Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 8 DE FEBRERO DE 2016 abc. es opinion OPINIÓN 15 TRIBUNA ABIERTA Barajas y El Prat CUANDO YA NO QUEDEN SUPERVIVIENTES POR DAVID PÉREZ Podemos trabajar para que sus testimonios perduren en el tiempo y concienciarnos del infinito valor de unos testimonios cargados de fe y esperanza, de paz y concordia, de humildad y grandeza a sí misma y desde ese punto es preciso hallar la fuerza de la integridad de quienes sufrieron semejante barbarie como vacuna contra la iniquidad de los herederos de sus verdugos, cuyo desprecio al ser humano parte de concepciones e ideologías aún presentes en el mundo. Esta responsabilidad, la de proteger la memoria de los supervivientes, no debe ser un propósito menor o una buena intención más: a mi juicio, debe constituir un compromiso institucional y social de primer orden, que debe figurar entre los grandes desafíos de las naciones, que se adentran con pasos inciertos en un inquietante siglo XXI apenas iniciado y que parece plantear no pocas sombras. El recuerdo del Holocausto, personalizado en el testimonio estremecedor de los supervivientes, es un cometido antropológico que debe figurar junto a los grandes desafíos económicos, medioambientales o sociológicos. Porque éstos afectan al sostenimiento del ser humano, a su relación con sus congéneres, o a su propio entorno natural, pero el Holocausto afecta a la esencia misma de la dignidad humana y a los derechos humanos, puesto que constituye su más radical negación. Las voces siempre poderosas de estas personas casi centenarias se apagan progresivamente año tras año y Aeropuertos de altos vuelos Adolfo Suárez Madrid- Barajas, en la primera posición, y Barcelona- El Prat, en la cuarta, se han colocado entre los seis aeropuertos europeos de tráfico superior a los 25 millones de pasajeros que reportaron un mayor crecimiento en el número de pasajeros durante 2015. El de Madrid fue el aeródromo europeo que registró una mayor subida (12 por ciento) V Transacciones El volumen de las operaciones cae un tercio En 2015, el número de transacciones operativas creció, pero su importe descendió significativamente a causa del menor tirón de los sectores regulados. En relación con 2014, el volumen es un 30 por ciento inferior, consecuencia de la incertidumbre política y un contexto internacional que está lastrando la actividad. de serlo, al no registrarse episodios violentos en su comisión, salvo que las partes implicadas, corruptor y corrompido, se líen a guantazos por el porcentaje de la mordida. No sé muy bien cómo calificar el veredicto del TSJC: por un lado percibo que no se distingue precisamente por su coraje y valentía en defensa de la ley, pero por otro su pronunciamiento alcanza sorprendentes y envidiables cotas de creatividad jurídica. JAVIER TOLEDANO VENTOSA BARCELONA Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid, por fax: 91 320 33 56 o por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. IVIR entre dos siglos nos convierte en testigos privilegiados de grandes acontecimientos, admirables o tenebrosos, que proyectan su luz o su sombra sobre generaciones y generaciones. Y de todos ellos nos queda la memoria de la grandeza de la Humanidad o de su profunda miseria. Pero pocos episodios han dejado una huella más negra en nuestra Historia que el Holocausto nazi, cuya infinita maldad nos sigue causando perplejidad, vergüenza y horror setenta años después. Una maldad que contrasta con la heroicidad y valentía de esos Justos entre las Naciones que arriesgaron sus vidas y las de sus familias para salvar del exterminio a otros seres humanos, porque ni en los momentos más oscuros se apagan todas las luces como nos dijo Juan Pablo II. Siete décadas después de la solución final aún perdura el testimonio de los supervivientes de los campos de exterminio que culminaron una política de aislamiento y persecución perfectamente planificada por los nazis. Este testimonio eleva una columna de dignidad, libertad y justicia sobre un mundo empeñado en repetir sus peores errores. Sin embargo, ni la fuerza de quien ha sobrevivido a la peor represión, en un triunfo de la Humanidad sobre los genocidas, podrá impedir que un día, Dios quiera que lejano, esas voces se apaguen bajo el implacable paso del tiempo. Y entonces, cuando llegue ese día, cuando la vida del último superviviente se acabe, en medio de un mundo cada vez más deshumanizado, habremos perdido para siempre la oportunidad de conjurar las amenazas del olvido y el negacionismo con la presencia admirable, incontestable, sobrecogedora, de estas ya contadas personas. Yo he tenido el privilegio, porque así lo considero, de conocer a algunos de estos supervivientes, como Violeta Friedman fallecida hace dieciséis años Joseph Bohrer, Jaime Vándor también fallecido hace dos años Jorge I. Klainman o Moshé Haelion y he podido escuchar sus impresionantes testimonios, que nos ponen frente a frente con el mal absoluto. Unos testimonios, pese a todo, llenos de dignidad, integridad y paz, el signo inequívoco del triunfo del ser humano sobre el ese mal absoluto encarnado en aquellos genocidas nazis. Pienso que la conciencia de un deber testimonial otorga una fuerza especial a estas personas para seguir adelante reviviendo el horror del pasado una vez tras otra. Y creo que todo aquel que escuche la palabra de un superviviente no tiene otra opción moral que convertirse en guardián de su memoria, en difusor de su mensaje, en testigo directo de su sufrimiento. ¿Por qué es tan importante esta tarea? Porque pocas veces, como con el Holocausto, la Humanidad se negó ABC contra eso nada podemos hacer, pero sí podemos trabajar para que sus testimonios perduren en el tiempo y concienciarnos del infinito valor de unos testimonios cargados milagrosamente de fe y esperanza, de paz y concordia, de humildad y grandeza. En ese hilo de voz que Dios ha querido extender hasta este nuevo siglo se esconde el bien más valioso que tiene el hombre: la supremacía de la dignidad humana de toda persona por el mero hecho de serlo frente a la ignominia criminal de quienes siempre pretenderán anularla para imponer sus planes totalitarios, colectivistas y genocidas. Y este gran desafío comienza por rehumanizar nuestro mundo para combatir a los herederos directos del genocidio nazi, el negacionismo, el racismo, el totalitarismo, el terrorismo en todas sus variantes y, cómo no, a todos sus cómplices. Frente a ellos, la voz de los supervivientes se alza como una auténtica armadura moral y un salvoconducto hacia esa paz que anhela el ser humano. Ayer, hoy y siempre. DAVID PÉREZ ES ALCALDE DE ALCORCÓN