Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 CULTURA MARTES, 5 DE ABRIL DE 2016 abc. es cultura ABC Muere Manolo Tena Se apaga la voz rota del poeta de la desilusión Un cáncer de hígado acabó con el músico que conoció el éxito con Sangre española y que, a sus 64 años, volvía a recuperar el cariño del público gracias a la televisión PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID a vida de Manolo Tena se ha oscurecido justo cuando había vuelto a brillar. Porque hasta hace poco parecía que el cantante, nacido hace 64 años en Benquerencia de la Serena (Badajoz) y criado en el madrileño barrio de Lavapiés, no lograba siquiera acercarse al lugar de privilegio que consiguió en 1992 con el disco Sangre española Hundido por su adicción a las drogas, recientemente había reaparecido limpio y con ganas de luchar por su futuro. En 2014 daba el primer paso con un doble álbum que recogía el concierto que ofreció en Las Ventas en 1993. El pasado año presentaba a un tiempo un documental sobre su vida, Extraño en el paraíso en el que hablaba sin tapujos sobre el infierno que había atravesado, y el disco Casualidades En los últimos meses, el programa A mi manera le colocaba otra vez frente a un público que agradecía, además, ese oasis de camaradería entre músicos veteranos Marta Sánchez, Antonio Carmona, Mikel Erentxun, Sole Giménez, Nacho García Vega y él mismo frente a tanta crispación televisiva. Un cáncer de hígado diagnosticado en diciembre ha sido la causa del fallecimiento. El fatal desenlace se produjo en el hospital Gregorio Marañón, L tras su ingreso hace dos semanas. Él estuvo enganchado a los escenarios hasta casi el final, para apurar esta segunda pero breve oportunidad que le ofrecía la vida. Los pasados días 18 y 19 de marzo dio sus últimos conciertos, en Tenerife y Las Palmas, respectivamente. En ambos tuvo que actuar sentado. El siguiente previsto en el calendario, el 2 de abril en Alcalá de Henares (Madrid) fue suspendido. Años de cambio Sus padres llegaron a Madrid cuando él era todavía un niño, buscando una vida mejor. Pronto se hizo patente su espíritu indómito: deja los estudios y empieza, como se dice, a buscarse la vida (camarero, botones, tocando en orquestas con un bajo prestado... Es la década de los setenta, los cambios sociales están a pie de calle y Manolo Tena no es ajeno a ellos. Lee libros de poesía y aprende guitarra de forma autodidacta. Y admira al bailarín y mimo Lindsay Kemp, cuya influencia se dejaría notar hasta el final. Su hermano Rafa Denunciará al presidente de la Fundación SGAE por no pagar a su hermano los derechos de autor de Sangre española Se fue libre y salvaje ANTONIO CARMONA L a noche del lunes soñé con él. Así que siento dentro de mí que él vino a despedirse. Me he hartado de llorar, lo he llorado y en este momento estamos más tranquilos. Ahora iré al estudio a grabar con un nudo en el corazón. Lo único que nos queda es pedir por la familia, estar pendientes de lo que necesiten. Algo de la música española se muere con él, pero también revive, porque la música también vuela, y se queda en el sentimiento de la gente. Porque él era un musicazo, un compositor inigualable. Para mí, en los últimos tiempos, el único artista que me había sorprendido cantando y componiendo era Manolo Tena. Si tuviera que elegir uno, me quedaría con él. Me ha gustado mucho haber vivido esta última etapa con él, compartiendo tantas noches en el programa de televisión A mi manera Nacho García Vega, que hace una semana enterró a su padre, me comentó que le había visto en el hospital. Quería ir a verlo esta semana, y me he quedado sin poder hacerlo. Se ha ido libre y salvaje como cantaba en Llévame hasta el mar