Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 SOCIEDAD JUEVES, 25 DE FEBRERO DE 2016 abc. es conocer ABC Indemnización millonaria por los polvos de talco que causan cáncer Johnson Johnson deberá pagar 72 millones de dólares por la muerte de una mujer JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK Audiencia general El Papa condena a los políticos corruptos que quieren más, y más, y más J. V. BOO CORRESPONSAL EN EL VATICANO Sin asbestos desde los 70 Cuando se empezó a comercializar el polvo de talco, este mineral formado por magnesio, silicona y oxígeno llegaba a los consumidores en su forma natural. En muchas ocasiones, se encontraba asbestos, un mineral presente en yacimientos de talco. Los efectos cancerígenos del asbestos se han estudiado desde hace décadas, y ya en 1973 la normativa estadounidense prohibió su presencia en este producto. Fue sustituido por almidón de maíz. El año pasado, una mujer de California logró una compensación de 13 millones de dólares por el uso continuado de polvos de talco con asbestos de Colgate- Palmolive entre 1961 y 1976, que le produjo un cáncer. En el caso por el que ahora se ha condenado a Johnson Johnson, el polvo de talco no contenía asbestos. Para Jacqueline Fox, usar los polvos de talco de Johnson Johnson era algo natural, como lavarse los dientes explicó su hijo. Fox falleció el pasado otoño, víctima de un cáncer de ovario, después de 35 años usando estos productos como parte de su higiene femenina. Ella demandó a la compañía por creer que su enfermedad estaba relacionada con el uso de los talcos y por no advertir a los consumidores de los riesgos. Un jurado de San Luis (Misuri) ordenó esta semana a Johnson Johnson el pago de 72 millones de dólares (65,3 millones de euros) a la familia de Fox en concepto de compensaciones y por daños y perjuicios. Es el primer caso en el que se alcanza una sentencia entre las más de 1.200 demandas que han interpuesto mujeres de todo Estados Unidos contra la Johnson Johnson, y que puede abrir una pesadilla legal para la compañía. Trataron de ocultar datos e influir en los comités que regulan los cosméticos aseguró Jerome Kendrick, uno de los miembros del jurado, al periódico local Post- Dispatch Al menos podrían haber puesto una advertencia en el etiquetado. Pero no hicieron nada Sabían de los riesgos Durante el juicio, la parte demandante sacó a la luz informes internos de la compañía en los que se reconocían los riesgos. En 1997, un asesor médico de Johnson Johnson aseguró que cualquiera que niegue el riesgo del uso de talco higiénico en el cáncer de ovario está negando lo obvio a pesar de que la evidencia dice lo contrario según informó ayer la prensa local. También se comparaba la negación de esos riesgos con la negación de la relación entre el tabaco y el cáncer. Todo indica que Johnson Johnson recurrirá la sentencia, y que la compensación se recortará en la apelación. La compañía emitió un comunicado en el que aseguraba que nuestra mayor responsabilidad es la salud y la seguridad de nuestros consumidores, y estamos decepcionados por el resultado del juicio y añadía que la seguridad del talco cosmético se apoya en décadas de pruebas científicas La relación entre el uso habitual del talco y el cáncer de ovario se ha estudiado durante décadas, cuando se empezó a observar talco incorporado en Con palabras muy duras para los funcionarios públicos que abusan de su cargo y roban, el Papa Francisco formuló ayer una dura condena de los políticos corruptos, que quieren más, y más, y más... entrando en una patología en que la sed de poder se vuelve avaricia que desea poseerlo todo Francisco reconoció que la riqueza y el poder pueden ser buenos y útiles al bien común si se ponen al servicio de los pobres y de todos con justicia y caridad Pero al mismo tiempo advirtió de que cuando, como sucede con demasiada frecuencia, se viven como privilegio, con egoísmo y prepotencia, se transforman en instrumentos de corrupción y muerte El Papa comentó ante varias decenas de miles de fieles que asistieron ayer a la audiencia general, en una mañana soleada, el episodio bíblico de Nabot, el israelita honrado que se negó a vender su viña al rey Ajab, y terminó asesinado mediante una de las peores insidias de la corte. La reina Jezabel, que era pagana y asesinaba a los profetas, escribió cartas falsas en nombre de su marido y con el sello del rey ordenando a varios ancianos vecinos de Nabot dar falso testimonio de que había blasfemado contra Dios y contra el rey. Nabot fue lapidado y, por haber sido de un pecador, su viña paso a ser propiedad real. Pero el profeta Elías salió al paso de Ajab para decirle: En el lugar en que los perros han lamido la sangre de Nabot, van a lamer también tu propia sangre Tormenta legal La empresa se enfrenta a más de 1.200 demandas judiciales de mujeres estadounidenses los tejidos en mujeres con este tipo de cáncer explicó Eva Chalas, directora de Oncología Ginecológica del hospital de la Universidad Winthrop, a USA Today Pero es difícil relacionar directamente el cáncer de ovarios y el talco reconoció, y agregó que al- gunos casos se podrían haber producido por una posible contaminación con asbestos cuando los polvos de talco incluían este producto en el pasado. La Sociedad Americana del Cáncer asegura que los resultados en estudios sobre la relación entre el cáncer de ovario y los polvos de talco sin asbestos son mixtos y que su investigación continúa La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasifica el uso de talcos en genitales como posible carcinógeno para humanos Sin respeto por la vida Con mucha fuerza, el Papa subrayó que el robo de la viña de un ciudadano no es una historia de otros tiempos, es una historia de hoy Afirmó que es la historia de los poderosos que para conseguir más dinero explotan a los pobres, la historia del tráfico de personas, la historia de la pobre gente que trabaja en negro por un sueldo mínimo, la historia de los políticos corruptos que quieren siempre más, y más y más... El Papa insistió en hacer notar los desastres a los que lleva el ejercicio de la autoridad sin respeto por la vida, sin justicia y sin misericordia advirtiendo de que la sed de poder se vuelve avaricia que desea poseer todo Francisco terminó sus comentarios con una nota positiva recordando que, al hacerle notar su pecado, el rey Ajab entendió, se humilló y pidió perdón. ¡Qué hermoso sería si los poderosos explotadores de hoy hiciesen lo mismo! 52,23 4 32 (0) 64 6 2- 6 (1 36- 2, 6.2 (32 6 12 4+ +2. 1 2) 2. 06 2. 2463+ 6 6) 242, 6) 6- 2, 2 2, 6 23 464 64 6.