Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 CULTURA MIÉRCOLES, 13 DE ABRIL DE 2016 abc. es cultura ABC ustria discográfica en cifras La ind Ingresos globales de la música Ingresos por streaming Ventas del mercado digital Descargas de música 3,2 20 0 0,88 0,96 45,2 10,2 10,5 Evolución de los ingresos de la industria musical Cifras en miles de millones de euros 0 0 0,88 0 1,05 1,84 0 1,14 0,26 0,26 2,54 1,14 1,23 1,23 3,24 3,59 3,78 4,31 14,19 12,27 10,34 15 10 5 0 2005 15,68 0,26 1,40 4,84 0,26 1,58 5,08 0,26 1,75 5,34 0,35 1,84 5,87 9,02 7,80 7,10 6,57 5,87 2013 5,34 2014 5,08 2015 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 Total de ingresos 17,55 16,94 15,89 14,74 13,78 13,08 12,99 12,99 13,51 Físico Digital Derechos por actuación 12,81 13,1 Derechos de sincronización (anuncios, películas, etc) El formato físico deja de dominar las ventas El mercado digital abre la puerta a la nueva era de la industria musical Por primera vez se invierte la tendencia gracias, sobre todo, al impulso del streaming Adele consolida su condición de reina del pop PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID D esde hacía tiempo se veía venir, pero en 2015 por primera vez el mercado digital (descargas, streaming y demás productos similares) superó a las ventas físicas. Todo un cambio que se ha producido poco a poco a lo largo de los últimos años, pero que certifica que el modelo tradicional que imperaba en la industria discográfica ha cambiado y que con toda probabilidad ya nada será como antes. Además, su ímpetu arrastra consigo a todo el sector, aunque todavía sin grandes alardes: los ingresos totales son de más de 15.000 millones de dólares (más de 13.000 millones de euros) que representan una subida de un 3,2 con respecto al año anterior, la más abultada de los últimos veinte años. Desde 2001 las pérdidas acumuladas han sido de casi el 80 de los ingresos. Estos son los principales datos desvelados por el Global Music Report (Informe Mundial de la Música) que elabora IFPI, la entidad que representa a la industria discográfica a nivel global. El mercado digital representó en 2015 el 45 del pastel, un 10,2 más que el año anterior, mientras que el físico se quedó en el 39 es decir, 4,5 puntos menos. El resto procede de derechos generados por artistas y productores tanto por actuaciones en vivo (14 como los llamados derechos de sincronización (2 por música en anuncios, series de televisión, etcétera. De los grandes mercados se resisten todavía a este cambio de mentalidad Japón, Alemania y Francia, mientras que en España la diferencia aún es mínima, ya que el sector analógico supone el 37 con 66,3 millones de eu- ros de ingresos, mientras que el digital supone el 38 con 67,6. La gran noticia es que la música grabada alcanzó en nuestro país los 161,5 millones de euros, lo que representa diez puntos porcentuales por encima de las cifras de 2014, que fue de 146,8 millones. Un dato significativo es el aumento de la venta de vinilos, que resucita con un total de 1,1 millones de elepés vendidos frente a los 600.000 del año anterior. Una primera conclusión es que el mercado físico se inclina hacia los coleccionistas y melómanos más acérrimos. Promusicae, la asociación de productores españoles, se lamenta sin embargo de que los 605 millones de 2001 quedan fuera de todo alcance futuro. Precisamente, la Asociación de Productores de Música de España publicó su propio informe en febrero y, según sus datos, todavía imperaban las ventas en formato físico, un 49,4 frente al 50,6 del digital. Según fuentes de esta organización, el desfase se debe, entre otros motivos, a que ellos no tienen en cuenta los ingresos por derechos de autor y de sincronización y a ajustes de última hora, como operadores que reportaron sus cifras posteriormente a la presentación del estudio. Pagar por escuchar Una de las conclusiones del informe de IFPI es que el streaming avanza imparable como fórmula de consumo musical. Ya son 68 millones de usuarios los que no solo escuchan música mediante esta fórmula, sino que además pagan por ello a través de suscripciones premium a plataformas como Spotify, Deezer, Napster, Apple Music o la lanzada por Jay Z, Tidal. Es decir, 27 millones de usuarios más que en 2014. Todo ello representa el 19 de los ingresos totales de la industria. Frances Moore, principal directiva de IFPI, felicita desde las primeras páginas del informe a los que considera principales responsables de la subida de ingresos: El regreso de la industria a la senda del crecimiento no ha sucedido por casualidad. Es el resultado de trabajo incansable y la adaptación de la compañías discográficas, que se han transformado simplemente para sobrevivir y prosperar Pero no todo son parabienes. También denuncia que los artistas y las discográficas no reciben una justa remuneración por su trabajo de plataformas como YouTube, ya que no se utilizan las mismas licencias de apli- Crecimiento afianzado La música grabada alcanzó en nuestro país los 161,5 millones de euros de ingresos, lo que representa diez puntos porcentuales por encima de las cifras de 2014 Irreductibles En España la ventaja del mercado digital frente al físico es todavía mínima, mientras que países como Japón, Alemania o Francia se resisten aún al cambio