Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 25 DE FEBRERO DE 2016 abc. es espana ESPAÑA 19 Las negociaciones XI Legislatura EL DÍA A DÍA EN LAS DIPUTACIONES La voz y el corazón que late en los pueblos Los partidarios de estas instituciones creen que su cierre sería acabar con la España rural ISABEL JIMENO VALLADOLID Labores concretas de una diputación Bomberos La Diputación de Valladolid cuenta con cinco parques de bomberos en pueblos. Red de ayuda Una red integrada da apoyo y ayuda a personas con discapacidad intelectual. Acción cultural Aulas de cultura, talleres de envejecimiento activo, red de teatro, deporte escolar... Comercio rural Tiendas y bar en pequeños pueblos que no tenían, que además dan empleo a una familia Con casi doscientos años de historia, la vida de las diputaciones provinciales han sobrevivido a numerosas embestidas y periodos. La última, el acuerdo de PSOE y Ciudadanos para poner fecha de caducidad a unas instituciones centenarias contra las que también han pesado las acusaciones de falta de transparencia o casos de corrupción de sus máximos responsables. Pero no todas son así, advierte Jesús Julio Carnero (PP) al frente de la Diputación de Valladolid desde 2011, con un sobresaliente en transparencia. Aunque, admite, a lo mejor en algún momento histórico hemos adolecido de ellas Pero creo que con el devenir de los tiempos se ha ido corrigiendo y somos una administración tan transparente y participativa como la que más apostilla este firme defensor y enamorado tras su trayectoria autonómica, de unas instituciones sobre las que defiende su vigencia y permanencia convencido de que no van a acabar con ellas y de que el día que se elija a sus cargos de forma directa no se volverá a plantear una cuestión de este tipo No pueden acabar con esto porque acaban con los pueblos afirma convencido de que el acuerdo PSOE- C s no es más que una propuesta de precampaña y de que las diputaciones no son un problema Son una necesidad recalca por la función que realizan en las labores de asistencia, colaboración y asesoramiento a los pueblos, especialmente importante para los pequeños y con los alcaldes y concejales como clave, espina dorsal y día a día de la actividad de un presidente, entre llamadas y muchos kilómetros de visitas de pueblo en pue- Parque de bomberos de la Diputación de Valladolid blo para conocer desde la cercanía su realidad y necesidades. El listado de labores que hacen es innumerable, con las personas, el empleo y los municipios como las tres patas sobre las que se sustenta. Talleres, aulas de cultura, ayuda de emergencia social, planes de empleo, parques de bomberos provinciales, servicio de comida a domicilio para mayores, una red integrada para personas con discapacidad intelectual, deporte escolar, red de teatro y los tradicionales planes provinciales que han evolucionado desde las ayudas para la básica red de abastecimiento a otras para depuración, banda ancha o redes wifi... ¿La ventaja? Así pueden llegar en igualdad a los pequeños pueblos, incapaces de hacerlo en solitario. ABC Jesús Julio Carnero Nuestro nacionalismo es el municipalismo. En algunos territorios son indispensables para la pervivencia rural ¡Y no es baladí! exclama porque tiene mucho que ver con la despoblación, el gran problema del medio rural Si ganamos las batallas de las nuevas tecnologías, habremos dado la cara contra esa despoblación de manera determinante y garantizado los visitantes. No sólo es que la gente no va a ir, sino que se van a ir subraya. ¿Y qué perderían los pueblos sin una diputación? -Todo eso. Y la cercanía, la representación y la voz de los alcaldes, que con esta propuesta pretenden quitar. No me imagino responde tajante Castilla y León, un territorio de más de 94.000 kilómetros cuadrados, 2.248 municipios (el 75 con menos de 500 habitantes) más de 6.000 núcleos de población sin las diputaciones. Nuestro nacionalismo es el municipalismo afirma Carnero. Aquí no vale que hablemos de diputaciones sí o no con carácter general, hay que entender que en determinados territorios son condición sine qua non para la pervivencia de los pueblos Carta abierta a los ciudadanos FRANCISCO VÁZQUEZ D urante las últimas horas hemos oído con estupor los grandes acuerdos a los que el PSOE y Ciudadanos han llegado. Es necesario que analicemos la letra pequeña porque puede traer graves implicaciones. En este caso me voy a centrar en una: la desaparición de las diputaciones. Llama la atención la falta de principios del Partido Socialista, capaz de cambiar con la misma comodidad que lo hacia Groucho Marx. La verdad es que la postura del PSOE es una broma de mal gusto: pasó en 2015 de gobernar siete a 17 Diputaciones en toda España. Los propios presidentes de diputación socialistas han mostrado su desacuerdo. Por otra parte, Ciudadanos ha nacido al abrigo de las capitales de provincia y por tanto desconoce la realidad rural de nuestro país. Lo que sí tiene claro es que quiere que los municipios de España pierdan su identidad y crear ciudadanos de primera y de segunda en función de donde vivan, toda una contradicción llamándose como se llaman. Si le hablo de mi provincia, Segovia, probablemente se sorprendan, sobre la labor que hace nuestra Diputación en más de los 208 pueblos que componen nuestra provincia. Pero las dificultades ocasionadas por la dispersión geográfica, la composición actual de los pueblos, la mayoría menores de 2.000 habitantes, y por ende su viabilidad económica, hacen que el papel de la diputación sea insustituible además de una garantía para la vertebración y fijación de población. Hoy las diputaciones llevan la cultura, el deporte, los servicios sociales, la conservación de patrimonio, el fomento empresarial o infraestructuras básicas a esos municipios que por su condición no tienen recursos necesarios para que los niños tengan una obra de teatro, una persona dependiente reciba asistencia o se recupere el valor histórico o patrimonial de un municipio para incentivar el turismo y generar empleo. Desde las diputaciones defendemos la igualdad y la identidad de los pueblos de España que con iniciativas como esta se ven claramente afectadas. Pronto Ciudadanos propondrá, como lo hizo en su programa electoral, fusionar o eliminar los municipios de menos de 5.000 habitantes, un claro atentado contra el mundo rural y su desarrollo además de una pérdida de las señas de identidad. Y eso no lo vamos a consentir. FRANCISCO VÁZQUEZ ES PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE SEGOVIA