Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 19 DE ABRIL DE 2016 abc. es ENFOQUE 5 Si los leones hablaran Para lo que hay que ver... JAIME GONZÁLEZ A Daoiz y Velarde, los leones de bronce que adornan la escalinata del Congreso, les han puesto gafas bajo el pretexto de la conmemoración del 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes. Se me ocurren mil maneras de rendir tributo al autor del Quijote antes que dotarles de anteojos, porque estos son más propios de Francisco de Quevedo y para lo que hay que ver no había necesidad de ensañarse. De la misma manera que el artículo 337 del Código Penal condena a una pena de entre tres meses y un día y un año de prisión a quienes causaran al animal la perdida de visión, dadas las actuales circunstancias políticas habría que castigar a quienes en un ejercicio abusivo del poder prescribieran lentes de aumento a las fieras, aunque fueran estas de bronce, forzándolas sin su consentimiento a la observancia y contemplación del entorno, infligiéndoles una angustia gratuita e innecesaria Si se quiere conmemorar como Dios manda el 400 aniversario de la muerte de Cervantes, aplíquense su señorías el cuento: Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres Y ya puestos: Es como quien mira los tapices flamencos por el revés, que, aunque se ven las figuras, están llenas de hilos que las oscurecen, y no se ven con la lisura y tez de la haz La normalidad institucional no consiste en convertir a los leones del Congreso en un par de pagafantas sino en cumplir el mandato de la voluntad popular y dejarse de añagazas, ardices y gestos para la galería, que la tienen ustedes muy harta. A Daoiz y Velarde no les hacen falta las gafas de ver, pero sí a quienes ocupan escaño y no se esfuerzan en mirar más allá de sus ombligos. No les ciegue la pasión propia en la causa ajena, que los yerros que en ella hicieren, las más veces serán sin remedio y dedíquense el tiempo que les queda a reflexionar sobre su papel en la gobernación de la ínsula, porque está claro que los oficios y grandes cargos no son otra cosa sino un golfo profundo de confusiones Y quítenle, Dios santo, las gafas a los leones, que no son ellos quienes andan cortos de vista, sino ustedes, que se han pasado de largos. ESPAÑA JAIME GARCÍA En homenaje a Cervantes, a los leones del Congreso les han puesto gafas