Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 7 DE ABRIL DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 21 Las negociaciones XI Legislatura Un poco de moderación Rajoy pidió un poco de moderación a Iglesias: Aprenda de mí, que en eso soy muy bueno los ciudadanos respecto a los refugiados, y de ser desleal con el compromiso que alcanzaron los grupos en el Congreso, para que el Gobierno en funciones defendiera una posición consensuada en Bruselas. Sánchez cambió rápido de tema y se dedicó después a lanzar ataques al presidente en funciones por la desviación del déficit. Pablo Iglesias recurrió a la descalificación y llamó caradura a Rajoy por faltar al respeto al pueblo y desatender el mandato del Congreso. Coincidió con el PSOE en que la actitud del Gobierno ha sido vergonzosa Según Albert Rivera, el acuerdo de Bruselas es un parche y al presidente le ha faltado valentía En realidad, Iglesias y Rivera parecían más ocupados en ajustarse las cuentas entre ellos que en este debate. Tono preelectoral El tonillo preelectoral se hizo notar durante toda la sesión, e impidió un mínimo acercamiento de los grupos parlamentarios, al menos de los grandes, en un asunto como este. En su turno de réplica, Rajoy dejó de lado la sobriedad de su primera intervención, y optó por devolver alguno de los golpes recibidos. Tuvo para todos. Defendió el acuerdo de Bruselas, que a su juicio sí es respetuoso con la legalidad y con el documento consensuado en el Congreso, al subrayar el rechazo a las devoluciones masivas, el tratamiento individualizado de las solicitudes de asilo y la atención especial a las personas vulnerables. Frente a ello, alertó contra los aprendices de mesías que cunden en el Parlamento, y que siempre creen tener toda la razón. Rajoy lamentó la frivolidad de Sánchez, quien aseguró que cuando él sea presidente España será un país de acogida. España es un país de acogida ahora, antes y lo seguirá siendo en el futuro replicó el presidente. A Iglesias le pidió un poco de moderación Aprenda de mí, que en eso soy muy bueno Y a Rivera, que había criticado la herencia envenenada que dejará sobre el déficit, le respondió que no tiene interés de momento en nombrar heredero Le recordó, además, el veto fantástico al que le estaba sometiendo su socio, Sánchez: Este señor no quiere hablar conmigo como usted muy bien sabe. Eso sí es un veto, pero un veto de los grandes Durante el debate, el portavoz de IU, Alberto Garzón, arrinconado en su escaño del Grupo Mixto, al fondo del hemiciclo, buscó su dosis de protagonismo al confirmar que hoy presentará una querella contra Rajoy por un delito de lesa humanidad por firmar el acuerdo sobre los refugiados. El presidente se preguntó si iba a querellarse contra los 28, incluido el griego Alexis Tsipras, o solo contra él. JAIME GARCÍA Rajoy pide unidad en políticas de Estado y alerta contra los mesías Todos los grupos, excepto el PP, atacan al Gobierno por la crisis de los refugiados MARIANO CALLEJA MADRID Mariano Rajoy compareció ayer ante el Pleno del Congreso por primera vez esta legislatura, para informar del acuerdo del Consejo Europeo en Bruselas sobre la crisis de los refugiados. El presidente en funciones se atuvo a su guión, apenas salió de él para defender su política económica sobre el déficit económico, y al mismo tiempo pudo disfrutar desde primera fila de los puñales que se lanzaron quienes hoy mismo se van a sentar a la misma mesa para tratar de llegar a un acuerdo de Gobierno. Rajoy se permitió ironizar a la salida del debate, cuando se le preguntó si estaba expectante por el resultado de la reunión de este jueves entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos: Uf, no lo sabe usted bien... En La Moncloa se mantiene reservado el comodín de la llamada la de Rajoy a Pedro Sánchez, que se hará si esa reunión a tres fracasa, según confirmaron ayer fuentes próximas al presidente. Mientras tanto, Rajoy observa como espectador los actos, traiciones y pullas de sus oponentes políticos, a la espera de que llegue su momento o pase el calendario para que se convoquen elecciones. En su equipo reinaba ayer el optimismo por la imposibilidad manifiesta de que Ciudadanos y Podemos alcancen un acuerdo, aunque va por días. El Gobierno tiene un mes antes de llegar al TC ANA I. SÁNCHEZ Zapatero como ejemplo Rajoy, pues, se centró en el asunto que le había llevado ahí y solo al final repartió algún capón, porque no le hizo falta llegar a más, a sus adversarios. Pidió unidad en las políticas de Estado, como la de los refugiados, y lanzó un guiño a los socialistas con un elogio al Gobierno de Zapatero por su gestión, en 2006, de la crisis de los inmigrantes en Canarias. Estamos actuando con responsabilidad y solidaridad aseguró. De poco le sirvió esa alabanza a su antecesor en el cargo, porque Sánchez no le pasa ni una, aunque tenga que forzar la máquina para ello. El secretario general del PSOE acusó a Rajoy de estar alejado de la sensibilidad de El Pleno del Congreso aprobó ayer presentar un conflicto de atribuciones contra el Gobierno ante el Tribunal Constitucional por no comparecer ante la Cámara. Los letrados del Parlamento le enviarán en los próximos días un escrito para requerirle que modifique su actitud y realice las comparecencias. El Gobierno entonces dispondrá de un mes para contestar. Si rectifica su postura y decide aceptar el control del Congreso, la presentación del recurso decaerá. Si por el Gobierno contesta reiterando su posición, el Congreso interpondrá el recurso. No obstante, en menos de un mes pueden quedar disueltas las Cortes si no se elige presidente.