Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 3 DE FEBRERO DE 2016 abc. es internacional ABC Cameron celebra la oferta de la UE pese a la queja euroescéptica Tenemos lo que habíamos pedido dice, mientras otros hablan de bofetada LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES no solo no se prohíben, sino que encima el nuevo modelo fomentará que los foráneos se queden más tiempo, pues necesitarán estancias largas para cobrar. En el fondo late una cierta xenofobia en la magnificación de este asunto, porque el Gobierno británico no acaba de concretar qué gasto suponen esos inmigrantes comunitarios que al parecer tan gravoso resulta ni lo compara con cuánto aportan. El juego político El borrador de Bruselas hace otras concesiones relevantes. Por primera vez se reconoce que en la UE hay más divisas que el euro y se deja a los países ajenos a la moneda única fuera de los rescates y medidas para la eurozona. Los parlamentos nacionales tendrán tarjetas rojas para vetar normativa comunitaria, pero solo si el 55 de los países socios lo aceptan. Ese es el punto que ha encendido al alcalde de Londres, Boris Johnson, quien reclama que el Parlamento de Westminster sea soberano para rechazar en solitario leyes europeas. Todo tiene mucho de juego político. Johnson aspira a suceder a Cameron en 2020 y a su rival, el ministro de Economía, George Osborne, le ha tocado defender el sí a la UE. Así que Johnson busca desbancarlo del delfinato cultivando el euroescepticismo. Mientras su diputado Andrew Rosindell calificaba el borrador de Bruselas de bofetada y el influyente editor Rupert Murdoch dueño de The Sun The Times y Sky criticaba en Twitter el acuerdo, Cameron intentaba dar por bueno lo que ha ido negociando. Lo que tenemos es básicamente aquello que habíamos pedido declaraba el primer ministro. Cameron aseguró que se han conseguido cambios sustanciales pero añadió que queda trabajo por hacer para intentar lograr el acuerdo definitivo con sus socios en la cumbre europea de los próximos días 18 y 19. Si allí logra la luz verde, se cree que convocaría el referéndum el próximo 23 de junio. Ayer los otros líderes europeos estuvieron cautos. La canciller Merkel guardó silencio. Renzi se quejó de que se preste tanta atención a la cuita inglesa teniendo encima la alarma del éxodo migratorio. Hollande conversó el lunes por teléfono con Tusk y Cameron, por lo que se cree que ve bien el borrador. Bruselas presentó ayer su oferta de acuerdo para el Reino Unido y a Cameron le suena bien la música y acepta la partitura, aunque señale que habrá que pulirla más. Pero el ala euroescéptica y nacionalista de su partido, probablemente insaciable con cualquier alternativa que no sea dejar la UE, llega a calificar la oferta comunitaria de bofetada y hasta alguna voz tan relevante como la de Boris Johnson la tilda de insuficiente. Tras un fin de semana de negociaciones con Cameron en Downing Street, el ex primer ministro polaco Donald Tusk, ahora presidente del Consejo Europeo, presentó por fin ayer al mediodía su esperadísimo borrador de reforma de la UE para satisfacer las demandas británicas. Haciendo equilibrios para no desvirtuar los tratados, el documento viene a atender muchas de las reclamaciones de Cameron, aunque con matices. El asunto estelar es la inmigración. Cuando llegó al poder, Cameron prometió reducir la llegada de inmigrantes a cien mil al año. Pero hoy esa cifra se está triplicando y hay ya 1,9 millones de ciudadanos de países de la UE trabajando en el Reino Unido. El premier demandaba a Bruselas que los comunitarios recién llegados no recibiesen ayudas sociales durante sus primeros cuatro años. La contraoferta de Tusk es un freno de emergencia que permite a los países de la UE congelar las ayudas durante cuatro años si prueban que sus servicios públicos están desbordados. Pero ese freno debe ser aprobado por los órganos europeos. Además, Bruselas dice que gradualmente el país receptor deberá ir otorgando ayudas. Los euroescépticos denuncian que Cameron ayer en una fábrica de Siemens en Inglaterra AFP Puntos clave del acuerdo Inmigración Bruselas ofrece a Cameron un freno de emergencia de las ayudas a los inmigrantes comunitarios durante cuatro años, que entraría en vigor tras el referéndum. Pero no contempla la supresión total de las ayudas en los primeros cuatro años de residencia del inmigrante, que era lo que pedía el Gobierno británico. Unido quedará al margen de rescates en países de la Eurozona. Soberanía Los parlamentos nacionales tendrán tarjetas rojas para vetar normas comunitarias. Pero el veto deberá ser aprobado por el 55 de los Parlamentos nacionales de la UE. Los euroescépticos exigen que el Parlamento de Westminster pueda desmarcarse por sí solo. El Reino Unido queda fuera de todo proceso de más integración política. Gobierno económico La UE reconoce por primera vez que el euro no es su única divisa y da garantías de que el Reino OGTDT TD; T x GO O KD KD; O? O O gCDP? O bP 0 4 UT P kbWZ b 9 VbQIT wTO W lTJbW qbOZTUbW 41 pO T 6: DC KDQH: KPC q OHC KDQH: KPC nQ ZT STQ S QPTUb J PObU Zb U baZOb ZÊU TaW M- WZ T SbQb PObU ZbP W 9 bW 9+ VbQITp vU WNJ MN WT U WbP ONQZPOb P rb QZ ObPbP bËQ bP J OQbPWb TP P w bO QTLp xbPOTP POZÊU 5 e STQ Q P QMb UT ZU WNZ TPp TUPNWOb TU Z ZTU Pp 5+ %4 %4 4 B; B; 3 %6 %4 %4 B; 3 %6 %4 %4 40 B: 4 9: 6 B %4! 63 I4 8 (8 CB; B BE; 40? %3+ +96: BE; CB; B %6+ 63 I4! 8 C 8 $8 8 (8 1 B G; B -278 A +43: 4 %43 BE; H; B 4 0; BE; B 9: 63 M UOb P 4 e bPOb NU V- KZVT D 9 ep zY VSWTP b 4 V P P PZU ZUO Q P P vVSTQO 4 GGe DGD e V P jvq G 2 j z DG 2 bPOTP POZÊU e ZVSTQO OTObW W QË ZOT b N b T 4 G ep vVSTQO 4 pGGGe DpGG e V P jvq G 2 j z 9 92 bPOTP POZÊU D 9 e ZVSTQO OTObW W QË ZOT b N b T 4 pGD 9 ep l TU T ZVbW P U Wb WOZVb NTObp pvp pr DD 9) r lv