Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 18 DE ABRIL DE 2016 abc. es opinion OPINIÓN 15 TRIBUNA ABIERTA Ada Colau EUROPA SE TOMA EN SERIO LA PRIVACIDAD POR FERNANDO FERNÁNDEZ- MIRANDA Es aconsejable que cualquier entidad, con independencia de su grado de adaptación a la actual normativa de protección de datos, realice un diagnóstico de situación cas y medidas que les permitan acreditar el cumplimiento del marco legislativo desde el momento en el que se diseña un nuevo producto o servicio especialmente, los digitales que implique un tratamiento de datos. De esta forma, las empresas que realicen este ejercicio previo obtendrán una ventaja competitiva sostenible, al poder identificar y mitigar a priori los posibles riesgos de fuga de información o uso indebido de la misma, ligados a la implementación de determinados servicios o productos, lo que puede suponer una reducción de elevados costes. Otra importante novedad consiste en la incorporación de nuevas medidas técnicas y organizativas, hasta ahora inéditas en las legislaciones nacionales, entre las cuales cabe destacar la obligación para las empresas de designar un delegado de Protección de Datos, siempre que concurran los requisitos establecidos en el reglamento. Se admite la externalización de esta figura. Asimismo, las empresas deberán notificar una violación de datos personales a la autoridad nacional de control y, en algunos supuestos, a los propios interesados; documentar las operaciones de tratamiento de datos personales que se realicen, a través de una evaluación de impacto; obtener el consentimiento expreso de los afectados y utilizar un lenguaje claro que permita conocer fá- Furor republicano El grado de sectarismo del Ayuntamiento de Barcelona que dirige Ada Colau no se baja en intensidad. El proceso de depuración monárquica emprendido por el Consistorio ya cumplió hace unos días el objetivo de rebautizar la plaza Juan Carlos I (en el cruce de la Diagonal con el paseo de Gracia) nueva víctima de un infame proceso de revisión revanchista en el que los nombres de calles y símbolos borbónicos serán exterminados. La depuración monárquica comenzó antes del verano con la retirada del busto del Rey Emérito del salón de plenos municipal, pistoletazo de salida de una estrategia en la que Barcelona fue la punta de lanza de un proyecto que ha marcado el camino a otros municipios gobernados por la izquierda radical. Ahora, la plaza de Llucmajor ha pasado a llamarse plaza de la República. El laboratorio de pruebas de Colau se mueve por una estrategia de odio y revancha. E balcones oficiales se nos imponga la ideología del gobernante de turno. SANTIAGO BLANCO RICO ZARAGOZA FE DE ERRORES En el artículo publicado el pasado sábado sobre María Castiella María Castiella, una bella aristócrata entra en la corte de Albert Rivera en las páginas de Gentestilo se identificaron mal dos fotos. Quien aparece junto a Mariola Gutiérrez de Calderón no es su abuela Fina de Calderón. Por otra parte, el ministro de Exteriores junto a Juan Domingo Perón en Argentina no es su abuelo Fernando María Castiella, sino Alberto Martín- Artajo. Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid, por fax: 91 320 33 56 o por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. L uso que empresas y administraciones hacen de los datos personales es motivo de preocupación entre los ciudadanos, que viven con la incertidumbre de saber si su información personal está en buenas manos. Ante esta realidad, la UE ha aprobado un nuevo Reglamento de Protección de Datos con importantes repercusiones en la gestión que se haga de esta información. Una regulación con efecto directo sobre las empresas, y que prevé sanciones millonarias para los casos más graves. Sin embargo, la aprobación de este reglamento no ha sido para nada fácil. Ha costado más de cuatro años de borradores, largas y complejas negociaciones, presiones de poderosos lobbies empresariales liderados por las tecnológicas americanas, múltiples enmiendas y desacuerdos internos entre los estados miembros, el lograr un texto definitivo, que viene a sustituir de facto a la anterior Directiva 95 46 CE que fue traspuesta a nuestro ordenamiento por nuestra vigente Ley Orgánica de Protección de Datos de 1999. El resultado es el mayor desarrollo legislativo en materia de privacidad desde 1995, ya que representa un nuevo paradigma, por la amplitud y la profundidad de los cambios que supone en materia de protección de datos, y viene a consagrar el derecho a la protección de datos como un pilar básico de las garantías y libertades de los ciudadanos europeos. Tal es la envergadura y profundidad de los cambios introducidos por el nuevo reglamento, que se establece un plazo de dos años para que sus disposiciones sean de aplicación, con objeto de que las empresas y administraciones sean capaces de adecuar sus procedimientos y procesos de gestión al nuevo marco normativo. Hay trabajo por delante, y la opinión pública se encuentra más sensibilizada que nunca en la forma en que su información personal es utilizada en un mundo cada vez más digital. Las principales características del reglamento son su efecto directo (no necesita de ley nacional para su aplicación directa en España) la transformación de la responsabilidad de quien trata los datos, bien del responsable o de quien los procesa en su interés, el fortalecimiento y desarrollo de nuevos derechos de los afectados y, en general, el establecimiento de nuevas obligaciones, así como atribuciones a las autoridades de control nacionales nuestra AEPD con el fin de ofrecer una mayor seguridad jurídica y contribuir al desarrollo del Mercado Único Digital europeo. Otra de las novedades es el endurecimiento del régimen sancionador, que prevé la imposición de sanciones de hasta 20 millones de euros o el 4 por ciento de la facturación anual del anterior ejercicio fiscal, según sea el importe más elevado. De igual modo, se importa a Europa del sistema jurídico anglosajón el concepto de la privacidad desde el diseño, que obligará a las empresas a implementar políti- ABC cilmente las finalidades del tratamiento, entre otras medidas. En definitiva, para garantizar el cumplimiento de esta nueva normativa, las empresas deberán actualizar y, en muchos casos, elaborar políticas, procedimientos internos y procesos de gestión, incluida la formación de sus empleados, para adecuarse a los cambios que introducirá el nuevo reglamento. Como siempre en estos casos, las empresas se enfrentan a un gran reto, pero también ante una gran oportunidad que le puede permitir adquirir una ventaja competitiva en el mercado que les diferencie de su competencia. En este contexto, es aconsejable que cualquier entidad, con independencia de su grado de adaptación a la actual normativa de protección de datos, realice un diagnóstico de situación y, en función de su problemática particular y de su sector, establezca un mapa y calendario de adaptación al efecto de minimizar los costes y aprovechar las oportunidades que puede suponer una pronta adaptación al nuevo marco regulatorio frente a colectivos de los titulares de datos como clientela y trabajadores así como frente a sus competidores. FERNANDO FERNÁNDEZ MIRANDA ES ABOGADO