Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 4 DE MARZO DE 2016 abc. es deportes DEPORTES 51 Números de Borja 148 goles Sus números desde la temporada 2012- 2013 son apabullantes: 22 goles con el Juvenil C, 54 dianas con el Juvenil B, 61 con el Juvenil A y 11 con el Real Madrid Castilla. Es el mejor goleador de la cantera blanca desde Raúl González Blanco Jémez condena al Rayo a otra goleada contra el Barça El Barcelona, con tres tantos más de Messi, abusa de un equipo que terminó con nueve SALVADOR SOSTRES 2021 contrato Borja amplió hace un mes su vinculación con el Real Madrid hasta el 30 de junio de 2021. La Premier estaba detrás de él desde hace bastante tiempo y la entidad blanca decidió darle tres años más de contrato y subirle la ficha 1 Europeo sub 19 Mayoral también pisa fuerte en las categorías inferiores de la selección española. El pasado verano, en el Europeo sub 19 de Grecia, logró el título y fue el máximo realizador Juvenil C que dirige Tristán Celador, fue su mentor y padrino desde el primer día, mientras él no le quitaba ojo a Benzema, su referente. Veneno en el área Borja ha sido el máximo goleador de la cantera de los últimos tres años y medio. Desde la temporada 2012- 2013, ha marcado 148 tantos en sus distintas etapas en el Juvenil A, B y C y en el Castilla. En lo que llevamos de temporada, acumula ya 11 tantos con en el primer filial y siete en la Youth League (Champions juvenil) En las categorías inferiores de la selección española también ha crecido a un ritmo vertiginoso. Ha jugado con la sub 17 y la sub 19, con la que se proclamó campeón de Europa el pasado verano en Grecia, anotando tres tantos que le convirtieron en el pichichi del torneo. Además, debutó el pasado mes de octubre con la sub 21, y a lo grande: gol a los cinco minutos de estar sobre el campo. Algunos le comparan con Joselu y otros con Morata, pero en el club se le considera un delantero con mayor talento y registro de recursos. Le ven con bastantes más opciones de asentarse en el primer equipo que sus antecesores. Solo necesita suerte y un entrenador que apueste sin letra pequeña por este goleador de barrio que cada noche se va a la cama soñando con ser el próximo Benzema. El Rayo es el equipo de todas las causas: la raya de la camiseta se la han pintado de todos los colores imaginables, en apoyo a cada ismo de la corrección política. Siempre un brindis al sol, nunca ningún riesgo institucional y ya no digamos intelectual. Sólo le queda al Rayo una extraviada causa por encarnar, que es la de ganarle algún partido al Barça, en lugar de la tan insufrible comedia de lo valiente que es Paco Jémez en sus planteamientos contra los azulgrana, y las monumentales goleadas que sistemáticamente acaba recibiendo. Todo en la vida ha de tener un límite. También la metáfora infundada. Lo valiente es ganar. Salir a hacer ver que puedes jugar como el Barça cuando eres el Rayo no es valiente, es suicida. Hay una jerarquía. El partido empezó con el Rayo valiente de siempre, su defensa zonal también de siempre, y con el Barça como siempre esperando su espacio y su momento. Buen disparo de Embarba en el minuto 5, que despejó Bravo con los dos puños. Vallecas colgó el no hay billetes y Luis Enrique recuperó su trenca verde. El Rayo se cansaba y el Barcelona aguantaba. Fiesta en la grada, fútbol obrerista en el campo. Poco talento y mucho pico y pala. Error de Piqué en el 15 que desaprovechó Embarba chutando con inocencia. En el mismo minuto, falló también un Neymar de mantequilla en la portería contraria. Juan Carlos y Messi se abrazan durante el partido de ayer en Vallecas EFE 1 RAYO VALLECANO Juan Carlos Quini Llorente Crespo Tito Iturra Trashorras Embarba Piti (55) Bebé (70) Manucho (80) Joni Montiel (55) Amaya (70) Javi Guerra (80) 5 BARCELONA Bravo S. Roberto (71) Mascherano Piqué Mathieu Rakitic (65) Busquets (76) Iniesta Messi Suárez Neymar Arda Aliex Vidal (71) Vermaelen (76) Fallo de Juan Carlos Messi la tuvo en el 20 tras cazar con un control preciso una asistencia de Neymar que no era para él. Rechazó bien Juan Carlos en el palo corto. Pero a la salida del córner, al portero del Rayo se le escapó una pelota que tenía controlada por alto y Rakitic, como todo un delantero, aprovechó el regalo para adelantar a su equipo. En el minuto siguiente, Messi se la puso a Neymar (en levísimo fuera de juego) que corrió para devolvérsela al argentino, quien a la altura del punto de penalti disparó inapelable para marcar el segundo. Minuto 23, 0 a 2. Otra goleada a la vista para celebrar los valientes planteamientos de Paco Jémez. No es ni valiente, ni inteligente, jugar contra este Barça con una defensa de tres, GOLES 0- 1, m. 22: Rakitic. 0- 2, m. 23: Messi. 0- 3, m. 54: Messi. 1- 3, m. 57: Manucho. 1- 4, m. 71: Messi. 1- 5, m. 85: Arda. EL ÁRBITRO Bikandi Garrido. Roja directa a Llorente (m. 42) y a Iturra (m. 68) Amarilla a Arda y a Neymar. Vídeoanálisis del nuevo jugador de la cantera del Real Madrid como tampoco fue de ninguna valentía, ni de ninguna elegancia, la dura entrada de Llorente a Rakitic, por la que fue merecida y fulminantemente expulsado. La segunda parte empezó con un interesante intercambio de golpes, entre los que cabe destacar el fino toque que siempre ha tenido Trashorras y lo atento que estuvo toda la noche Claudio Bravo, muy bien con los pies, anticipándose al contrario. Fichaje personalísimo de Luis Enrique. Magnífico ren- dimiento de este chico en el Barça. En el minuto 8, Messi aprovechó el rechace de un disparo al palo de Suárez para marcar el tercero. Como libros leídos iban cayendo los goles ante un Rayo que continuaba jugando exactamente igual. El partido más cómodo que ha tenido el Barcelona esta temporada. Manucho, en el 11, alegró de cabeza a su afición, con un gol bien trabajado que sin duda era un premio merecido al esfuerzo de los locales. Que Jémez sea un temerario no quita que sus jugadores no sean admirables. A Juan Carlos se le volvió a escapar un balón en el 19, y propició una segunda jugada que acabó con una falta peligrosísima en el balcón del área que Neymar chutó al larguero. Busquets, en fuera de juego, fue objeto de una falta por la que Iturra vio la roja directa, al ser el centrocampista el último hombre y con posibilidad clara de gol. La falta fue indiscutible, pero la jugada tendría que haber quedado anulada por el fuera de juego inicial. La justicia divina se presentó en Vallecas y Juan Carlos despejó el disparo de Suárez, pero Messi en el 26 marcó el cuarto y Arda, en el 40 y de cabeza, el quinto. Paco Jémez dice para justificar su fútbol que cada cual elige morir como quiere. Yo creo que el magnífico pundonor de sus jugadores merece más respeto y no tanto narcisismo estéril.