitir sus genes a la siguiente generación. Mientras que aquellos en los que el cerebro frenaba si- multáneamente sus movimientos y sus pensamientos, podían vivir para contarlo (a sus nietos) Esto podría explicar que este sistema de frenado simultáneo, que nos hace perder el hilo, se haya conservado hasta nuestros días pese a sus inconvenientes. En el ensayo se pidió a los voluntarios que recordaran tres letras. Mien- tras lo hacían podían escuchar un sonido inesperado, como un teléfono móvil que empieza a piar de repente. La actividad cerebral de los voluntarios fue grabada, así como su precisión al recordar las letras. Los resultados muestran que los acontecimientos inesperados dejan la misma huella en la actividad del cere- bro que una parada repentina del movimiento. Y en ambos casos interviene el núcleo subtalámico (el freno del cerebro) Y cuanto más responde esta parte del cerebro al sonido inesperado (el piar de los pájaros en el móvil) más se ve afectada la memoria de trabajo fundamental para recordar algo durante unos segundos, como un número de teléfono o las letras del experimento. Esto demuestra que los sucesos inesperados o sorprendentes reclutan el mismo sistema del cerebro que utilizamos para detener activamente nuestras acciones, que, a su vez, parece influir en el grado en que afectan este tipo de eventos sorprendentes a nuestra trenes de pensamiento en curso explican los investigadores. Una posible futura línea de investigación es ver si el núcleo subtalámico se activa más fácilmente en la hiperactividad, que hace más difícil centrar la atención. También podría ser potencialmente interesante ver si este sistema podría ser activado deliberadamente para interrumpir los pensamientos intrusivos o recuerdos no deseados, que ocurren en patologías como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) Vea el videoanálisis sobre el estudio del cerebro