Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA XI Legislatura Las negociaciones JUEVES, 7 DE ABRIL DE 2016 abc. es espana ABC La opacidad de Sánchez alarma a los barones opuestos al pacto Critican que no les dijera nada tras verse con Junqueras y dudan de que mantenga el veto GABRIEL SANZ STELLA BENOT MADRID SEVILLA enésima polémica con los barones. Fuentes del equipo negociador restan importancia a la tormenta que se vivió ayer en el Congreso entre los dos potenciales socios del PSOE: Podemos y Ciudadanos. La desconfianza entre Pedro Sánchez y los barones del PSOE es mutua desde hace muchos meses, y en estos días anda a flor de piel. Los líderes territoriales dan por descontado que Podemos y Ciudadanos son incompatibles y temen que la negociación a tres sea solo la tapadera de la verdadera intención de Sánchez: ser investido presidente del Gobierno solo con apoyo de Podemos, IU, Compromís y la abstención de los independentistas catalanes de ERC y DiL; algo a lo que se oponen rotundamente. Por eso, cuando ayer trascendió su almuerzo secreto con el líder de ERC, Oriol Junqueras, el 15 de marzo en Barcelona, tras haberse reunido en público con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a los barones se les encendieron las alarmas, por más que Sánchez insista en que no pidió a Junqueras apoyo a su investidura porque lo que digo dentro (a puerta cerrada) lo digo fuera El problema es que llueve sobre mojado: Ni en octubre les adelantó su intención de fichar a la ex UPyD Irene Lozano para la candidatura por Madrid, desatando entonces una fuerte crisis, ni ahora les ha informado de su cita con Junqueras siquiera a posteriori. Reconocen autonomía al secretario general pero no les basta su argumento de que somos dos políticos que no nos conocíamos y nos conocimos y hay que verlo con normalidad Los barones replican que Junqueras no es un político más. De hecho, el Comité Federal del PSOE decidió el 28 de diciembre que Sánchez no iniciara negociación alguna con quien defiende la autodeterminación. Y si eso vale para Podemos, dicen, razón de más para ERC y DiL. No se entiende tanto secretismo si no hay nada que ocultar señalan las fuentes consultadas, máxime cuando la cita previa con Puigdemont fue pública sí dejaron claro su reproche a la falta de información. Sobre todo porque, desde el 15 de marzo, han pasado tres semanas y ha habido una cita del Comité Federal, este sábado, en la que Sánchez sí habló de su reunión con Puigdemont. Lo hizo para anunciar a los socialistas una nueva etapa de diálogo En el seno de la federación andaluza ven lo ocurrido como una prueba más de la necesidad de relevar a Sánchez por alguien que no oculte información y negocie con las cartas sobre la mesa como se ha hecho aquí en Andalucía Mientras tanto, en Ferraz estaban ayer más preocupados de preparar el inicio de la negociación a tres hoy con Ciudadanos y Podemos que por la Iceta: ¿Por qué es tanta noticia? Frente al malestar de otros barones, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, fiel aliado de Sánchez y comisionado por él para dialogar con ERC, DiL y En Comú Podem, cree que la cita con Junqueras es lo más normal del mundo ¿Qué preferimos, políticos que hablen o que no hablen? ¿Por qué es tanta noticia que hablen entre ellos? ¿Qué falla en este país? Sentados hasta el día 23 De hecho, creen que lo de ayer tuvo un punto de teatro y que a la reunión a tres de hoy seguirá otra, entre otras razones porque esta tarde solo se va a hablar de metodología de trabajo y calendario. Está por ver en qué se traduce el enfrentamiento de los de Albert Rivera con los de Pablo Iglesias, pero la dirección del PSOE pronostica que hasta el día 23 fecha tope para llegar a un acuerdo de investidura, habrá mucho tira y afloja, y nadie querrá levantarse de la mesa para no cargar ante la opinión pública con la culpa de frustrar la única vía abierta para que los españoles no vuelvan a las urnas el 26 de junio. La diputada de la CUP Anna Gabriel, ayer durante la sesión plenaria del Parlamento catalán EFE TENSIÓN EN EL CAMPO SOBERANISTA La CUP exige un gesto de ruptura para aguantar a JpS ÀLEX GUBERN BARCELONA un encuentro que definirá la estrategia del partido, tensionado entre quienes defienden el pacto con JpS y quienes critican la sumisión que ello supone. Insulto a la democracia La tensión y el mal rollo ya ni se esconden entre los partidos soberanitas. A la reunión secreta entre Oriol Junqueras y Pedro Sánchez a espaldas del presidente Puigdemont se suma hoy la votación en el Parlamento catalán de la moción de apoyo a la declaración del 9- N impulsada por la CUP. Aunque finalmente Junts pel Sí ha logrado que los antisistema acepten eliminar del texto las alusiones a la desobediencia, ello no implica que la CUP no siga siendo un factor de desestabilización por su dinámica rupturista. Así, ayer se conoció que el partido exigirá a sus socios de Junts pel Sí que antes del 10 de enero de 2017 cuando se cumple un año del nombramiento de Puigdemont den un paso claro de ruptura con el Estado si no quieren dar por finiquitado su acuerdo parlamentario con CDC y ERC, por considerarlo un fraude La demanda de la CUP viene reflejada en un documento preparatorio de la asamblea que celebrarán el próximo 22 de mayo, En paralelo a las tensiones en el seno del polo independentista, los grupos de la oposición arremetieron ayer con dureza con la tramitación de la moción de la CUP, que aunque suavizada será finalmente votada hoy. El presidente Puigdemont defendió que la moción calificada por Inés Arrimadas (C s) de insulto a la democracia llegue al pleno. A C s se sumaron PSC, SQEP y PP, que recordaron que los letrados del Parlament han advertido contra su tramitación por posible desacato al TC. Reproches de Díaz y Vara La inquietud en el PSOE andaluz, principal foco rebelde, es máxima porque teme un compromiso con los independentistas, no para autorizar un referéndum imposible, pero sí para dar a Cataluña un trato fiscal más favorable a cambio de su abstención en la investidura. Tanto la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, evitaron opinar del contenido de la cita no sé nada dijo ella pero