Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA LUNES, 18 DE ABRIL DE 2016 abc. es economia ABC EL QUINTO EN DISCORDIA POR JOSÉ RAMÓN ITURRIAGA Inmobiliario Merece la pena repasar el comportamiento de un sector como el inmobiliario que tantas pasiones despierta en España. Al margen de las sensaciones que uno pueda tener, existen datos que nos permiten contextualizar la actualidad de un sector complejo y de moda. En oficinas, quizá lo más destacable sea la oferta limitada de activos premium en Madrid, lo que se ha traducido, por un lado, en un menor número de transacciones y, por otro, en una tasa de ocupación porcentaje de oficinas vacías se haya ido por debajo del mágico 7 nivel de referencia en el sector. Esto se traducirá, previsiblemente, en incrementos del precio de los alquileres en un segmento en el que, hasta ahora, el crecimiento procedía de la reducción o eliminación de descuentos. En lo que a desarrollo de nuevas promociones se refiere, de momento, nada en el horizonte aunque no debería tardar mucho en llegar. El subsector logístico es en el que más se ha incrementado la inversión, lo que le ha servido para convertirse en el sector de moda entre los inversores profesionales. Con todo, en términos de volumen, siguen siendo el residencial y el comercial en donde más se sigue invirtiendo. El sector hotelero continúa a buen ritmo. Un subsector que probablemente depare sorpresas en el corto plazo es el de centros comerciales. Las rentas van ligadas, generalmente, a la evolución de las ventas de los negocios que tienen locales en estos complejos y el buen comportamiento del consumo anticipa recuperaciones de rentas en un momento muy incipiente del ciclo. En cualquier caso, se trata del gran desconocido para el inversor internacional ya que la oferta es muy reducida. Se pueden destacar varias operaciones importantes en los tres primeros meses del año. El campanazo lo ha dado el Hotel Villamagna con un precio que ha sido récord histórico al pagar más de un millón de euros por habitación. Por otra parte, los sospechosos habituales siguen aquí: Blackstone ha comprado al Sabadell 4.500 apartamentos por algo más de 500 millones de euros. La socimi Trajano o el fondo Meridia Capital también han hecho compras importantes. Por último y a modo de cotilleo un poco frívolo, el precio por metro cuadrado de uno de los desarrollos residenciales más esperados de la capital parece apuntar hacia precios superiores a los diez mil euros. Habrá que verlo pero si se confirma será una magnífica noticia. Bancos Semana cargada de noticias en el sector que, un año más, es el protagonista. Seguimos a vueltas con las cláusulas suelo mientras el Tribunal Supremo ha decidido paralizar las resoluciones de las causas abiertas hasta que se pronuncie la Corte Europea de Justicia sobre los límites de la retroactividad hasta mayo de 2013. Actuación razonable por parte de la justicia española. Ahora toca esperar al 26 de abril. Por otro lado, el lobby bancario no descansa y ha logrado retrasar la implantación de Mifid II directiva sobre mercados de instrumentos financieros por sus siglas en inglés hasta 2018. Con ese margen de tiempo, habrá que ver cómo logran salvar parte del suculento negocio de las retrocesiones de comisiones de los fondos de inversión que distribuyen. Un tema a seguir en el que probablemente aún no se haya dicho la última palabra. Se ha conocido la evolución del crédito en el primer trimestre del año y las cifras permiten desmontar otro de los mitos que se habían impuesto últimamente: los bancos prestan y en términos de flujo el crecimiento está siendo fuerte, sobre todo en hipotecario y consumo. Además, la presión en precios parece estar relajándose, lo que constituye una buena noticia para las presionadas cuentas de resultados de los bancos. Por último, de las palabras del señor Roldán, presidente de la AEB, me quedo con que a pesar de la presión márgenes que suponen los bajos tipos de interés, las entidades financieras siguen teniendo margen para obtener algo de rentabilidad por el lado de los costes y, especialmente, por las menores provisiones. En conclusión, una semana de noticias que sirve para aclarar, al menos en parte, las dudas que se ciernen sobre el sector. Y A TI, ¿CÓMO TE VA? Sé que está feo contestar con una pregunta, pero lo hago cuando un empresario me pregunta cómo van las cosas. Así le demuestro que no cuento milongas C uando es un empresario el que me hace la ya clásica pregunta de cómo van las cosas, respondo con otra pregunta: y a ti, ¿cómo te va? Sé que está feo contestar con una pregunta pero me he dado cuenta que es la mejor forma de demostrar a mi interlocutor que no le estoy contando una milonga. Y cuando logro hacer ver que la recuperación que vive su negocio no es la excepción sino la norma, es mucho más fácil que convencerse de que las cosas no están tan mal como pueda parecer. Hemos llegado a un punto un tanto esquizo- frénico en el que no nos creemos lo que vemos. Es lógico si tenemos en cuenta de dónde venimos, lo que hemos pasado recientemente y el ruido político que no ceja ni ayuda. Sin embargo, una lectura desapasionada de los datos económicos puede llevar fácilmente a esta conclusión. Sin ir más lejos, la semana pasada leímos en prensa que el crecimiento de la compraventa de viviendas en febrero de este año era superior al 20 O del fuerte aumento de los pasajeros de avión y tren en ese mismo mes. O del incremento de las ventas de BMW en el primer trimestre de este año un 20 Y estos datos son solo una pequeña muestra. Cabe recordar que la macro es la suma de la micro, razón por la que el Banco de España señalaba hace pocos días que 2016 ha arrancado con el mismo ritmo de crecimiento que el final del año anterior. La conversación suele terminar con una inevitable alusión a la Bolsa: sí, sí pero el Ibex no levanta cabeza Ante lo que a mí no me queda más remedio que encogerme de hombros y explicar, con resignación, que el comportamiento de la Bolsa- -y del Ibex mucho menos- -no constituye reflejo ni anticipo de nada. Si acaso, representa un termómetro del estado de ánimo en un momento concreto. Ahora bien, siempre termino apostillando, quizá para darme algo de importancia, que el mercado siempre vuelve a los fundamentales. Y como guinda, algo sobreactuada- -lo reconozco- señalo que cuando eso pase, cuando volvamos la mirada a los fundamentales, a mí me va a pillar dentro.