Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE JUEVES, 7 DE ABRIL DE 2016 abc. es ABC ¿Qué Panamá? dice Putin en un cartel satírico colocado en una parada de autobuses de Moscú REUTERS Ofensiva diplomática contra el flagelo global Panamá, abierta en canal Panamá quiere limpiar su nombre, manchado por las filtraciones del despacho Mossack Fonseca y sometido al flagelo global como dice su ministra de Exteriores, que desde que estalló el escándalo está empeñada en recomponer la imagen de un país abierto en canal. Al otro lado del Atlántico, que cada palo aguante su vela, de Putin a Almodóvar, y dé las explicaciones que estime convenientes para salvarse de la quema. El Gobierno panameño está en otra guerra, también de naturaleza informativa: vender la idea de que Panamá no es un paraíso fiscal. Lo tiene difícil a la vista de lo sucedido, y más aún después de que Francia pidiera una reunión urgente de la OCDE para incluir a Panamá en la lista negra. Panamá está demasiado acostumbrada a las idas y vueltas, a hacer de bueno y de malo. Esto ya no puede durar más dijo ayer el ministro galo de Finanzas. Para contrarrestar una ofensiva que puede salirle muy cara, Panamá pregona su ética y su transparencia de forma insistente y de viva voz. Ayer convocó a los embajadores extranjeros, que recibieron en la capital del país un cursillo acelerado sobre la excelencia de su sistema financiero. No hay más que preguntar a sus clientes. INTERNACIONAL EFE Los embajadores extranjeros en Panamá, reunidos ayer por la Cancillería del país centroamericano para abordar la crisis de las filtraciones del despacho Mossack Fonseca