Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 3.2.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.560 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO De Irak a las pasarelas La sargento Martínez, de la Guardia Nacional de EE. UU. va a presentar su primera colección de moda, una pasión que descubrió en plena guerra IGNACIO RUIZ- QUINTANO ETIQUETAS España es hoy la partidocracia peor vestida de Europa, aunque los franceses de Mazarino y Richelieu ya notaron la pobre indumentaria de Cisneros n Madrid, la presidenta Cifuentes ha puesto a sus diputados a patrullar las calles por distritos, porque dice que en eso consiste el sistema de representación británico, y nadie la manda a esparragar, ni siquiera los periodistas, que andan ocupados con las primarias americanas, que les parecen, en general, peores que las españolas y con Trump, al que señalan como tonto, siendo multimillonario en la economía más competitiva del mundo, o como fascista, siendo candidato a la presidencia en la única democracia conocida, mientras en España continúa el guirigay partidocrático cuya única novedad son las etiquetas, con los mirones que llamamos analistas observando los vestidos de los jefes de partido como al vuelo de las aves. ¡Pablo de negro en Palacio! Pablemos cree de buena fe que lo admira el mundo, y al vestir de salmantino luto, él, que ya desdeñaba las corbatas y la inteligencia, desdeña también el ego, pues el negro lo rebaja. O puede que le haya ocurrido lo que a Martín Artajo cuando sustituyó en Exteriores a Lequerica y presentaba credenciales el embajador inglés. ¿Uniforme de Falange? No era falangista. ¿Chaqué? Insuficiente. ¿Frac? ¡Ufff! Venga usted con uniforme de embajador ordenó Franco. Por falta de tiempo para hacerse uno, el amplio Artajo pidió el uniforme al menos amplio Lequerica, lo que provocó el comentario de Foxá, presente en el séquito: Yo sabía que muchos ministros cambian de casaca, pero es la primera vez que veo a una casaca que cambia de ministro. Si Pablemos se presentó de Eugenio en Palacio sería porque le dijeron que no podía ir de tahonero, como el primer día, y alguien le prestó la ropa de Sixto Zabaneta, el señor de negro de Mingote. Hay que decir que España es hoy la partidocracia peor vestida de Europa, aunque los franceses educados en Mazarino y Richelieu ya notaron la pobre indumentaria con que España había abordado su mayor gloria: el pectoral franciscano de Cisneros. MANUEL TRILLO CORRESPONSAL EN MIAMI Scarlett Martínez siempre le ha ido la acción. Por eso, esta texana de 31 años hija de colombianos se alistó hace más de una década en el Ejército estadounidense y por su cabeza rondaba la idea de prepararse para entrar en el FBI o la CIA. Pero cuando menos lo esperaba descubrió una vocación oculta. En plena guerra de Irak, hace unos diez años, le dio por hacer tatuajes a sus compañeros de armas y uno de ellos le advirtió de que, más allá de la disciplina castrense, tenía un talento que debía explotar. Al principio era renuente, pero finalmente se decidió a probar con el diseño de moda. Entre guardia y guardia, trazó unos bocetos de unos trajes algo exóticos que llevó a un modisto local para que los confeccionara. De ese modo, MANUEL TRILLO regresó a EE. UU. con las primeras pren- Scarlett Martínez muestra para ABC dos de sus diseños das de lo que iba a ser una nueva carrera y cursó estudios de diseño. Ahora la sargento Martínez combi- momento debe atender la llamada del noche en Irak, un grupo de 176 prisiona su puesto como reclutadora en el deber. Según recuerda para ABC en el neros de Al Qaida a los que estaba cuscuartel de la Guardia Nacional en Fort Miami Hispanic Cultural Arts Center, todiando se alzó y la emprendieron Lauderdale (Florida) con su pasión por donde tendrá lugar su primer desfile, contra ella con unas piedras elaborala moda y se prepara para presentar la en 2011 participó en una misión en Ku- das con una mezcla del té que les dapróxima primavera en Miami su pri- wait y, como ya no podía dejar de dise- ban los militares y la tierra del suelo. mera colección de trajes ñar, empleó uno de los Perdí el 40 de la visión en el ojo izen un desfile en solitario. Perdí el 40 de dos macutos que le per- quierdo, pero eso no me ha parado y Con la mayor naturalidad, visión de un ojo mitían para llevar un ma- he podido seguir en el Ejército, porasegura que compatibili- en una agresión niquí. Todo el mundo es- que el que uso para disparar es el dezar ambas profesiones es de prisioneros taba curioso. Se pregun- recho explica Scarlett Martínez. bien fácil para ella. De taban: ¿Qué lleva esta Por el momento, no se plantea dede Al Qaida, hecho, subraya que estar niña, que parece un hu- jar ninguna de sus dos facetas, aunpero eso no me mano? relata entre ri- que admite que si triunfara en las paen el Ejército le dio la ha parado oportunidad de acceder sas. El tubo en que se sos- sarelas podría abandonar la milicia. al negocio del fashion tenía el muñeco, como no Ambición no le falta. Ha diseñado un Martínez, madre soltera de dos ni- cabía en su equipaje, acabó yendo con vestido para la mismísima Michelle ñas, aprovecha sus días libres en el la impedimenta y el armamento. Obama y le ha escrito una carta para cuartel para dedicar tiempo a la moda. Pero no todo han sido momentos ofrecérselo, aunque la primera dama Sin embargo, sabe que en cualquier felices en la dura vida en el frente. Una no le ha contestado. Por ahora. A E Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Posdata, f. Añadido apresurado a una carta que cambia por completo su sentido. 2. Estrambote en prosa.