Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 25 DE FEBRERO DE 2016 abc. es internacional INTERNACIONAL 37 Comandos franceses luchan contra los yihadistas en Libia François Hollande se ha embarcado en operaciones secretas contra Daesh, según Le Monde JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Francia está realizando operaciones militares clandestinas en Libia: acciones de comando, sabotaje y asesinatos selectivos contra combatientes o dirigentes de Daesh, en el marco de una estrategia occidental de lucha contra el terrorismo islámico en todo el Magreb. Según el vespertino Le Monde el presidente, François Hollande, ha decidido cambiar la estrategia militar seguida por su predecesor, Nicolas Sarkozy, partidario de una guerra frontal que comenzó con la destrucción del estado libio de Gadafi. Tras la trágica experiencia en curso en Irak y Siria, los principales aliados occidentales en el terreno estrictamente militar de la lucha contra el terrorismo islámico (EE. UU. Reino Unido, Italia y Francia) han decidido colaborar de manera discreta en una guerra secreta en Libia, en la que Washington, Londres, Roma y París están inmersos desde distintos frentes: intercambian informaciones sensibles, se prestan apoyo logístico y coordinan acciones no siempre clandestinas, como los recientes bombardeos selectivos del arma aé- rea estadounidense. Las autoridades libias, aunque divididas, consienten y en ciertos casos colaboran con las fuerzas especiales de los aliados occidentales, pero no desean una intervención militar abierta, con presencia de tropas extranjeras en su territorio. En ese marco, fuerzas especiales francesas han comenzado a actuar con una aparente discreción Según Le Monde la guerra más o menos clandestina e inconfesable de los comandos y fuerzas especiales francesas en Libia tiene dos dimensiones: operaciones realizadas por servicios especiales de la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSS, contraespionaje) consumadas después por tropas convencionales de forma oficial y operaciones de comando realizadas por especialistas de manera oficiosa Un nuevo frente Por su parte, la aviación francesa realiza desde hace meses operaciones de información y espionaje, en estrecha colaboración con el arma aérea de Estados Unidos, fruto de la concertación al más alto nivel entre Obama y Sarkozy, hace años; y entre Obama y Hollande, desde 2012. En su día, Sarkozy fue partidario de una intervención militar directa. Sin embargo, tras la trágica experiencia en Irak, Siria y la propia Libia, Hollande se inclina por una intervención encubierta con acciones de comando, sabotaje y asesinatos selectivos contra yihadistas y dirigentes de Daesh. uWFYDZGW LEG ULGN XW CRCRG WO w OLMYWFEL WM aM JGLTG N XW Z OLMYWFEL SDNLG WMEGWEWMRNRWMEL YLMXDYRXL JLG nD MN oEDGGR T xMELMR u RNRWO YLM O YLO ZLG YR M XW n CRWG vLGLM F xM xOZ X OWQL 8 cRTDW WO JGLTG N WM XRGWYEL ELXLF OLF ODMWF O F) %899 S 8 WM BBB 8 8 YLN OTDM F XW FDF FWYYRLMWF NoeF MEWF YLNL l XW u RNRWO lLF XW O Z FDG xM WM O F MDZWF L w FPWE lLCWG JLG WO NDMXL jDWCLF Y JÇEDOLF ELXLF OLF ODMWF O F) 99 S WM BBB 8 8 YLN EGIPTO Cuatro adolescentes van a juicio por mofarse de Daesh ALICIA ALAMILLOS EL CAIRO YLOT XLFXWO GL La prueba criminal es un vídeo de apenas 36 segundos en el que un joven se arrodilla a la manera de las plegarias islámicas mientras otro se le acerca por detrás e, imitando a los yihadistas de Daesh, hace como que le degüella ante las risas de otros dos compañeros. Estos cuatro jóvenes, cristianos coptos egipcios de entre 15 y 16 años, se enfrentan ahora a una pena de entre seis meses y cinco años por blasfemia y por insultar al islam El vídeo fue grabado por el profesor de los jóvenes durante una excursión escolar poco después de que Daesh asesinara en Libia a una veintena de cristianos egipcios. Cuando el vídeo se hizo público, las casas de los estudiantes y de sus familiares fueron atacadas y apedreadas por la población, enfurecida por lo que consideraban un insulto a su religión. Por su propia seguridad y para calmar los disturbios los jóvenes fueron detenidos y más tarde puestos a disposición judicial, explica a ABC el abogado de la Iniciativa por los Derechos Personales (EIPR) especializado en minorías religiosas, Ishak Ibrahim. El profesor que grabó el vídeo ya ha sido condenado a tres años de cárcel, después de que el rechazo de la población le forzara a dejar su puesto docente y fuera expulsado de la localidad. Juzgados a principios de febrero, los cuatro jóvenes esperan hoy el veredicto que truncará sus vidas para siempre, por algo que era obviamente solo una broma lamenta el padre de uno de los jóvenes.