Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA JUEVES, 25 DE FEBRERO DE 2016 abc. es espana ABC NEGOCIACIONES DE GOBIERNO Podemos rompe con el PSOE y aboca a Sánchez a una investidura fallida Emplaza a los socialistas a negociar después del 5 de marzo, pero avisa de que mantener el pacto con Ciudadanos lo pone extraordinariamente difícil GABRIEL SANZ VÍCTOR R. ALMIRÓN MADRID odemos rompió ayer el sueño de Pedro Sánchez de ser presidente del Gobierno, al anunciar que abandona la negociación a cuatro que mantenía contra reloj con PSOE, IU y Compromís para alcanzar un acuerdo de investidura. Los de Pablo Iglesias no quieren ser figurantes en el acuerdo de legislatura que ha firmado el PSOE con Ciudadanos. Tras ese no tajante, más el ya anunciado por el PP, la investidura de Sánchez la semana próxima se antoja fallida dijo el portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, porque obtendrá pocos más de 130 votos (los 90 diputados socialistas, 40 de C s, y la diputada de Coalición Canaria) IU y Compromís anunciaron anoche que se descuelgan también de la negociación, después del portazo de Podemos. Errejón compareció a primera hora de la tarde, rodeado del equipo negociador de la formación morada, para romper la burbuja creada en las últimas semanas sobre la expectativa de un Sánchez presidente. Los ocho no acudirían ya a la cita que tenían media hora después con los negociadores socialistas porque Pedro Sánchez ya ha elegido dijo con solemnidad Errejón. Eso no significa que tras la segunda votación en el Congreso, el sábado 5 de marzo, Podemos no vaya a volver a sentarse. Entonces, se abrirá otro tiempo que concluirá el 2 de mayo, si no hay investidura ninguna, con la repetición de elecciones. Nuestra obligación es intentarlo hasta el final y lo vamos a seguir haciendo admitió el número dos de Podemos, advirtiendo, eso sí, que, si el PSOE se empeña en mantener el acuerdo firmado ayer con Ciudadanos, el pacto para un gobierno de coalición de izquierdas será extraordinariamente difícil El anuncio sorprendió no por inesperado, sino porque durante toda la mañana los portavoces de Podemos no acababan de confirmar que se levantaban de la mesa; más bien al contrario. Tras esa actitud se encuentra el juego del gato y el ratón en el que P andan Iglesias y Sánchez para ver quién carga con la culpa de la ruptura. Errejón avisó de que no tienen miedo a otras elecciones, pero no pueden favorecer de ningún modo con su abstención un acuerdo PSOE- C s que no es ni progresista ni reformista y que además va a hacer las delicias del Ibex 35 y de los sectores privilegiados No solo no cambia las políticas del PP sino que en algunos casos las profundiza, como ocurre con la tercera reforma laboral encubierta La estrategia de Podemos de cortar de raíz la negociación a izquierda y derecha que pretendía seguir manteniendo el PSOE surtió su efecto porque, de alguna manera, vino a romper el protagonismo absoluto del día en torno a Sánchez y Albert Rivera. La presentación del acuerdo de gobierno entre PSOE y Ciudadanos fue planificado con mucho boato parlamentario los dos entrando en la Sala Constitucional del Congreso y firmando en la mesa central ante la atenta mirada de las direcciones de los dos partidos dispuestas para la ocasión y ruedas de prensa por separado. Rivera no renuncia al PP Ciudadanos cree que el acuerdo con los populares es el único posible y que Podemos es incompatible El líder socialista no desaprovechó la ocasión de lanzar dardos a Podemos por anteponer el reparto de sillones Y aunque les animó a sumarse a un acuerdo abierto lanzó diversos recados tanto a Mariano Rajoy como a Pablo Iglesias: Este acuerdo sí suma porque propone una solución al atasco político que vive España Albert Rivera no escatimó esfuerzos para imprimir solemnidad al evento, y aseguró que con el acuerdo se sentaban las bases para una nueva etapa política: Nos toca sentar las bases de otros cuarenta años de justicia, prosperidad y unión. No va a ser fácil poner de acuerdo a los que piensan distinto, pero lo será si ponemos encima de la mesa lo que nos une En Ciudadanos dijeron que se esperaba lo que definieron como una sobreactuación de Podemos. Por la mañana, Albert Rivera pidió al PP va-