Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 4 DE FEBRERO DE 2016 abc. es internacional INTERNACIONAL 33 Obama defiende el islam en su primera visita a una mezquita El presidente de EE. UU. reivindica la libertad de credo y critica la islamofobia JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK EE. UU. desde algunas de las primeras oleadas de esclavos llegados de África y recordó que la libertad de credo que defendieron los padres fundadores incluía específicamente al islam. Ellos ayudaron a construir este país dijo Obama de los musulmanes. Una vieja acusación Cuando Obama fue elegido presidente y todavía hay ecos de ello en las actuales elecciones se le acusó de ser un musulmán encubierto. De hecho, una encuesta del año pasado mostraba que el 29 de los estadounidenses, y el 43 de los republicanos, todavía creen que lo es. No soy el primero bromeó Oba- ma. Los enemigos de Jefferson también decían que él era musulmán Pero el mandatario no quiso negar la realidad: una minoría de radicales siembran el terror en nombre del islam. Contra ello, Obama propuso recordar que todos somos hijos de Dios y por tanto iguales que los estadounidenses no deben renegar de princi- Han pasado más de siete años desde que Obama juró por primera vez, desde la escalinata del Capitolio, proteger y defender la Constitución de EE. UU. Y no fue hasta ayer, casi en modo de despedida de la Casa Blanca, cuando acudió a una mezquita en territorio estadounidense para reivindicar la Primera Enmienda al texto constitucional, la que consagra, entre otras cosas, la libertad de religión. Lo hizo en la Sociedad Islámica de Baltimore, un centro religioso con casi medio siglo de vida y que como muchas otras mezquitas y organizaciones islámicas en EE. UU. han sufrido la escalada retórica antiislámica en la opinión pública y en la batalla electoral republicana, así como esporádicos ataques y agresiones. Un ataque a una religión es un ataque a todas nuestras religiones proclamó Obama. Todos somos responsables de decirlo alto y claro, de rechazar los discursos políticos que tratan de manipular los prejuicios de la gente, de garantizar que los delitos de odio sean castigados La visita de Obama a la mezquita se produce en un momento de alta tensión para la comunidad islámica en EE. UU. Según los datos del Consejo para las Relaciones Islámico- Americanas (CAIR) el número de incidentes en mezquitas se ha disparado en los últimos meses. Solo en noviembre del año pasado, se produjeron 17 de esos incidentes en todo 2014 se registraron 20 y 2015 se cerró con un total de 71 ataques (en los cuatro anteriores años, el número máximo había sido 29) Un arraigado prejuicio Una encuesta de 2015 mostraba que un 29 de los estadounidenses creen que Obama es musulmán pios fundamentales como la libertad de religión, que hay que ser consistentes en la condena a los ataques a esa libertad, vengan de donde vengan, que no se puede ser espectador ante la intolerancia, sino asegurar que EE. UU. protege a todas las religiones; y que no hay que permitir que la retórica legitime a los terroristas en referencia a su negativa a usar el término terrorismo islámico Los musulmanes de todo el mundo tienen la responsabilidad de rechazar el terrorismo exigió. Aquí los líderes musulmanes lo hacen constantemente, tenemos que amplificar su voz Por último, se refirió a los jóvenes musulmanes, carne de extremismo desde las redes sociales: En internet os dicen que tenéis que elegir entre ser musulmanes o estadounidenses. No es verdad, aquí tenéis vuestro sitio, sois parte de EE. UU. sois musulmanes y estadounidenses dijo Obama. Coranes en las sillas reservadas a la Casa Blanca, en la mezquita donde ayer Obama pronunció un discurso AFP Tormenta perfecta Este aumento no fue casual, sino resultado de una tormenta perfecta en la que se mezclaron los atentados teroristas de París en noviembre, la matanza de San Bernardino en diciembre y el giro populista de las disputadas primarias republicanas. En diciembre, Donald Trump propuso una prohibición temporal a la entrada de musulmanes en EE. UU. Antes, Ben Carson había dicho que para que un musulmán fuera presidente debería rechazar el islam Es un discurso político inexcusable contra la comunidad musulmana lamentó Obama, que enumeró los llamamientos que ha recibido en los últimos meses de miembros de esa comunidad en la que denuncian sentirse ciudadanos de segunda o de ser violentados o insultados por practicar el islam. El presidente de EE. UU. insistió en que el islam siempre ha sido parte de EL REPUBLICANO RICK SANTORUM ABANDONA LA CARRERA Los candidatos moderados se lanzan a la caza de Rubio M. E. WASHIGNTON En el largo proceso electoral norteamericano, quien sobresale se convierte en pieza codiciada. Les ocurrió a Ben Carson y Ted Cruz, cuando superaron a Trump en las encuestas en Iowa. Las críticas feroces del magnate frenaron su escalada, aunque al final el senador por Texas lograra la victoria. Y ahora le ha tocado el turno a Marco Rubio, el emergente senador hispano, cuya triunfante tercera posición en Iowa (con el 23,1 de apoyo) le ha convertido en uno de los favoritos propia supervivencia en la carrera. El hispano es hoy el potencial aspirante a relevarles como candidato oficialista, frente a los outsiders Trump y Cruz. O, como él proclama, el de la carrera republicana. Su único que puede unir el partiproblema es que en una comdo New Hampshire, el sepetición siempre se avanza gundo estado en liza, con pria costa de los rivales. En este marias el próximo martes, se caso, los afectados son los representa como una final para presentantes del establishlos gobernadores. ment del partido, el grupo de MARCO RUBIO Otro de los aspirantes regobernadores, Jeb Bush (ex publicanos, Rick Santorum, de Florida) John Kasich y Chris Chris- de 57 años y vencedor en Iowa en 2012, tie (estos últimos hoy en el cargo, en anunció anoche que abandona la caOhio y Nueva Jersey) Para los tres, mal rrera por la nominación y da todo su parados en las urnas en Iowa (ningu- apoyo al senador Marco Rubio. Iowa no por encima del 3 de los votos) el ha sido en esta ocasión su tumba, al auge de Rubio es la gran amenaza a su quedarse en un simbólico 1