Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 7 DE ABRIL DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 17 Rivera mantiene el pacto con el PSOE pese a la cita secreta con ERC Ciudadanos ve riesgo en reunirse en privado con quien quiere romper España SARA MEDIALDEA VÍCTOR R. ALMIRÓN MADRID Reacciones JOSÉ MANUEL VILLEGAS VICESECRETARIO GENERAL C S INÉS BAUCELLS idea de independizarse de España. Si entonces el aliado fue ERC, hoy Convergència es el miembro débil de la manada que acude al pacto, Falta ver si Junqueras y los suyos serán capaces de aguantar la presión o van a sucumbir como siempre y acaban apoyando la investidura del candidato socialista con el voto favorable o la abstención sin ponerle ante el abismo insalvable del plebiscito secesionista. Con esta estrategia, Convergència vuelve a la negociación política y financiera, que es como siempre ha planteado su relación con el Estado, teniendo etapas de notable éxito tanto con Aznar como con González. Entre tanto, Esquerra vuelve a dudar entre su emancipación definitiva y su eterno complejo de inferioridad respecto de los convergentes. De fondo, la CUP, juega a reventarlo todo, y su estrategia deja en evidencia el farol en que de momento se basa el desafío tanto de Esquerra como de CDC. La reunión secreta entre Pedro Sánchez y Oriol Junqueras despertó de inmediato las alarmas entre las filas de Ciudadanos, cuya dirección se enteró de la noticia cuando ya se encontraban en el Pleno del Congreso. Fuentes de la dirección del partido, en conversación con ABC, mostraron su descontento al momento de saltar la información. El secretismo en una reunión con quien lidera una operación para romper España no parece una buena idea señalaban esas fuentes. Y en ese momento se limitaron a plantear que sería bueno que explicara el contenido de la reunión Ciudadanos evitó una reacción oficial al asunto hasta pasado el mediodía, cuando ante la ausencia de esas explicaciones por parte del PSOE el número dos del partido, José Manuel Villegas, abandonaba momentáneamente el Pleno para atender a los medios. Intentó evitar la confrontación con sus socios socialistas, pero no pudo esconder su malestar al reconocer que no conocían que esa reunión había tenido lugar. Villegas quiso presentar como positivo el hecho de que los partidos, hasta los antagónicos, dialoguen, pero advirtió de los riesgos que supone celebrar una reunión con quien quiere romper España y hacerla en esas condiciones de secretismo No conocíamos esa reunión. Ni conocemos el contenido. Una reunión con quien quiere romper España, hacerla en esas condiciones de secretismo conlleva riesgos RAFAEL HERNANDO PORTAVOZ PP EN EL CONGRESO Deje de zascandilear mendigando apoyos. Asuma su derrota y hable con Rajoy CELIA VILLALOBOS VICEPRESIDENTA DEL CONGRESO Sánchez es capaz de pactar con el diablo para ser presidente del Gobierno, ya que solo le importa salvar su culo. Su ronda de negociaciones para formar gobierno parece más una telenovela de tercera que una realidad política Oriol Junqueras, líder de ERC Importa el contenido Ante la atenta mirada de miembros del equipo de prensa socialista, Villegas no quiso tensar más unas relaciones que vienen deteriorándose en los últimos días pese a los esfuerzos por ambas partes por disimularlo. El vicesecretario general de Ciudadanos se esforzó en aclarar que lo importante de las reuniones más allá del hecho de que tuviesen lugar, es el contenido que en ellas se trata. Y dijo Villegas que la información publicada, la única de la que disponen porque el PSOE no les ha dado detalles, no desvela nada inapropiado Se agarró además a que parece que el señor Sánchez reiteró que no puede haber un referéndum separatista Este hecho, unido al desencuentro parlamentario en la votación sobre la Lomce y la subida de tono de Ciudadanos respecto a la imposibilidad de acordar con Podemos, tensa sobremanera la relación de los dos socios un día antes de la reunión a tres con Pablo Iglesias. También causó estupor la noticia entre las filas del PP, si bien los populares carecen de los vínculos con los socialistas que ahora atan a Ciudadanos. Lo que dio rienda suelta a las críticas. La noticia del encuentro secreto o discreto como prefirieron llamarlo los socialistas corrió como la pólvora, levantando toda una oleada de valoraciones negativas. Fue la válvula de escape para un sinfín de comentarios que apuntaban hacia la falta de coherencia ideológica del líder del PSOE, y de sus socios de Ciudadanos de paso, y la base argumental para vaticinar el absoluto fracaso de la reunión a tres de hoy. Los calificativos fueron desde el gravísimo de Alicia Sánchez Camacho, diputada y presidenta del PP catalán, al teatrillo en que la incluyó el secretario de Derechos y Libertades popular, Iñaki Oyarzábal. Como es habitual, la más elocuente fue Celia Villalobos, vicepresidenta primera del Congreso: aseguró que Pedro Sánchez, es capaz de pactar con el diablo para ser presidente del Gobierno, ya que solo le importa salvar su culo Pero Villalobos fue más allá y ahondó en la división interna del PSOE a cuenta de la actitud de su líder y la rivalidad con Susana Díaz. Así, planteó su duda de que todos los diputados socialistas andaluces apoyen al jefe de filas si se presenta a un nuevo debate de investidura con un pacto previo con los independentistas que incluya la celebración de un referéndum en Cataluña. José Manuel Barreiro, portavoz del PP en el Senado, no se sorprendió porque cree a Pedro Sánchez capaz de aceptar cualquier postura que le permita llegar a ser presidente del Gobierno aunque luego sea imposible poder gobernar Su homólogo en el Congreso, Rafael Hernando, pidió al líder socialista que deje de zascandilear mendigando apoyos asuma su derrota en las elecciones y se siente a hablar con Mariano Rajoy. Podemos, a medias Pedro Sánchez logró ayer la cuadratura del círculo al dejar a todo el mundo insatisfecho. Tampoco recibió un apoyo cerrado de Podemos, pese a que el partido de Iglesias necesita de la participación de ERC para poner en marcha el pacto que busca con los socialistas. Evidentemente, el partido de Pablo Iglesias no criticó el encuentro, pero sí que se hubiese celebrado a escondidas Paradoja La estrategia de Rajoy de no añadir más leña al fuego, y de dejar que los independentistas se peleen entre ellos, ha dado sus frutos, dándose la paradoja de que podría ser Pedro Sánchez, que tanto le criticó en este asunto, quien se aprovechara de tan meritorio triunfo. En el Parlamento de Cataluña, CDC se negó ayer a votar la moción de la CUP en favor de la desobediencia: una vez más, cuando llegó la hora de pagar el precio de los patrióticos abismos, nadie se atrevió a pasarse de la raya. EFE Videoanálisis sobre la reunión de Sánchez y ERC